martes, enero 04, 2011

Deportes y autoestima nacional



Empezare el año de un modo distinto. Por un momento haré otra tregua. Puesto que el próximo sábado 8 de enero tengo mi segunda ultramaratón Lincanray de 70 km, y cuarta de ese estilo, voy hablar del deporte. Cuando hablé el año pasado de la comida chatarra, hablé un poco de la nutrición, pues se había descubierto que los gladiadores de la antigua Roma, comían vegetales. No eran como Abelix y Osterix comiendo jabalíes.

Descubriendo el tao

A mi no me gusta el fútbol. Aun cuando jugaba de arquero y de defensa en el colegio. Me gustaba el atletismo, pues corría 400 y 200 metros. Y participaba en las carreras entre colegios de cross-country que realizan en el Sausalito. Luego, tontamente lo dejé, para retomarlo cuando salí de la universidad. Empecé poco a poco aumentar mi kilometraje, hasta que decidí correr la maratón. Una carrera que siempre me atrajo desde estudiante. Tiene algo de épico. Además, de participar en carreras, ya sea de 10k y 21k. También práctico Jiu-Jitsu brasileño, que es un Arte Marcial. Tiene un parte dedicada al deporte, pero no es un deporte. Antes practicaba otro estilo. De hecho, muchas de esas Artes no tienen un segmento deportivo. A ese tipo de Artes llegué gracias a una psicóloga. No sabía cómo canalizar mi ira o mi lado oscuro. Luego descubrí que no era el único que había llegado a las Artes Marciales por las mismas razones que las mías. Ha sido un de los mejores consejos que han dado en mi corta existencia. Nunca me sentí que era lo mío, porque antes era tieso y tenía una pésima elongación. Creía que no tenía talentos para las Artes Marciales. Me equivoqué. Partí como el Kung Fu Panda. Es una de las cosas que más me gustan.

Fútbol y los otros deportes

En Chile a diferencia de otros países se concentra en un solo deporte, a saber el fútbol. Ahora bien, cada vez que hay un Mundial a los futbolistas los tratan como estrellas de rock, cosa que no ocurre en otros deportes. Los medios y el propio público los endiosan antes de llegar el Mundial. Sin embargo, la selección chilena a diferencia de otras delegaciones deportivas que van competir al extranjero, no van a ganar. En cambio, los argentinos, brasileños, ingleses y alemanes van a ganar. Los españoles que hasta hace poco no se la consideraban una potencia deportiva, les fue bien en el Mundial. Iban con la mentalidad ganar ganar. Luego, cuando vuelven del Mundial lo reciben como héroes como ocurrió el año pasado. Ni siquiera hicieron su mejor esfuerzo.

Puesto que no la selección nacional no gana, la autoestima nacional cae por el suelo.

Me agrada ver, asimismo, que haya un canal del cable, ‘Vive deportes!’, que transmitan otros deportes, surf, triatlones, carreras de aventuras, carreras de bicicletas, deportes de nieve y otros Me encanta, además, ver el programa de ESPN aventura, con la leyenda ‘atrévete a salir, en que muestran las diversas carreras de aventuras, ya sea maratones de montaña, de orientación y las ultramaratones de 80 km, por los paisajes argentinos. Igualmente, me gusta ver las transmisiones que hace ESPN de las carreras de ironman, que se realizan en los Estados Unidos. Les ponen bastante emoción y sentimiento, pues en cada ironman no sé el canal o el propio evento elije el héroe de esa carrera. En fin, pasión. Esa persona tiene no porque ser de la élite, sino una persona común y corriente que hace su mejor esfuerzo. Un ejemplo de lo que hablo es la historia Dick y su hijo Rick Hoyt. Dick, el padre participa en maratones y ironman cargando a su hijo parapléjico.

Si bien la mayoría de la población no es tan deportista, se puede decir con certeza, que nunca en Chile se ha practicado tantos deportes. Además, nunca le habían sacado provecho a la loca geografía descubriendo, sobre todo, los que hacen carreras de aventuras y orientación, nuevos parajes.

