sábado, noviembre 16, 2013

Libertad o esclavitud


Si gana la abstención, no hay Revolución chavista. Con todo, deseo que gane la candidata Evelyn Matthei.

 Al contrario de lo que piensan los políticos y los académicos, el voto de abstención no es contra sistema político y económico, salvo los que vienen de la extrema Izquierda. Simplemente, quiere decir que independiente quien gobierne no haga idioteces y que los parlamentarios no redacten leyes estúpidas. Un tía abuela que siempre vivió pobre en Recoleta decía, y creo que resume la mentalidad del abstencionista: “No importa quién gobierne, igual tengo que trabajar”. Ningún gobierno la ayudo. Y para trabajar se necesita orden, tranquilidad y libertad.
 Ahora bien, dentro el grupo de los que se abstienen a votar, yo distinguiría dos grupos: los conformistas y los abstencionistas de Izquierda. A los primero les da lo mismo quien gobierne, mientras no les altere radicalmente su diario vivir. Mientras no cambien su vida burguesa. Si alguien tiene otro nombre, qué lo diga. Se me ocurrió llamarlos a este tipo de ciudadanos ‘El gran Lebowski’, alias ‘Dude’ ¿Recuerda la película, donde actuaba Jeff Bridges? Al fulano que le gustaba el bowling. Son buena onda, ni son destructivos. Por el contrario, los segundos invocan el llamado ‘poder popular’ siempre cuando ellos son los que decidan y corten el queque en desmedro de las elecciones institucionalizadas. Naturalmente, desean una Asamblea Constituyente excluyendo a los que no piensan como ellos. No sé si habrán visto carteles en otras ciudades llamado a la abstención por parte del colectivo PC (AC), que es el Partido Comunista. De nuevo el poder popular que se hablaba en tiempos de la Unidad Popular. En la avenida España, que es la autopista que une Viña de Mar con Valparaíso, he visto varios rayados de la Izquierda todos llamando a la abstención. El último que vi decía: “No votar poder popular”. Había uno del grupo terrorista Frente Patriótico Manuel Rodríguez: “Ni candidato ni constituyente Revolución Únicamente”. Se volvieron troskistas. Otro: “No votar crear poder popular FER”. Fer significara, supongo, Federación de Estudiantes Revolucionarios. Otro parecido al anterior: “No votar Todo el Poder al Pueblo”. Uno cerca de la Casa Central de la Universidad de Valparaíso: “En la calle sin permiso Lucho y Organizo ABSTENCIÓN PC (AC)”.Son totalitarios. Para nosotros es bueno que haya este tipo de personas en la Izquierda, lo que significa que muchos no se sienten representados por las candidaturas de su sector.


 En esta elección, la Izquierda representada en la Nueva Mayoría ha roto el consenso económico y político. En el primero desea sustituir el capitalismo y en el segundo crear una nueva constitución que no respete los derechos individuales: la libertad, la vida y la propiedad. Hace tiempo en uno de los canales del Discovery mostraron que los sur coreanos se sentían orgullosos de la economía de mercado, que les había permitido levantarse de las ruinas, y crear los astilleros más grandes del mundo y tecnología, entre ellas, el automóvil de ese país, mientras aquí, un grupo desea destruir las libertades. ¿Habrá que vivir al lado de un país comunista para valorizar el capitalismo?
 En esta elección, también se votará también por la marca AC, que significa Asamblea Constituyente, gracias a la gentileza del general traidor y ex comandante del Ejército, Juan Emilio Cheyre, quien fue el último director del Servicio Electoral. Lo que antes se considero ilegal, ahora será legal. Antes las marcas eran nulas: “Se marcó claramente una preferencia, pero no en la forma correcta. Puede tener leyendas, otras marcas o señas gráficas accidentales o voluntarias. Deben escrutarse a favor del candidato que indique la preferencia y podrían ser objetas”. Así dice en el tríptico que entregaron a los vocales.

