lunes, mayo 02, 2011

Poderes Fácticos







El actual ministro de Defensa, Andrés Allamand acuñó la expresión ‘poderes fácticos’ cuando arribamos a la democracia, para referirse a la influencia soterrada de los militares, empresarios y el diario ‘El Mercurio’ en la toma de decisiones de la derecha política, aun cuando ésta recibe apoyo, naturalmente, del mundo empresarial. Creo, sin embargo, que el no tan joven político Allamand, erró el tiro. Los militares que salvaron al país del comunismo, esperaban que los políticos de Derecha los respaldaran y no que les diesen la espalda. ¿Por qué habrían de votar por los políticos socialistas que habían provocado el desastre de la Unidad Popular?

El joven político y el resto de la Derecha, ya sea la académica y los propios políticos le han hecho la vista gorda a las supuestas organizaciones que dicen defender nuestros Derechos Humanos. Nunca los han enfrentado. Les otorgaron una autoridad que no carecen a través del silencio. A mí, desde que llegamos a la democracia, siempre me incomodaron esas organizaciones, por la sencilla razón de que no les gusta que los cuestionen, en primer lugar. Y en segundo lugar, da la causalidad que están ligadas a la izquierda, a los terroristas y se esmeran por perseguir a los militares.

Como he dicho otras veces, la izquierda latinoamericana que optó la violencia, el terrorismo, la guerra civil como medios para alcanzar el socialismo leninista, cuando comenzó a perder, pasaron de revolucionarios u hombres rudos a transformarse en mosquita muertas. Descubrieron su verdadera naturaleza e ideología, a saber, el victímismo. En vez de preguntarse por qué lo que dijo Lenin, Mao y el ‘Che’ sobre la revolución y la guerrilla fracaso, prefirieron ocultarlo bajo la máscara de los Derechos Humanos. Con ello nacieron los poderes fácticos. La ideología de la víctima, por supuesto, no tiene nada que ver con los Derechos Humanos. La falta de seriedad que tienen estas organizaciones, es que si realmente les hubiera interesados en la promoción de los Derechos Humanos, hubieran acusado a los terroristas en democracia, y no bajo los Gobiernos Militares. De ahí también, que cualquier Informe con títulos rimbombantes como ‘Verdad y Reconciliación’, que se hicieron después de los regimenes militares no tienen valor, porque por casualidad los miembros de izquierda, no quisieron incluir a las víctimas del terrorismo en democracia.

Otra característica que uno puede observar, es que para estas organizaciones los militares violan los derechos humanos y no los terroristas. Como corolario, no consideran las víctimas del terrorismo antes de que llegasen los militares. Cada vez que un grupo se enfrentó a los carabineros o las fuerzas se seguridad como en Chile, y los terroristas que caían muertos o heridos, después de terminada la confrontación nacional, acontece que los agentes del estado, ya sea un policía o alguien de seguridad, son los criminales y los terroristas. Ejemplo de ello, es el ataque al retén Los Queñes y la muerte de los hermanos Vergara del grupo terrorista Mir, quienes luego de asaltar y matar a civiles y a un carabinero, ambos resultan muertos. A consecuencia de ello, la justicia determina, a pesar de la prescripción, que el carabinero que resultó ileso es un criminal y un ‘violador de los derechos humanos’. El teatro del absurdo elevado al billón.

Desde luego, que estos grupos apoyaron la liberación de los terroristas a través del indulto u otra medida, pero se la niegan a los militares. Así según ellos, ”9 condenados a perpetua en Punta Peuco no calificarían”. ¿Quién se arroga esa autoridad? El Observatorio de los Derechos Humanos de la Universidad Diego Portales (UDP), no el Presidente de la República.

También se los podría considerar como poderes fácticos el departamento de Derechos Humanos del ministerio de Interior y el Instituto de los Derechos Humanos. Ambos ajustados a derecho porque fueron creados por ley. Y ambos violando los derechos elementales de los militares. Después de todo, persiguen a militares que tuvieron una excelente carrera en sus instituciones, y no a terroristas.

Ahora bien, ¿dónde están estos poderes fácticos? Principalmente en una universidad y ONGs. Por ejemplo, el Observatorio de los Derechos Humanos de la Universidad Diego Portales , el Observatorio Ciudadano que preside José Aylwin, Amnistía Internacional , el Equipo Nizkor, la Corporación Humanas,, la Asamblea Nacional por los Derechos Humanos, entre otros.

