lunes, julio 16, 2012

Sin Inteligencia Política



 Está más claro que el agua, que la derecha chilena si hubiese tenido algo de olfato político o inteligencia política en estos veintidós años, no hubiese practicado el apaciguamiento con la izquierda. Cree que cediendo a las extorsiones de ésta, ella se va a quedar tranquila. La primera señal que dieron fue, pues, al haber aprobado que se erigiese la estatua de Salvador Allende al frente de La Moneda, como un gesto de buena voluntad. En segundo lugar, está el haber permitido la reinterpretación de la Ley de Amnistía de 1978, con lo cual tiro por la borda la defensa del Estado de Derecho. Sin disparar un tiro, la Izquierda torció el derecho. El actual ministro de Educación, Harald Beyer enfatizaba en una columna en ‘El Mercurio’ que lo diferencia la Izquierda y la Derecha es que la primera se fija en la igualdad económica y la segunda por la igualdad ante ley basados en el Estado de Derecho o Rule of Law. Con todo, Beyer ha escrito de la igualdad como le gusta a la Derecha, simplemente, para llenar su Currículum Vitae, ya que uno de los exponentes de la ‘derecha liberal’ nunca ha defendido la prescripción o la Amnistía.


Antes de que se hablase de diversas derechas, acuñe la expresión ‘la derecha churchiliana’ y la ‘derecha chamberliana’. 

 Otro ejemplo de apaciguamiento, es que los políticos de derecha han sido incapaces de explicar porqué se llegó al Gobierno Militar, cayendo en las frases típicas de la izquierda: ’Todos somos culpables’ o ‘quiebre institucional’, de ese modo eximir a los ex partidarios de la Unidad Popular de su intento totalitario. Con ello, le han dado en bandeja para que la Izquierda tergiverse la historia. La izquierda se puso fuera del Derecho al optar la vía armada y desechar la democracia liberal. Rompió el pacto. Sin embargo, a la hora de los ‘quiubos’ o de dar cuenta, ellos son las víctimas que aspiraba a ser victimarios. 

 El apaciguamiento también lo vemos, cuando los ‘hombres buenos’ de la Derecha han participando en cuanta Comisión se les ocurra, ya sea Rettig, ya sea Valech para denunciar ‘las violaciones sistemáticas de de los derechos humanos’ ocurridas bajo el Gobierno Militar, cuyo único propósito es blanquear a la Izquierda. ¡Que seriedad puede tener esos Informes, cuando uno de sus miembros, como el abogado José Zalaquett afirma por la radio, que los militares violan los derechos humanos, y los terroristas, no! Hace poco en ‘El Mercurio’ apareció un nota titulada "El frustrado acuerdo político que buscó sellar la reconciliación" a propósito del debate originado por el Museo de la Memoria, en la cuenta que el abogado de Renovación Nacional y ex integrante de la Comisión Valech, Miguel Luis Amunátegui intentó llegar a un acuerdo basado en el contexto para explicar los sucesos de los últimos cincuenta años. El escrito que cita el diario cae en los lugares comunes de la izquierda, no obstante, lo redactó Amunátegui: "Entre estos sectores políticos en los que hemos militado, estuvo la violencia política postulada como método de lucha con su grave secuela de sufrimientos y la falta de respeto por las minorías a las que se les negó su derecho a aportar con sus propias visiones, lo que condujo a todos a desconfiar de la vía democrática para resolver el desencuentro". La izquierda que hoy por hoy justifica la violencia por la desigualdad e inventó la expresión ‘violencia política’ para blanquear la vía armada, que ellos libremente eligieron. Según la nota, la propuesta fue rechaza por la bancada militar del senado de la época. El Informe Valech fue refutado por una celebre carta: "Es decir, tuvieron un promedio superior a ¡95 casos diarios! En efecto, basta dividir 35.000 por 365 para obtener 95,89.Sin duda, tan laboriosas personas, no gozaron de domingos, festivos ni vacaciones, pues de otro modo habrían tenido que atender más de 100 casos de tortura diarios, como promedio". La falta de seriedad del Informe,además, salió a la luz con los falsos torturados. De más está decir el error que cometió al aprobar el Instituto Nacional de los Derecho Humanos, que solamente juzga a los agentes del Estado en un determinado período de la historia, y no a los terroristas. Si el día de mañana aparece otro ‘Che’ que desee incendiar el país y que lo haga, posteriormente, no se lo podrá juzgar; aun cuando haya corrido bastante sangre y todos sepan quién es el culpable. Otro error y apaciguamiento, es el haber aprobado el ingreso de Chile al Tribunal Penal Internacional, que al igual que Instituto no juzga guerrilleros.