 Michelle Bachelet y los otros candidatos de Izquierda no se arrepienten de la Unidad Popular. De hecho, consideran que el proyecto está vigente. Bueno, si sale la candidata de la Mayoría, además, de lidiar con la delincuencia habitual, aparecerán los matones al estilo VOP, la Brigada Ramona Parra y otros que serán protegidos por el Instituto Nacional de los Derechos Humanos. Esos matones ya se han visto en los ‘Movimientos Sociales’ y se vio en la semana previa a las Primarias de junio, en la Alameda, en Santiago. Dependiendo de los resultados de mañana, esos termocéfalos están esperando el momento de aparecer, si nuestro sector muestra debilidad, como la hecho el actual gobierno partiendo con el bochornoso affaire de Barrancones y en la huelga de los terrorista mapuches que emboscaron al fiscal Elgueta.
 Algunos todavía tienden a separar a Bachelet de quienes la apoyan, tal como hicieron con Allende. Álvaro Vargas Llosa lo hace en su última columna en ‘La Tercera’. Se nota que no conoce la historia de Chile. Más aún, califica de ‘moderada’ a la ex presidenta. A la candidata de la Nueva Mayoría parto del supuesto que regía en la justicia antigua, que es culpable, mientras no se demuestre lo contrario. Ella es las colas de la Unidad Popular. Ella es Camila Vallejo. Ella son las armas de la Unidad Popular. Ella es ‘la calle’ o ‘los encapacuchados’. Ella son las armas de Carrizal Bajo. Ellas son los hermanos Vergara del Mir. Ella es la comandante Tamara del FPMR. Ella es Patricio Bustos del SML. Ella es Miguel Enríquez. Ella es Girardi. Ella es el diputado comunista, Guillermo Teillier. Ella es el Muro de Berlín. Ella es Celestino Córdova.



La candidata comunista Camila Vallejo dijo que si llegan al gobierno estarán con un pie en el parlamento y otro en “la calle”. Bachelet va obedecer “la calle”.

 Ahora que los representantes de los ‘Movimientos Sociales’ están de candidatos al parlamento, la Izquierda ha tratado de crear en los meses previos a la elección un clima que ellos llaman de ‘efervescencia social’ o de ‘crisis’ a raíz de los cuarenta años del pronunciamiento militar. Por eso, tuvimos el paro en la empresa estatal Correos de Chile, en el Servicio Médico Legal y en el Registro Civil, para terminar con la guinda de la torta, con la huelga de la basura. Todos esos son servicios del Estado. La mayoría de la personas están trabajando, creando nuevos emprendimientos y disfrutando del sistema. Por tanto, cuando los medios de Izquierda como ‘El Mostrador’ han hablado de crisis, es más falso que los falsos exonerados políticos y los falsos detenidos desaparecidos. Ellos están empleando las mismas tácticas que usaron los comunistas y los nazis en el siglo pasado. La Nueva Mayoría tiene al PC chileno. Ellos crean los conflictos para mostrarse como los únicos que pueden resolver los problemas con sus recetas. Dicho sea de paso, para la semana de fiestas patrias no se vio efervescencia social, pues todos estaba degustando los asados, y lo mismo ha ocurrido en los largos fines de semana, donde los santiaguinos salen, ya sea a Viña, a La Serena o al sur de la capital. En el reciente libro publicado ‘Nueva Amenaza Socialista en el Horizonte’ de los autores Carlos del Campo García Huidobro y Juan Antonio Montes Varas se refuta con datos duros que los ‘estallidos sociales’ no tienen ninguna base. Se puede bajar en pdf. 

Cuando escribí el post ‘1970, 2013’, recordé que para la elección de 1971 hubo un gran porcentaje de chilenos que abstuvieron de votar. Con todo, Allende pensó que tenía respaldo popular para llevar a cabo sus medidas. Para eso sirve la historia. Un atisbo de esa locura vimos después de las Primarias, donde dirigentes de la Nueva Mayoría hablaban como si el 90% de los electores hubiese participado, cuando hubo una abstención del 80%. La UP se fijo solamente en los votos que sacaron el Partido Nacional y la Democracia Cristiana, dejando de lado a las personas que se abstuvieron de votar. Cuando las cosas se pusieron feas en el gobierno marxista, aquellos se abstuvieron se volcaron en contra la UP, hasta finalmente, llamaron a los militares. Recientemente, el historiador Gonzalo Rojas escribió algo parecido. No menciona a los que se abstiene, sino que habla de los hedonistas consumidores. En efecto, el columnista de ‘El Mercurio’ escribió en su columna ‘La Izquierda arriesga su colapso’, en caso que ganara: “Pero en esa aparente fortaleza está su debilidad. Porque al menospreciar la izquierda a esas masas egoístas, consumistas y hedonistas del Chile medio de hoy, podría pasarle que, al dañarles su empleo, su educación y su consumo, se encuentre con otra oposición, ni más noble ni más digna que la del 73, pero quizás nunca imaginada”. Ese es el perfil de la abstencionista buena onda. El ‘otro modelo’ de los autores Guillermo Larraín, Javier Couso, Fernando Atria (el pelado de ‘por las buenas o por las malas’), José Miguel Benavente y Alfredo Joignant desprecian a los hedonistas consumidores, pues ellos saben lo que nos conviene. No es broma. Son los ungidos que retrata el economista afroamericano de la derecha norteamericana, Thomas Sowell. Rojas cita algunas palabras del libro: “Habiendo llegado a su fin, poco importa el camino que se siguió”. Él lo traduce que justifican las movilizaciones. Extorsión. Sobre la asamblea constituyente, cito : “En todo caso, los redactores no vacilan en contradecirse al afirmar que si no hay una salida constitucional como la que ellos quieren, podría aparecer un caudillo que aproveche el descontento para sus propios fines (118). O sea, un caudillo distinto del caudillismo pseudo intelectual que ellos mismos ofrecen hoy”.