Todas estas instituciones han pisoteado el Estado de Derecho y los principios de la Justicia como la prescripción, la cosa juzgada, el principio pro reo y la igualdad ante la ley.

No recuerdo que yo sepa y que traiga a memoria, que ningún think tank de Derecha, ya sea el Instituto Libertad y Desarrollo, el Instituto Libertad y la Fundación Jaime Guzmán hayan apuntado el dedo a esos poderes fácticos, que más que defender los derechos humanos los pisotean, ya que no respetan las leyes vigentes. Por tanto, quienes deberían estar en Punta Peuco y en el Penal Cordillera son los abogados de Derechos Humanos, los jueces prevaricadores y los académicos de esas instituciones izquierdistas.

Algo que poco se ha comentado en la blogósfera de Derecha chilena y en los medios, es la reacción que ha conmovido profundamente la izquierda de la Concertación, tal como Carolina Tohá y el Partido Comunista, sobre el fallo que condenó a 25 años a comuneros mapuches, que según ellos, la justicia ha presentado testigos falsos y no ha respetado la igualdad ante la ley.Así, el diputado comunista, Guillermo Teillier escribió en una carta: "A propósito de las sentencias a cuatro comuneros mapuches, ha quedado muy claro que en Chile no existe igualdad ante la ley por lo alta de la pena”. Lo que critican del fallo o del proceso, es lo que izquierda ha realizado estos veintiún años. La Derecha como de costumbre apenas reacciono así.

Más aún, la izquierda ha presentado dos denuncias, porque los medios no dan cobertura a sus afectados como corresponde. Es raro, además, que esgriman el principio del debido proceso que caracterizan a la Ley 18.314, si ellos han violado los derechos humanos de los militares.

En resumen, ¿Qué son los poderes fácticos? Todas las organizaciones de Derechos Humanos, que aparentemente, dicen proteger al ser humano, pero solamente protegen a terroristas y promueven la agenda oculta de izquierda.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

12 Comments:

Blogger Heitai said...

Para escribir un post sobre leyes estúpidas en que estoy trabajando, debí leer la Constitución. La Constitución de 1980, a pesar de su extensión, se escribió con la expresa intención que pudiera ser comprendida por todos los ciudadanos, no fue escrita para abogados, fue escrita para que todos pudieran entenderla y conocer sin intermediarios sus derechos y obligaciones.

¿Y sabes JB?... así como Hermógenes señaló en su blog, el voto YA ES VOLUNTARIO, el Artículo 15 señala:

En las votaciones populares, el sufragio será personal, igualitario, secreto y voluntario.


pues a pesar de lo que dicen las disposiciones transitorias, el artículo 19, número 23 señala:

La seguridad de que los preceptos legales que por mandato de la Constitución regulen o complementen las garantías que ésta establece o que las limiten en los casos en que ella lo autoriza, no podrán afectar los derechos en su esencia, ni imponer condiciones, tributos o requisitos que impidan su libre ejercicio.


pero no es la única joya con la que me encontré, y si tengo razón.. espero hacer bastante ruido, sobre lo que Tú señalas.

10:59 p.m.  
OpenID revistajupiter said...

¿sabe por qué nadie habla de los poderes fácticos de la izquierda? Porque ellos no lo han admitido, en cambio el tonto útil de Allamand enlodó a todo un sector porque perdió una elección.

11:19 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Heitai:
Los abogados que defienden a los militares esgrimen los artículos de la Constitución. Sin embargo, no tienen tanta resonancia como la bulla que mete la izquierda.

Francisco:
Quizás por temor, o simplemente porque abundan los tontos inútiles.

12:01 a.m.  
Blogger Heitai said...

Ese es el punto JB ¿a quién le dan los argumentos? a la corte suprema, que se salío de la Constitución, al igual que el punga bulnes.

Artículo 7º.- Los órganos del Estado actúan válidamente previa investidura regular de sus integrantes, dentro de su competencia y en la forma que prescriba la ley.

Ninguna magistratura, ninguna persona ni grupo de personas pueden atribuirse, ni aun a pretexto de circunstancias extraordinarias, otra autoridad o derechos que los que expresamente se les hayan conferido en virtud de la Constitución o las leyes.

