lunes, julio 11, 2011

Cuando las mujeres son de Marte, los hombres ¿?



Hace tiempo tenía pensado escribir un artículo sobre el presidente Sebastián Piñera con el propósito de que su respaldo ciudadano descendiera a un 36% y mostrar que nunca ha tenido principios, ya que no ha cumplido su promesa ante los ex militares en el Club Español. La promesa uno lo puede encontrar en Youtube. La última encuesta Adimark señala que su respaldo es apenas de 31%. Quizás, lo escriba. Una prueba de ello, es que el presidente estando en México, criticó la Democracia Cristiana chilena porque se había acercado al Partido Comunista. Piñera, sin embargo, no tuvo problemas en alinearse a ese Partido, cuando se negó indultar a militares y excluyendo a los de más edad, solamente por el cargo que había ocupado, como el general Manuel Contreras, entre otros. Después de reunirse con los tres diputados comunistas, dijo que no los indultaría por haber de cometido crímenes de lesa humanidad. Delito que, por cierto, que recién Chile suscribió en 2009. Por tanto, no son retroactivos. En la misma entrevista, él dice que la DC se alejó del humanismo cristiano, como si Sebastián Piñera fuese modelo cristiano y católico. Modelo de piedad y compasión. ¿El perdón? Él mismo que negó a indultar a los militares que padecen enfermedades graves como el cáncer y la diabetes. Su gobierno ha aplicado otras políticas de izquierda. ¿A quién quiere engañar?
Sólo cabe decir una cosa. Él mismo se puso la soga al cuello como Allende.
Ahora bien, cuando supuestamente termino el affaire Van Rysselberghe, ¿alguien cree que honestamente terminó con su renuncia al cargo de ex intendente de la VIII Región Costa? Por cierto que no. Es comprensible la perseverancia que ha tenido el senador del Movimiento Amplio al Socialismo (MAS), Alejandro Navarro por tratar de parar por medios judiciales y de la Contraloría detener a Van Rysselberghe. Ella es un estorbo. Lo que no es compresible, es comportamiento de los hombres de la Derecha. Como dije hace tiempo, este affaire reveló el carácter de varios políticos, ya sea que estén en Gobierno, ya sea en el Parlamento.
En efecto, después de que hubo renunciado, el abogado Renato Gazmuri, amigo de generación del actual ministro de Defensa, Andrés Allamand, escribió una carta que fue publicada en ‘El Mostrador’: "¿Queremos ganar la elección solo para ganar; no importando el desempeño previsible que la candidata pueda tener en el Senado? O, ¿Queremos elegir una senadora que sea capaz de aportar a la consecución de nuestros ideales?" En ella daba razones de por qué no había que apoyar a Van Rysselberghe para un posible senaduría. Parece que no se enteró de la Declaración Pública que sacó la ex alcaldesa de Concepción, en que la Corte de Apelaciones de esa ciudad la exculpaba de los supuestos delitos.
Luego, salió la de declaración del dirigente de Renovación Nacional, Claudio Eguiluz en ‘La Nación’, quien dijo que : "Van Rysselberghe fue una déspota". Al final no era si había hecho mentira piadosa ante los pobladores, o si había presentado mal los papeles ante el Servicio Nacional de la Vivienda. El punto era que había sacarla de ahí. El señor Eguiluz reveló al diario ‘Cambio 21’ que él tenía aspiraciones senatoriales. ¡Qué mejor estrategia que sacar de lado al compañero de lista, que es fuerte!
Me llamó la atención, que mientras los progresistas defienden a sus mujeres que tienen cierto capital político inventándole atributos, en la Derecha prefieren pasar a degüello, tanto por hombres como por mujeres. Hay que recordar las palabras de la ministra del Trabajo, Evelyn Matthei a su colega de partido, que tenía graves problemas de conducción. Ni siquiera se atreven de acusar a los progresistas de machistas o de imputarles la expresión ‘el femicidio político’ el intento de enlodar a una mujer.
En la breve entrevista que le hizo la periodista Tati Penna a la ex intendenta en el canal Zona Latina, del programa ‘Ni Dios ni Late’, la señora periodista dijo una serie de palabras con las cuales se tildaba en forma despectiva a Van Rysselberghe: déspota, caudillista, autoritaria y otras que no recuerdo. Para la primera palabra, ahí está la expresión del dirigente de Renovación Nacional, Claudio Eguiluz dicha más arriba. La ex intendenta afirmó tal como yo dije, cuando los políticos son autoritarios como Lagos, a la Derecha se le cae la baba. Aplauden. En cambio, no es bueno que lo haga una mujer. Para la última palabra, el órgano oficial de la oligarquía santiaguina, la revista ‘Sábado’ de ‘El Mercurio de Santiago’ (9-04-2011), escribió un reportaje titulado ‘El clan Van Rysselberghe’, y terminó historia: “Su hermana le enseñó a Enrique cada detalle del manual con el que ella llegó a convertirse en caudillo”. Usa la palabra ‘caudillo’, no líder. En ese programa dijo que en política ella peleaba como hombre, sin perder su esencia femenina. Sería una buena luchadora en los deportes de contacto.
El asunto de la ex intendenta de la VIII Región Costa nos reveló el carácter de las personas. Su verdadero rostro. Así, el senador Longueira dijo en un primer momento que Van Rysselberghe gobernaba a espaldas de los partidos, y en segundo momento dijo: “‘convénzanla de que renuncie’, porque la van a acusar de todas maneras sin haber ningún fundamento”. La acusación constitucional no tenía ni pies ni cabeza. Además, era inocente como lo dejo establecido la Corte Suprema . En la semana, en que el presidente Piñera viajo a Italia y luego tuvo que volver, Longueira dijo a su red de profesionales entre 30 y 40 años en un Café Literario de Providencia, junto Coloma y Von Baer: "¡Para ser de la UDI hay que tener coraje!". ¿Dónde quedo el coraje cuando se trato de defender a la líder de Concepción? Me puede explicar las palabras del senador Andrés Chadwick ante la acusación de la izquierda hacia la ex alcaldesa e intendenta: “Yo hubiera renunciado en febrero”.
¿Cómo me gustaría que en las próximas elecciones parlamentarias, algún periodista les sacará en cara a Longueira, Rubilar, Carlos Larraín, entre otros el fallo de la Suprema y cómo erraron? Jacqueline va Rysselberghe dijo una vez conocido la sentencia: “Me conformaría que algunos reconocieran se equivocaron”.
Recientemente, la Contraloría el 25 de junio emitió un segundo fallo “que no presentó ningún reparo en el proceso” al llamado de licitación del Proyecto de Construcción del Conjunto Habitacional Aurora de Chile. Naturalmente, él único que no estuvo conforme fue el senador Navarro.
Cuando las mujeres son de Marte en la Derecha, los hombres de la Derecha ¿?

