lunes, noviembre 17, 2014

Sin pasado, sin futuro





Este post lo tengo pensado hace tiempo. Mejor dicho, desde que los partidos actuales de derecha perdieron el respeto y la dignidad. El actuar y los dichos de ambos partidos UDI y RN simplemente lo han agravado. A decir verdad, desde que el historiador Gonzalo Rojas comentó unas palabras de un diputado de la UDI, Javier Macaya , quien sostuvo que el pasado reciente era un lastre: “Queremos hacer nuestro aporte, queremos elaborar este documento que se va a trabajar entre muchos, con una mirada fresca, que contribuya a que todos comencemos a sintonizar con los temas de futuro y dejemos de estar anclados en el pasado”.


Gonzalo Rojas hace notar que para Macaya el pasado es algo pesado. Por eso dice ‘estar anclados’. ¿Qué más pesado que un ancla? Para el diputado y su séquito, el pasado no sirve para entender el presente. El pasado es algo congelado. Si es así, ¿de qué personajes históricos de la historia de Chile y de Occidente un joven político va sacar una inspiración o modelo que modele su actuar? Entonces, no tiene sentido inspirarse, por lo menos, en términos de actos el en ex presidente de la vieja derecha, Jorge Alessandri; en el ministro Diego Portales que dejó su impronta en la naciente República con el llamado “orden portaliano” o el gobierno conservador de Manuel Montt. Ambos del siglo XIX.

 Si sostiene que el pasado es un lastre, es porque han abandonado la historia dejando la Izquierda la cambie a su antojo, hasta tal punto de que han convencido a ambos partidos cambiar un punto importante de su declaración de principios. Renovación Nacional, el otro partido pretenden reescribir sus principios en el próximo consejo general que realizará el fin de semana del 22 y 23 de noviembre.
 
El pasado sí importa. Lo prueba la película The Gathering Storm,que se basa la autobiografía en el primer volumen de seis sobre la Segunda Guerra Mundial que escribió el ex primer ministro inglés Winston Churchill, quien es personificado por el actor Albert Finney. La traducción sería Amenaza de la tormenta. Hay una escena en que el político sube a una colina y desde lejos recuerda al duque de Marlborough durante la Batalla de Blenheim o la Segunda Batalla de Höchstädt, ocurrida en el siglo XVIII. Específicamente, en la Guerra de Sucesión Española. De hecho no fue una licencia artística del director británico Richard Loncraine, quien fue además, fue director de la miniserie Band of Brothers. El primer ministro inglés escribe “una oruga, sobre la que todas las miradas se posaron, comenzó a arrastrarse incesantemente por el mapa de Europa, llevando consigo el destino de toda la guerra”. 
 Como escribí el 31 de marzo de este año: “La derecha al borrar su pasado, se queda sin futuro, mientras la Izquierda se aferra a su pasado y lo proyecta al presente”. Tanto es así, que el socialista Ricardo Lagos para el cuarenta aniversario considero el nefasto gobierno de Allende era algo único en la Guerra Fría, que no se veía algo así desde que los anunakis arribaron a la Tierra. Bachelet se siente orgullosa de su ‘legado’ del agente de la K.G.B, sin importarle las colas, el mercado negro y los grupos armados que amparaban. Los únicos que no han querido admitir que la Nueva Mayoría es la continuación de la Unidad Popular, y que les gusta mirar a Venezuela más no el pasado son los propios dirigentes de la ex derecha y la neoderecha. A menos que hayan visto por la radio Bio-Bio el comentario de Tomás Mosciatti del verdadero proyecto fundacional y mesiánico de Bachelet. Recién se dieron cuenta que la coalición demócrata cristiano socialista comunista quiere más socialismo.