Otros actos que han llevado al apaciguamiento, es el hecho de confundir a los electores de la derecha, partiendo con la propuesta de Lavín declararse "Soy bacheletista-aliancista" en el 2007. Uno de los portavoces de ese engendro político fue, pues, el empresario y conductor de la televisión, Vasco Moulian. Igualmente, quien se sumo a esa confusión fue el actual ministro de Economía, Pablo Longueira, definiéndose: "A lo mejor voy a ser el segundo bacheletista-aliancista". En ese momento, la política se convirtió en un payaseo. O se confundió la substancia del accidente. En aquel entonces, senador Andrés Allamand criticó la propuesta de Lavín: “Claramente las declaraciones de Lavín y Longueira generan una enorme confusión política. En democracia el objetivo de la oposición es reemplazar al Gobierno, y no cohabitar con él”. Que dirá Allamand ahora que el Gobierno elegido por los votos de la derecha, ha hecho suyo el programa de Gobierno de la Concertación, y en el caso de los militares presos ha sido más duro.


Asimismo, está más claro que el agua que el hecho de que existan think tank o centros de estudios, no es corolario de que surjan pensadores en dichos nichos o que los políticos del mismo lado sigan los consejos de éstos. Basta ver el V Gobierno de la Concertación presidido por Sebastián Piñera. Quizás de los blogueros surjan pensadores que tanto necesita la Derecha. 

 Ya sea en el debate en torno al Museo de la Memoria, ya sea sobre los derechos humanos, la derecha ha cedido una y otra vez a las demandas de la izquierda. Más aún, no se ha salido del marco teórico de los progresistas. Solamente, los militares violan los derechos humanos, y no los terroristas. Aunque la Izquierda sabe que ellos usaron la vía armada asesinando a personas, ora militares, ora civiles impunemente, torturaron y flagelaron antes del pronunciamiento militar como violaron sistemáticamente los derechos humanos bajo el Gobierno de la Unidad Popular, se ha quedado en el imaginario colectivo de tanto repetir que únicamente, ‘se violaron sistemáticamente los derechos humanos’ bajo el Gobierno Militar’. Lo primero es cierto, lo segundo es falso. 

 Luego están las diversas instancias en que la Derecha ha realizado un ‘mea culpa’, cuando los que debieran pedir perdón son los políticos de la Izquierda. Desde el que hizo Lavín años atrás, hasta el más reciente en el mismo día en que se presentó el documental ‘Pinochet’, mientras a pocas cuadras de la Casa de Gobierno les pegaban a las abuelas de derecha los grupos de derechos humanos, sin que aquél se querellará por violarle los derechos humanos a las personas que fueron a ver el Documental. Está la mea culpa de Lavín, Chadwinck y otros siguen creyendo que apaciguarían al demonio. El portavoz del Gobierno de Piñera, Andrés Chadwick dijo mientras la izquierda usaba la violencia y el odio en los alrededores del Teatro Caupolicán: "yo creo, en lo personal y mirando las situaciones del pasado, que debiéramos no continuar con homenajes, en relación a los actores del pasado. Eso nos genera divisiones, no creo que sea necesario un homenaje ni a Pinochet ni a situaciones del pasado". Una vez más, son los pacíficos derechistas los que provocan divisiones y no es la izquierda con su Museo u otro documental que los beneficie a ellos, como ‘El mocito’. Recientemente, hubo un homenaje a Salvador Allende a raíz de su natalicio donde invitaron a los Demócrata Cristianos y apareció la hija del ex presidente diciendo unas palabras por el canal del Congreso. No hubo ‘funa’ ni lloriqueos que denunciaran que tal acto provoca divisiones. El único político en la Izquierda que ha realizado mea culpa fue el ex comunista, Luis Guastavino . Por cierto, ese acto personal no cayó bien en la Concertación.


¡Que declaración más apaciguadora hizo el alcalde de Santiago, Pablo Zalaquett antes del Documental!: “Creo que no se debiera llevar a cabo homenaje a Pinochet”. Y después del Documental  dijo: “Yo siempre dije, cuando me entrevistaron, entre jueves y viernes de la semana, que este acto iba a terminar mal y, por lo tanto, yo preferiría un acto que mirara hacia adelante”. Eso equivale a ‘nos rendimos’. Si hay que mirar hacia adelante, ¿Por qué no envía una carta a un diario criticando el Museo de la Memoria, el cual quiere que los chilenos nos quedemos pegados a un cierto período de la historia y los documentales de la izquierda? Y agrego: “Yo respeto todas las sensibilidades que en democracia se expresan, tanto quienes organizan actos como este como quienes se sienten pasados a llevar por los actos de atropellos a los derechos humanos. Sin embargo, se veía venir que iban a haber actos como estos, por eso yo no lo habría hecho. Siempre dije que no era conveniente hacerlo, pero no dependía de mí”. La izquierda como mostré en el post anterior, puede realizar cualquier tipo de homenaje y la derecha no dice nada. La presentación del documental ‘Pinochet’ no fue un homenaje. Fue un acto privado como la nueva edición del libro de Krassnoff. Finalmente, el edil de la comuna de Santiago concluyó: "no era conveniente, era imprudente hacer este acto, digamos, frente a la opinión pública, un acto conocido, en Santiago, en un lugar tan emblemático, creo que todos sabíamos lo que iba a pasar". La Izquierda es la que desune, mas para el alcalde la culpa la tienen los documentalistas. Se desprende de sus palabras, que los organizadores de la presentación de documental ‘Pinochet’ fueron los responsables de los desórdenes y pérdidas millonarias que ocasionaron los grupos de derechos humanos. La expresión ‘no es conveniente’ o ‘imprudente’, me recuerda la expresión de la llamada derecha ‘liberal’ o socialista, que siempre postergaba el tema de los militares presos, antes del indulto nacional, diciendo: ‘No es el momento’.
 