Etiquetas: , , , , , , , ,

10 Comments:

Blogger cristian said...

¿te informaste acerca de la decisión de la justicia italiana de dejar en libertad, por inocencia, al ex fiscal Alfonso Podlech?¿después de mantenerlo 3 años encarcelado injustamente?
Podriamos exigir que el gobierno de Chile le exija al Estado italiano una indemnización por el encierro injusto y ridiculo (desde el principio)de un anciano inocente en la carcel durante 3 años? ¿quién le responde a Podlech por tamaña injusticia?

7:02 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Me enteré.
Lo mismo se podría aplicara los presos políticos que están en este país.

7:29 p.m.  
Blogger Cristian Mancilla Mardel said...

Al menos se percibe un intento, en la derecha, por ser más correcta y verídica. La izquierda, en cambio, siempre ha encubierto tanto las sospechas como los hechos que manchen a los suyos. Es un punto a favor de la virtud entre quienes militan en la derecha, si bien es invisible para la mayoría de las personas, que miran con recelo hacia ella a causa de una imagen tergiversada.

4:52 a.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Cristián:
Es cierto lo que dices. La palabra 'virtud' no es bien vista en la política.

1:14 p.m.  
Blogger cristian said...

Comentario de Axel Buccheister hoy en La Tercera respecto al abandono en el que fuer dejado Alfonso Podlech en Italia, tema al que ningún blog de derecha se ha referido:

"UN TRIBUNAL italiano, compuesto por tres jueces, declaró por unanimidad que don Alfonso Podlech era inocente de los cargos que se le imputaban y lo dejó en libertad. Pasó tres años en prisión preventiva en el país europeo, mientras era juzgado.