Quizás la nueva dirigencia de la UDI prefiera reemplazar la canción “Soy libre” de Nino Bravo, que trata sobre unos alemanes que se escaparon del paraíso comunista de la ex RDA –donde la actual mandataria aprendió chamanismo- por “Todos Juntos” de los Jaivas o la canción del comunista terrorista, Victor Jara, “El derecho de vivir en paz”. Por cierto, durante la década del 70, o sea, durante el Gobierno Militar, a los zurdos les producía urticaria escuchar la canción Bravo, luego del debacle de la revolución marxista de Allende.
 Según el diputado, lo que divide a los chilenos es el plebiscito de 1988 entre los que votaron SI y No. Apreciación parecida tiene el ex ministro de Hacienda del primer gobierno de Bachelet, Andrés Velasco que, según los medios, su grupo Fuerza Pública y Red Liberal establecieron una alianza con los neoderechistas de Amplitud , ya que la Nueva Mayoría se volvió muy a la Izquierda. Naturalmente, la nueva dirigencia de la UDI también quiere borrar de su declaración de principios el derecho a la rebelión y la lucha contra el totalitarismo de la Unidad Popular. Chile está divido gracias a la famosa declaración de Allende, “que él no era presidente de todos los chilenos”, y que la Izquierda ha continuado con a persecución a los militares. Eso lo vimos en las últimas Fiestas Patrias, cuando la periodista Mónica Rincón le pregunta a Bachelet sobre anular la Ley de Amnistía de 1978, a lo que ella responde: “Son delitos de lesa humanidad, imprescriptibles . La justicia nazi que tenemos están desquiciada, que un juez condenó a militar que había muerte hace n cantidad de años, por lo cual tuvo que sobreserlo-, y, una jueza interrogó a un marinero ya que viejo, que tiene Alzheimer en los tribunales de Valparaíso.


A la nueva directiva de la UDI le pareció bien la propuesta del neoderechista Hernán Larraín Matte, hijo del senador de ese partido Hernán Larraín y los académicos que firmaronla carta transversal por la reconciliación y los derechos humanos, que ambos partidos de al ex derecha eliminen el artículo donde reconocen la labor libertadora de las Fuerzas Armadas que nos salvaron del totalitarismo. Entre paréntesis, la derecha twittera que personifica los firmantes de esa carta en términos de porcentaje es menos que los homosexuales en Chile. Desafortunadamente, el director de la Fundación Horizontal está como panelista permanente en los programas como si representase a la Derecha, a la cual se encargó de destruir junto con el ex presidente Piñera.
 En efecto, la declaración de la Unión Demócrata Independiente dice así: “La Unión Demócrata Independiente destaca el patriotismo y espíritu de servicio de las Fuerzas Armadas y de Orden de Chile, cuyo origen y gloriosas tradiciones se identifican con el surgimiento y defensa de la chilenidad a través de toda la historia del país, incluida su acción libertadora del 11 de septiembre de 1973, que salvó al país de la inminente amenaza de un totalitarismo irreversible y de la dominación extranjera, culminando así una valiente resistencia civil y recogiendo un clamor popular abrumadoramente mayoritario”.