Otro que cayó en las mentiras de la Izquierda, en esa oportunidad fue el pre candidato oficialista, el ministro Laurence Golborne : "Aquí tenemos que tener tolerancia todos y en definitiva no caer en la violencia que tanto repudiamos precisamente por un régimen que abusó y usó eso como un elemento de represión". Parece que en Chile no hubo grupos armados, por lo que se desprenden de sus palabras.

 Un libro que siempre recomienda el ex parlamentario y escritor, Hermógenes Pérez de Arce es "Desde las Cenizas, Vida, Muerte y Transfiguración de la Democracia en Chile 1833 - 1988”, del periodista norteamericano James R. Whelan. La historia de Chile que él escribió equivale a la Encina. Desmitifica varios mitos que hasta hoy día la Izquierda repite. Antes de seguir. ¿se les ocurre quién fue el empresario que le ayudó a Whelan terminar su obra? Nada menos que Alfonso Márquez de la Plata, a quien los grupos de derechos humanos casi lo linchan, después del avant premier del Documental. En uno de los capítulos, el periodista cita al asesinado senador Jaime Guzmán, a quien muchos intelectuales, ya se la ‘derecha liberal’ como Renato Gazmuri y ‘la Nueva Derecha’ como Gonzalo Bustamante le tienen envidia. Guzmán da las razones de por qué fracaso la vieja derecha. La cita está vigente, después del último gobierno de derecha del siglo pasado: "La Derecha estuvo ciega porque carecía de inteligencia política. Se juntó a la cacofonía de la demagogia, compitiendo con los partidos de Izquierda, porque creía que esa la mejor forma de afianzarse en el poder. A fin de cuentas, terminaron repudiando hasta el mismo Alessandri”.

Etiquetas: , , , , , , , , ,

4 Comments:

Blogger Maximo said...

Javier. Todo lo que dices es cierto, la derecha le entregó la cancha a la izquierda pensando que así se mantendría la paz, pero eso no ha ocurrido nunca en ningún lugar ya que la extrema izquierda solo tiene un plan en mente, destruir el sistema “burgués” para instaurar su propio sistema, hoy llamado socialismo del siglo XII. El plan de la izquierda ha funcionado, y ahora nos tienen cercados, al tener infiltradas todas las instituciones del Estado, aun así, los ex derechistas siguen en lo mismo. No conocía las declaraciones de Jaime Guzmán, hoy están mas vigentes que nunca gracias a sus discípulos, que llevaron a la UDI popular a ser la UDI populista.

7:46 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

La paz no se consigue de esa forma. Es simplemente extorsión.

Estamos cercados, lo que no significa que podamos dar vueltas las cosas a su cauce.

9:03 p.m.  
Blogger cristian said...

Comparto que el mayor error de la derecha en estos años ha sido el de adoptar sin más la filosofía y el lenguaje operacional de la izquierda.
No sirve para nada (bueno) intentar ser gentil con la izquierda, cada gesto de reconciliación ellos lo toman como una debilidad y una oportunidad para avasallar a su "enemigo".Es como tratar de ser gentil con el Demonio , espèrando que éste cambie su naturaleza.
Me alegró leer la noticia de que en la próxima olimpíada de Londres estarán prohibidas el uso de poleras con la imagen del Che Guevara , si bien esta medida forma parte de una prohibición general de uso de ropas de contenido político.

3:09 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Criatián.
Obviamente la gente de izquierda no brilla por su caballerosidad. Es por la influencia marxista. Si fuese caballeros, estaríamos hace tiempo reconciliados ni estaríamos recordando hechos pasados, pues estarían olvidados.

Basta comparar la guerra civil de 1891 con la 1973. Han pasado casi cuarenta años y esto se parece al 'Día de la Marmota'.

También leí esa noticia de las Olimpiadas de Londres.

9:54 p.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home