Por eso en esta elección presidencial es importante tanto que la Alianza saque varios parlamentarios con el propósito de que la Nueva Mayoría no tenga quórum en ambas cámaras como que gané la abstención mayoritaria y abrumadoramente. De ese modo, sumado los votos de la Alianza más los de que se abstienen la Nueva Mayoría se convertirá en la Nueva Minoría. Sería un jaque. Si Bachelet pierde, mate.

 Me contaron que para el cierre de la carrera presidencial, el canal Megavisión cortó el programa de la doctora Polo para transmitir el cierre de la campaña de Bachelet. Duró media hora. Faltó no más que hubieran hecho cadena nacional. Así de serviles están los grandes empresarios.
 Si gana la abstención, la Nueva Mayoría no tendrá respaldo para sus planes, ya que la mayoría no los apoyó.
 Esperemos que mañana podamos cambiar el karma de dispararnos los pies cada cuarenta años.

Etiquetas: , , , , , , , ,

14 Comments:

Anonymous Anónimo said...

muy buen analisis

la gente no se da cuenta de que sociedades la mayoria de las veces ,se ven amedrentadas y manejadas por minorias violentas ..como lo ha sido siempre el PC...
no se que pasa en chile ....nos falta cultura ,capacidad de analisis ,...no se ...no me cabe en la cabeza la falsa imagen que se ha creado frente a esta mierda ....hoy leia algunas declaraciones de walker de la DC ...en el que decia que con solo el echo de nombrar a bachelet ... todas las puertas se abren y a la gente se les ilumina la cara (give me a fuckin break!!! diria un gringo frente a lo patetico de este tipo).........como se puede llegar a hablar tantas ridiculeces ......yo creo que estan tan deseperados y la vez ansiosos de poder ...y lamen el culo,las patas y lo que sea con tal de tener un puestecito que les permita seguir gozando de los beneficios que les brinda la politica ...el bienestar del pais ..les importa un p....ucho
veremos que sucede una vez que la gordi llegue al poder .....espero que chile se vaya a la mierda y que quede la cagada mas uno ...por que esa es la unica forma que la mayoria de los ignorantes y cerebros lavados ...puedan probar lo que nosotros probamos cuando goberno el borracho
saludos

7:44 a.m.  
Blogger Jose Cornejo said...

Ahora chile está sentenciado a ser el país mas weon del mundo. además que es el único que tropieza más de 2 veces con la misma piedra.

11:10 a.m.  
Blogger Javier Bazán Aguirre said...

Anónimo:
Me toco ser vocal de mesa. Y uno de los vocales era partidario de Bachelet. No sé que espera la gente humilde que voto por ella, si todo lo que tiene ahora es producto del mercado. Y los ungidos de la Nueva Mayoría desean acabar con el mercado.

José Cornejo:
Así es. Pensé que con el poder la palabra, podía evitarlo.
Mi optimismo demasiado. El americano medio es más inteligente que el chileno.
Con todo, viendo algunos titulares la Nueva Mayoría requiere de la nueva minoría, esto es, la derecha para hacer los cambios en la Constitución. Espero que nuestros representantes no se presten a idioteces todo 'por la democracia de los acuerdos'.

La Nueva Mayoría es realidad minoría, porque la abstención fue del 50% más los votos de la Alianza de 25%.

11:51 a.m.  
Blogger Jose Cornejo said...

Javier, ahora que la segunda vuelta está en proceso, la idea es acercarse a Evelyn y alejarla de quienes la asesoran (todos marionetas de piñera) y que vuelva a ser la mujer de hierro que represente a la derecha y conquiste a ese 50% de electores que no votaron.

Dejemonos de pajerismos y que no nos metan el "adminiculo en el globo ocular"

2:50 p.m.  
Blogger Maximo said...

Efectivamente, solo voto la mitad del electorado; y la ayudista obtuvo menos de la mitad de la otra mitad.
La gente que no fue a votar es solo de desidia, los que llaman a no votar son cuatro gatos.
Los AC (según ellos mismos) fueron el 8%. Nada.

8:04 p.m.  
Blogger Javier Bazán Aguirre said...

Maximo:
Vote por Evelyn. Sin embargo, llamar a la abstención en mi caso, tenía un propósito que la Nueva Mayoría quedará en mi minoría.

8:39 p.m.  
Blogger Javier Bazán Aguirre said...