El senador Hernán Larraín, que hace tiempo atornilla al revés, también es partidario de cambiar la declaración de principios : “No solamente cambiar una declaración, sino además justificar por qué, y ese es el debate que tenemos que tener para los efectos de seguir avanzando. Y si de alguna manera habrá que reafirmar el compromiso con la democracia y defensa de DD.HH”. Sin embargo, desde 1990 ha dado su voto para que los terroristas sean indultados. Y su último tongo fue el libro que escribió con el socialista Ricardo Núñez Voces de la Reconciliación, mientras a los militares les niega la Ley de Amnistía y la igualdad ante la ley. 
 A los firmantes de esa carta no se les ocurre pedir derrumben las dos estatuas de Allende y que le cambien de nombre a los colegios y el Salón Blanco de La Moneda que llevan el nombre del ex presidente marxista. 
 En esa oportunidad, el nieto del general Pinochet, Rodrigo Pinochet dijo lo siguiente de la pretensión de la UDI de eliminar el artículo en que reconoce el papel libertadora de las Fuerzas Armadas, que nos salvo del comunismo: "La mutilación de la declaración de principios de la UDI representará el paso final para la muerte de un partido clave en la contención del totalitarismo". 
 Me asombró leer la declaración que hizo la ex intendente de Concepción y actual senadora por la VIII Región Costa, Van Rysselberghe, quien dijo no estar de acuerdo con el nieto del general Pinochet, pues, según ella,  "los principios de la UDI son otros: libertad de las personas y emprendimiento". A la ex alcaldesa de Concepción la defendí varias veces desde mi blog, cuando la atacaron los paniaguados de Piñera, ya sea político o académico, ya sea la ex Concertación. Sus palabras me decepcionaron. ¿Cómo van a defender a la libertad de las personas y de las diversas actividades que nacen de la división del trabajo en una sociedad libre sino tienen de frente su contraparte? Cuando leí las palabras de Van Rysselberghe, me acordé del libro que escribió el historiador Gonzalo Rojas, Chile escoge La Libertad y del capítulo “La Nueva Estructura Constitucional”. En ella, el actual columnista escribe: “En el capítulo anterior ya hemos visto que el tema del marxismo no está nunca ajeno a las preocupaciones del Presidente. Por eso, advierte que el nuevo modelo constitucional tendrá como mecanismo de protección la exclusión de cualquier doctrina totalitaria de la vida cívica”. Mas adelante, dice: “Por eso consulta a Jaime Guzmán”.
 El diputado Macaya, la senadora Van Rysselberghe y el senador Hernán Larraín el que exista en una sociedad libre un grupo minoritario que intente imponer un estado totalitario no es un asunto de su partido. El asesinado senador Jaime Guzmán durante la Unidad Popular se la jugó por las libertades dentro de su campo de acción, y luego en el Gobierno Militar se encargó de crear una institucionalidad que impida el totalitarismo. Con todo, para el senador Larraín es irrelevante. Repito brevemente lo que escribió Gonzalo Rojas en su columna ‘Revisar la mirada histórica’. A los tres no les importa que en el Acuerdo de la Cámara de agosto de 1973 se exprese el derecho a la rebelión, por primera vez en nuestra historia. ¿Qué no entendieron del actuar y del pensamiento de Jaime Guzmán? 
 A los partidos de la derecha les molesta sacarle a los ex UP y las nuevas generaciones de la Izquierda su pasado terrorista y totalitario. Se creerán el cuento que decir una verdad atenta contra la amistad cívica, que es una expresión que usaba el socialista Ricardo Lagos durante su gobierno y contra la reconciliación. 
 Según el diputado de la UDI, Felipe Ward el nuevo documento, “desde una generación distinta una visión moderna en materia de derechos humanos”. ¿Cuál es la visión moderna de los derechos humanos, si no son capaces defender la Ley de Amnistía y el Estado de Derecho? ¿Cuál visión, si les niega a un grupo de chilenos una ley que está vigente? Quizás le guste el defensor del pueblo, que se convertiría en el defensor de los terroristas y violentistas. 
 El periodista norteamericano, James R. Whelan, autor Desde las cenizas: vida, muerte y transfiguración de la democracia en Chile 1833 – 1988, pone las siguientes palabras como epígrafe de Régis Debray: “La burguesía chilena, una de las menos estúpidas del mundo, se defiende abriéndoles sus brazos a su rival…” .

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

15 Comments:

Blogger Jose Cornejo said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

3:38 p.m.  
Blogger Jose Cornejo said...

"Quien reniega de su cuna, escupe en la cara de quienes se sacrificaron para que ese ser llegue a ser lo que es"

El problema que hay al interior de la UDI es un problema propio de aquellos que pretenden usar el partido para sus propios fines, pasandose por el culo la verdadera razon de ser de éste.

¿Qué pasó con el legado de Simón Yévenes y Jaime Guzman? ¿de que valió la sangre de estos dos verdaderos líderes que cayeron a manos del zurderío carroñero, al que estos oportunistas hdp le rinden pleitesía y obedecen como esclavos? ¿ellos murieron por nada acaso?

Manga de soberanos HDP!!!! como es posible cambiar las bases que costaron la vida y la sangre de estos líderes, con pantalones y cojones bien puestos y que se sacrificaron por un ideal? estos cabrones solo están demostrando que tanto Yévenes como Guzman, dieron la vida POR NADA... un sacrificio en vano, cediendo a las exigencias del sector que los asesinó a mansalva, actuando solo por cobardía, por temor.

El que reniega de su pasado, vivirá siempre atormentado porque tarde o temprano, este pasará la factura.

como dije antes y completando la cita de Jefferson: "el arbol de la libertad también debe ser regado con la sangre de traidores y vendepatrias", y estos son unos muy buenos candidatos para serlo.

3:40 p.m.  
Blogger Javier Bazán Aguirre said...

José Cornejo:
Desde mi blog siempre he dicho que los representantes de derecha actual, no les ha importado la muerte de los militantes de ex Partido Nacional y de los comunes que murieron asesinados por los terroristas del Mir, en la Unidad Popular. La muerte del dirigente juvenil del Partido Nacional, Rolando Matus fue en vano. Y lo mismo vale para los comunes de la DC de ese período que fueron asesinados por la Izquierda.