He notado con los compañeros de Jiu-Jitsu que a no todos les interesa el fútbol. Lo mismo dijo la deportista María Elisa García, quien salió segunda en los Juegos Sudamericanos, obteniendo la medalla de plata en MTB. Es la mejor exponente de ese deporte. Recién se está formando una pequeña onda que desplazará lentamente el fútbol. Lo mismo de Carolina Barros Alvarez , que es instructora y campeona femenina de Sanda. Fue a China y ganó. Cuando fue el reciente Mundial de fútbol, hubo el Mundial de Taekwondo. A la delegación chilena le fue bien. Igualmente, a la delegación de Judo. No tuvieron la misma cobertura de los medios, ni fueron recibidos en palacio.
Con todo, si comparamos con los futbolistas, me quedo con deportistas mencionados. Ellos van a ganar. Me inspiran más ellos. Naturalmente, que los chilenos no se sienten tan orgullosos de los vencedores de esos deportes. Ni siquiera son héroes. En cambio, por ejemplo, para los norteamericanos, los afroamericanos Jesse Owens que le ganó al representante nazi en las Olimpiadas es un héroes, como el boxeador de ese mismo período que le ganó al representante alemán. Otro deportista destacado, del cual hicieron una película es Steve Prefontaine.

Superando los límites

Una de las cosas que he descubierto desde comencé a práctica deporte casi toda la semana, es que la actividad deportiva refuta la igualdad que le gusta al socialismo. Si uno usase los criterios socialistas, no entendería porqué personas de origen humildad son buenos deportistas. Viendo uno de esos programas deportivos que relataban los 52k de la vuelta a la Laguna Aculeo, que ganó Erwin Valdebenito. Él dijo que gracias al deporte había salido de la pobreza. Escucha Felipe Kast. Ahora bien, si el criterio fuese la juventud, no se entendería porque personas más ‘viejas’ son balas para correr. Y otros, corren más kilometraje. En el mundo del correr, uno decide donde le aprieta el zapato. De modo que hay corredores que se sienten bien bajando los minutos. En cambio, hay otros que prefieren correr más kilómetros en más tiempo. Y por eso, se aventuran a las ultramaratones. Conforme a lo anterior, alguien podría pensar que la vejez es un obstáculo, sin embargo, no es así. En realidad no hay límites. Lo prueban Barb Macklow de 76 and Vicki Griffiths de 67 años , que corren ultramaratones de 100 millas. O Jack Dense de 75 años que corrió la ultramaratón de Badwater de 135 millas o 215 kilómetros.

Tengo mis desafíos. Por ahora son sueños. Me gustaría más adelante participar en una ironman y en la Spartathlon , que es una carrera de 246 kilómetros, que comienza en Atenas y termina en Esparta, donde los corredores pasan al frente de una estatua inmensa de rey Leonidas.

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

3 Comments:

Blogger Rodrigo Lema González said...

Me gustó mucho tu artículo, estimado Javier.

No cualquiera posee las suficientes agallas para correr una maratón.

Respecto a tu mención del fútbol, precisamente por eso es que dejó de gustarme y pasé a concentrarme en el baseball, donde hay más categoría y seriedad de juego y no tantos ridículos -por no mencionar que los periodistas realmente saben de qué hablan, a diferencia de sus tristes contrapartes locales.

Ojalá te vaya muy bien en esa carrera, compadre, así como en todo lo que hagas el 2011.

Saludos desde Endelstadt, la ciudad inubicable.

10:07 p.m.  
Blogger Violante Cabral said...

eshancJavier te va a ir súper y tu post me recordó que cuando el Nico y Feña Gonzalez ganaron las medallas olímpicas, todos los que (obviamente no eran cuicos) decían enojados "Tanto color que le ponen. El tennis es un deporte elitista solo para cuicos". Es por eso que en Chile son futboleros

1:10 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Rodrigo:
Eso es. No van a ganar, entre otras cosas.
Gracias

Violante;

A esos deportistas no los financio el estado.

8:40 p.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home