José Cornejo:
Si Matthei cambia, es mate.

8:40 p.m.  
Blogger cristian said...

A la luz de los ultimos resultados y al contrario de las opiniones de supuestos expertos electorales, Evelyn Matthei tiene una gran oportunidad de sumar muchos votos e incluso ganar en segunda vuelta si es capaz de salirse del cuadro aparente y buscar esos votos favorables en donde abundan: entre los millones que el 17-N se abstuvieron de ir a votar. Y un porcentaje importante de ellos fueron los votos duros de derecha, a quellos que se desencantaron con la tibia defensa ideológica que la campaña de Matthei hizo con respecto a los genuinos valores de la derecha y su asimilación y excesiva adhesión a Sebastián Piñera , que los traicionó una y otra vez. Dos evidencias apoyan ésto: la votación de Matthei (25%) está muy lejos de aquélla tradicional de la derecha de los últimos años , que no bajaba del 45% en presidenciales. ¿dónde se fueron esos votos? algunos a Parisi, la mayoria a la abstención. Y segundo, el inexplicable y sorpresivo triunfo de los parlamentarios de la nueva derecha (o, mejor dicho, seudoderecha) sobre los genuinos sostenedores del pensamiento de derecha (caso Golborne, los hermanos Zalaquett, etc) lo que revela que la derecha dura , incluyendo la familia militar, no concurrió a votar ni siquiera por sus candidatos parlamentarios afines, castigando así a su sector por su escasa fidelidad ideológica.
Por el contrario, en un caso opuesto, el candidato UDI a diputado Arturo Squella de la circunscripción 12 obtuvo la primera mayoría en su distrito apelando a grandes gigantografías con mensajes tales como "No más discriminación a las FFAA" y "Más seguridad en nuestros hogares", conceptos que muchos UDI ni siquiera se atrevieron a plantear publicamente.
Es importante que Matthei se sacuda de la poco favorable compañia de Piñera y su gobierno si desea triunfar y recupera el voto de derecha de los 600.000 votantes de derecha que se abstuvieron de ir a votar. Con esa cifra podria acercarse a ganar la elección.

9:39 p.m.  
Blogger Javier Bazán Aguirre said...

Cristián:
Totalmente de acuerdo con lo que dices. Si cambia ella, si cambia a su equipo, si se aleja de Piñera, gana.

Y naturalmente, si cambia RN.

10:57 p.m.  
Blogger cristian said...

¿Leyeron la insolita columna de hoy en Emol de Carlos Peña?
Es una columna curiosamente lastimera, en donde expresa ideas tales como "El resultado de esta elección es una paradoja: quien ganó (Bachelet) perdió; y quien perdió (Matthei) ganó.Y es que la política no es una cuestión puramente aritmética, algo que se mide por los votos; es sobre todo una cuestión sociológica que se mide por las expectativas. No son los votos los que fijan el baremo del éxito o del fracaso, sino los anhelos." o "¿Tiene alguna posibilidad la derecha en la segunda vuelta?

Numéricamente, ninguna. Ideológicamente, muchas.".
Peña da a entender que la Concertación se equivocó rotundamente en sus aspiraciones al creer que la voz de la "calle" representaba el deseo de la gente, y que los chilenos no tienen en realidad ningun interés en cambiar este modelo violentamente.
Increible la sinceridad autocrítica de Peña, no lo esperaba de él.

8:39 a.m.  
Blogger Javier Bazán Aguirre said...

Cristián:
Interesante. Sin embargo, los líderes de la derecha, aún siguen a Piñera y por parecerse a la Concertación.
Alguien tiene que avisarle a Matthei que ella cambie y cambie a su equipo, de lo contrario, pierde.

12:37 p.m.  
Blogger Jose Cornejo said...

Yo me aburrí de postearle en su facebook diciendole eso... que se aleje inmediatamente de la tropa de paniaguados, tontos utiles del zurderío. al contrario llama a los estúpidos de evopoli liderados por Kast y la tontona de la Rubilar...

Parece que con las mujeres hay que aplicar la "sicología inversa".

6:51 p.m.  
Blogger Javier Bazán Aguirre said...

José Cornejo:
Lo que hay hacer, es tomarse los partidos UDI y RN con gente que piense como nosotros. Dudo que si pierde, cambie la cosa. Hay que hacer lo hizo la Dama de Hierro en el Partido Conservador o lo que hizo Goldwater primero y luego Reagan en el Partido Republicano. Desde adentro, no desde afuera.

7:21 p.m.  
Blogger Jose Cornejo said...

Totalmente de acuerdo. solo hay que buscar la oportunidad precisa y convocar gente. lo malo es que el derechista es flojo y a veces medio remolon, carente de iniciativa propia.

dejame ver que onda.

11:13 a.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home