Nunca entendieron el legado de Yévenes Y Guzmán, de lo contrario no dirían las leseras que dicen.Ganó 'el cosismo' de Lavín.

3:55 p.m.  
Blogger Maximo said...

El problema es que la derecha se sintio tan segura con una Concertacion que administraba el modelo, que dejaron de lado la difusion de las ideas que llevaron a la formacion de dicho modelo. Por eso quieren borrar con el pasado, un pasado que no supieron defender y que quieren olvidar para sumarse a la mayoria.

10:41 p.m.  
Blogger Javier Bazán Aguirre said...

Maximo:
Eso es cierto. Creyeron que los socialistas habían cambiado, aparentemente. Por eso, se dedicaron a los negocios dejando de lado las ideas.Creyeron que solamente con dedicarse con reducir la politica a políticas públicas tendrían controlada la Izquierda. Sin embargo, les falto defender los fundamentos de la sociedad libre y el respeto de la propiedad privada. Esto último lo dijo Axel Kaiser. Se sienten avergonzados de cómo nació el modelo.

11:16 p.m.  
Blogger Challenger said...

Es que uno va de decepción en decepción con esta gente. Un día dicen algo cuerdo y al otro desconocen su historia y se rinden ante la izquierda.

El cambio de las declaraciones de principios de ambos partidos de la Alianza es prácticamente inevitable. La propaganda izquierdista no solo se las ha ingeniado para que se asuman como ciertas las "violaciones a los DDHH" sino que también para que quienes defendían el "modelo", cada vez lo hagan menos y caigan en la misma retórica de la desigualdad, los abusos y un largo etcétera. La involución del pensamiento de la derecha, -repito- influenciado por la propaganda marxista es más o menos así:

1. Los militares salvaron a Chile y fue necesario el uso de la fuerza
2. Los militares salvaron a Chile y se usó fuerza desmedida. Sin embargo, gracias al modelo económico Chile progresó como nunca antes.
3. Los militares violaron los DDHH; el modelo económico trajo progreso pero mucha desigualdad.

Para qué les detallo el punto 4; La completa negación.

Como he escrito otras veces, en la medida que no se legitime el GM completo, siempre se caerá en "pecados originales" o "des legitimidad de origen" que tácitamente le dan la razón a la izquierda. Es por eso la obsesión con magnificar las consecuencias del uso legítimo de la fuerza por parte de los militares. Incluso muchos liberales (de los de verdad) tampoco se atreven a entrar en este tema pues sería "antiliberal" defender un gobierno militar.

Curiosamente, hace casi un mes, en mi blog privado mío de mí jajaja escribí una pequeña reflexión al respecto y que titulé "¿Es de liberales apoyar regímenes autoritarios?". Quizá algún día la publique. Es que esto de escribir para otros es también asumir una responsabilidad y renunciar a parte de la libertad (cosa que admiro en ustedes).

Saludos

2:39 p.m.  
Blogger Challenger said...

A propósito de esto mismo:
HPdA: “Declaración de principios”

Ya quisieran muchos tener esa lucidez y claridad.

3:00 p.m.  
Blogger Javier Bazán Aguirre said...

Challeger:
Buen resumen de los tópicos en torno al Gobierno Militar y los derechos humanos. Y los repiten esos cliché de la Izquierda son los llamados liberales de la derecha que dicen lo tú afirmas. Esperaban quedarse de brazos cruzados, después debacle de Allende. De acuerdo con ellos, los militares no debieron haber introducido el modelo, ni abrir el país mundo.

Ningún liberal, ya sea columnista o investigador o político defiende el Estado de Derecho. Ninguno defiende la Ley de Amnistía y la igualdad ante la ley.

Mi próximo trata, justamente, Renovación Nacional, que este fin de semana, se va suicidar al borrar el artículo en que reconoce la labor libertadora de las Fuerzas Armadas y de Orden.

El Gobierno Militar no tiene ningún pecado.

A los académicos y políticos ni siquiera les ocurre una solución como la que hubo en después de la Guerra Civil de 1891.

saludos

3:15 p.m.  
Anonymous Dark Knight said...

El problema es que la UDI por más que quiera mutilar sus principios va a seguir siendo para los comunachos un partido relacionado con lo conservador, los "fascisstasss" y el Opus Dei, cosa de leerlos vomitar su odio por twitter, así que de nada les servirá hacer borrón y cuenta nueva si buscan captar izquierdistas renovados o quintacolumnistas como los de Amplitud.