Había sido acusado de la desaparición de un chileno en 1973, suceso acontecido en Chile y de competencia de los tribunales nacionales, y por el cual había sido investigado durante diez años por el ministro Alejandro Solís, un "juez de derechos humanos", quien al momento de su detención en España señaló que "aquí no hay antecedentes concretos" y que por ello no ha sido procesado. Su nexo con el caso: como fiscal militar firmó un documento que declaró que el primero se encontraba en libertad, en circunstancia que tiempo antes había sido secuestrado desde la cárcel. Como se lee, por firmar un papel, de los tantos sin sentido que se firman en los tribunales y en la burocracia nacional.

El caso del ex fiscal tiene ribetes jurídicos y políticos, porque el tribunal italiano resolvió respecto de la acusación de secuestro, que de ser efectiva el delito estaría prescrito. En español (y en italiano): que no existe el "secuestro permanente", ingeniosa creación de la izquierda y la judicatura chilensis. Pero sobre todo, importa una vergüenza para nuestra diplomacia (aunque quienes estén en el servicio exterior no tengan culpa), porque el país renunció a defender su soberanía y jurisdicción, y a un ciudadano chileno que estaba siendo objeto de un atropello manifiesto. Pero como se trataba de una persona de ideas de derecha acusado por la izquierda, no mereció amparo. Un amparo de verdad, no la visita del cónsul en la cárcel, sino una protesta formal y una acción sistemática, que habría ayudado a su liberación mucho antes. Nuestra diplomacia discrimina por color político y a ello subordina el "right or wrong, it's my country".

Por cierto, de un gobierno de la Concertación nada podíamos esperar, pero del actual, que fue elegido fundamentalmente con los votos de la gente de derecha, algo se habría esperado, pero nada dijo ni hizo al respecto. Y los políticos del sector también guardaron silencio, como sucederá en la próximas semanas cuando procesen a los pilotos de los Hawker Hunter por crimen de lesa humanidad o la figura que se invente para el caso; tenientes o capitanes que obedecieron órdenes hace 38 años. Problema de ellos, la derecha hoy tiene otras preocupaciones que atender.

Mientras, la "familia militar", harta de que no se cumplan las promesas que se hicieron para captar su voto, que procesen a militares muchas veces sin pruebas y por delitos inexistentes, y que los políticos que antes los palmotearon por haber salvado al país se hagan los desentendidos, se moviliza para mandar una advertencia: en las próximas municipales anularán el voto en las elecciones de concejales, y sufragarán por la UDI y RN en alcaldes, para que éstas puedan calcular cuánto pueden perder en las elecciones que siguen. ¿Les resultará? Quien sabe, en un país donde a nadie le importa que la diplomacia sirva sólo a la mitad de los chilenos, difícil que movilicen a alguien; pero si funciona, vaya que puede cambiar el panorama político.

2:42 p.m.  
Blogger cristian said...

¿Qué pasa con respecto al caso Podlech que ningún bloggero ni siquiera lo comenta? ¿????

9:03 a.m.  
Blogger Javier Bazán said...

cristián:
El sitio 10 de septiembre que lo administra un militar en retiro, le ha dedicado varios post.

También pensaba hacerlo, para divulgarlo en un blog argentino, donde publico también.

1:06 p.m.  
Blogger María Angélica said...

Dudo que este V gobierno de la Concertaciòn alce una queja ante Italia por este atropello, Piñera les sigue el juego a los izquierdistas, asì todos quedan contentos, menos nosotros....

12:54 a.m.  
Blogger cristian said...

Una nueva buena noticia, ojalá sea "contagio judicial" del caso Podlech:

La Corte de Apelaciones de Valparaíso absolvió a los 19 ex marinos procesados por la desaparición y muerte del ex sacerdote Miguel Woodward, en septiembre de 1973, tras considerar que no existen antecedentes en el proceso que permitan acreditar que los encausados participaron en el crimen, según consigna una información de la agencia UPI reproducida por radio Biobío.

12:10 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Cristián:
No todos los marinos fueron sobreseídos. Hay un suboficial, amigo de mi padre que fue excluido.

María Angélica:
De este gobierno no se puede esperar nada.

3:42 p.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home