Todo acto en contravención a este artículo es nulo y originará las responsabilidades y sanciones que la ley señale.

------

Repito :

TODO ACTO EN CONTRAVENCIÓN A ESTE ARTÍCULO ES NULO.

10:18 a.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Heitai:
Habría que destituirlos, como cuando en una película animada de Superman, éste destituye a Lex Luthor que es el Presidente de USA, porque se salió de la ley.

11:16 a.m.  
Blogger Heitai said...

Si... sin embargo, lo que se me ha ocurrido es bastante más simple ¿recuerdas esa frase de que los árboles no dejan ver el bosque?

La solución creo que puede ser más simple, he ir por dos vías, dentro de la legalidad y sin violencia. Como todo, eso sí, se requiere la participación de alguien dentro del sistema.

La estructura jurídica de la izquierda es a fin de cuentas muy débil, es un castillo de naipes, el asunto complicado es encontrar la pieza patrón y la mano que la saque. Basta un golpe de mano, y creo podríamos tener un nuevo escenario. Nadie esta obligado a obedecer ordenes inconstitucionales:

Artículo 6º.- Los órganos del Estado deben someter su acción a la Constitución y a las normas dictadas conforme a ella, y garantizar el orden institucional de la República.

11:28 a.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Heitai:
Lo que dices es cierto. Falta ese alguien.

5:23 p.m.  
Blogger Violante Cabral said...

No creo en la violencia, pero tampoco en la legalidad. Las leyes como los poderes facticos solo protegen a determinados grupos

4:06 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Violante:
Se supone que las leyes no tienen apellidos. La ley es igual para todos. Sin embargo, como ocurrió hace tiempo con la errada inscripción de candidatos a parlamentarios, los primeros en no respetar sus propias reglas del juego, son los políticos.

El tema de los manoseados DD.HH., queda en evidente que esas organizaciones son grupos de presión.

4:47 p.m.  
Blogger Cristian Mancilla Mardel said...

Siempre me da entre risa y recelo que haya tantas personas hablando acerca de "poderes fácticos" como si todo el tiempo estuviéramos envueltos en una obscura conspiración imposible de develar. Porque cuando alguien, como haces en tu columna, identifica las personas e instituciones que supuestamente actúan "tras bambalinas" y describe cómo lo hacen, entonces ya no podemos hablar de una conspiración porque la transparencia de los hechos ns ha alejado de tal concepto. Pero la forma misma de aproximarse al tema es distinta en tu caso y en el de los paranoicos que yo menciono: las opiniones de esas instituciones que citas pueden verificarse en los diarios, pero las presuntas opiniones de las instituciones contra las cuales apuntan mis paranoicos, si bien aparecen publicadas (aunque no en todos los casos), son leídas como una especie de texto esotérico que oculta tal y cual intención. Y siempre es así. Tú no necesitas, por ejemplo, acusar hermetismo en los "poderes fácticos" hacia los cuales apuntas. Los paranoicos, en cambio, no entienden una realidad sin este hermetismo por parte de quienes consideran perversos. Y claro: una intención no declarada causa una impresión mucho más profunda y levanta la sospecha de una malignidad injustificada y, por lo mismo, más temible que la de un propósito y una causa conocidos por todos. Ya Homero aprovechó esta circunstancia para crear un halo de perversidad profunda e inexplicable en torno a Hera en la Ilíada, cuando ella se niega a explicar las causas de su odio contra Troya y sencillamente insiste en su intención de destruir la ciudad.

7:54 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Crsitián:
Lo que dices es cierto, que esas instituciones son conocidas. Sin embargo, es más propio de la izquierda hablar de esos poderes para desprestigiar a la derecha. Y aún así, es una buena forma de desprestigiarlas como si actuasen a escondidas.

Con lo que dices, el presidenciable Allamand cae en la categoría de paranoico.

Por algo escribí al final del post "promueven la agenda oculta de izquierda". Hablo de 'oculta', aunque es conocida.

Se te olvidó mencionar que los describo en tanto que arrogan una autoridad que no tienen.

12:25 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Cristián:
Además, como dijo Revista Jupiter nadie en la Derecha los ha apuntado o señalado.

12:26 p.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home