Ya nada bueno se puede esperar de una derecha que tiene una actitud de nunca quedas mal con nadie, porque por un lado busca complacerse con la izquierda renegando del GM pero por otra tiene exponentes que siguen criticando las ideologías heredadas de la escuela de Frankfurt como el lobby gay, aborto y similares, aunque veo que éstos también se están quedando solos. La izquierda los critica sin piedad y ellos en lugar de defenderse con firmeza han adoptado una posición cobarde de "poner la otra mejilla".

Lo que es yo espero que se constituya como partido político el movimiento del capitán (r) Pinochet Molina "Por mi Patria", con cuyos principios adhiero y que ojalá le reste votos en un futuro próximo a esta derecha tan pusilánime.

9:44 p.m.  
Blogger Javier Bazán Aguirre said...

Dark Knight:
La Izquierda hace ver a los conservadores como si fuesen retrógrados, cuando los que son así están en la Izquierda.

¡Qué importa si son del Opus Dei! ¿Dónde quedo la cacareada diversidad?

Los Izquierdista renovados son sienten identíficados con la UDI, menos los de Amplitud.

Según la última elección de Feuc, lo que tienen porvenir son los conservadores.

Eee el problema de la Derecha: Quedar bien con todos. Eso es el piñerismo.

A mí me invitaron a participar en el movimiento 'Fuerza Solidaria', quien también lo encabeza un ex militar.

2:22 p.m.  
Blogger Jose Cornejo said...

Tengo mis diferencias con Por Mi Patria, a pesar de ser liderado por un nieto de Mi General. en algunos casos se pone "liberal" y en otros se pone medio conservador (ya que apoya el AVP por ejemplo)

sin embargo soy simpatizante de la Alianza Democrática Nacional (ADN)la cual también recoge el legado de la Junta Militar y que está proxima a conformarse como conglomerado político.

Esta mañana escuché en Bio Bio que la UDI hizo una alianza con los zurdocarroñas del PC... aunque suena un chiste de pésimo gusto, pero es verdad. ya que necesitan los votos para frenar el caso penta y de ahi frenar tambien el caso Arcis...

Estos UDIOTAS no aprendieron la leccion de lo que significa negociar con un comunista.

2:56 p.m.  
Blogger Javier Bazán Aguirre said...

José Cornejo:
Los partidos que emerjan tiene que hacer referencia al levantamiento civil contra Allende y al Gobierno Militar. Además de Diego Portales.

El ex alcalde Hasbún le puso el nombre a una calle Gladys Marín. A estas alturas no se le puede pedir mucho a la UDI.

6:18 p.m.  
Blogger Javier Bazán Aguirre said...

Además no han expulsado al senador Hernán Larraín.

6:19 p.m.  
Anonymous Dark Knight said...

Pienso que el primer movimiento que esté en sintonía con los que posteamos acá (ideal portaliano, anti marxismo, reivindicación del GM) que logre juntar las firmas para ser partido político tiene que tener el apoyo necesario para quitarle los votos a la derecha vendida de la Alianza, sería lo ideal como un nuevo partido que reúna a todos los desencantados con la UDI y RN y que a la vez se conviertan en una nueva alternativa para enfrentar ideológicamente a la izquierda.

Si es PMP, ADN u otra le daré mi apoyo, y ojalá todos estos movimientos hicieran un frente común y logren superar diferencias; la unión hace la fuerza y en la situación actual es más necesaria que nunca.

Mi sueño es que en Chile tengamos un equivalente local al Frente Nacional francés de Le Pen (adaptado obviamente a nuestra situación como país) que ha logrado captar una gran adhesión gracias al descontento de los ciudadanos con las élites políticas de ese país.

Pasando a otro tema me llama la atención que la UDI haya pactado con los comunistas justo cuando hoy veo en los noticiarios que unos diputados de ese partido pidieron protección policial luego que los amenazaran telefónicamente por investigar a la Arcis... paradójico por decir lo menos pero bueno los políticos son así, se tiran mierda frente a las cámaras pero tras bambalinas se dan palmazos en la espalda como buenos amiguis.

10:18 p.m.  
Blogger Javier Bazán Aguirre said...

Dark Knight:
Tres características: portaliano, antimarxista y reivindicar al GM. Y con ello, las fuentes liberales y conservadoras.

10:58 p.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home