miércoles, diciembre 01, 2010

La hipocresía de Wikileaks




Cuando escuché hablar por primera vez de Wikileaks pensé que era como Wikipedia. Pero era referido a la transparencia de los gobiernos. Así lo ven algunos. Después se supo que se había infiltrado en el Gobierno norteamericano revelando detalles de la Guerra de Irak, entre otras cosas. Dejando al descubierto que si existían armas de destrucción masivas en Irak y como muchos columnistas conservadores liberales norteamericanos habían denunciado, es que las armas pasaron a Siria. Por eso no las encontraron. Lo anterior, probó que la prensa no quiso darle la razón al ex el presidente George W. Bush., ni menos el progresío.

Este problema que tiene el gobierno norteamericano nos ha permitido mostrar la hipocresía de varios actores. El primer hipócrita es el propio dueño de Wikileaks, Julian Assange, quien horas antes de revelar información prohibida anuncie a los medios que Wikileaks denuncia ataque a su web a horas de revelar información. Nos muestra el carácter de ese ser humano. Si uno escribe “Wilileaks denuncia ataque” en el buscador Google aparecerá 890.000 resultados en 0,39 segundos. En cambio, si uno escribe “Wikileaks anuncia ataque” aparecerá 1.020.000 resultados en 0,27 segundos. Ayer, martes de nuevo Wilileaks anuncia a los medios que Wikileaks sufre nuevo ataque informático en sus sistemas. Pobrecito. ¿Quién querría hacerle daño a un ser humano tan desinteresado? Él, un joven idealista como los guerrilleros y terroristas izquierdistas de América Latina. El señor Julian Assange en la práctica atacó a los Estados Unidos al revelas cables diplomáticos, entre otras cosas. Afortunadamente, no se le ocurrió a Assange y a sus hackers inhabilitar los servicios básicos de esa nación, tal como lo muestra la última película de “Duro de Matar 4.0”. Por tanto, él no puede quejarse que el Gobierno norteamericano intente entrar a su sitio por la malas. También hay que agradecer que Julián esté en nuestra época y en la Segunda Guerra Mundial, pues probablemente le estaría anunciado a los nazis el día del desembarco en Normandía.

Acto seguido, está la hipocresía de los medios, que actúan conforme a sus intereses ideológicos. El escritor Eduardo Labarca , quien fue el encargado de falsificar las Memorias del general Prats por orden del Partido Comunista, hace una analogía con el impacto entre los The Pinochet File publicados por el norteamericano Peter Kornbluh sobre la intervención de Nixon contra Allende. Hay que decirlo una vez más, Labarca como Mónica González nunca admitirán que la ciudadanía derrocó a Allende y no la CIA. Labarca habla de “impacto” tanto para los archivos Kornbluh como los de Wilileaks. Sin embargo, eso es relativo. Como contrapunto, cuando fueron publicados en 1999 Archivo Mitrokhin , por Vasili Mitrojin y Christopher Andrew poco o nada se dijo. El primero fue un espía que escapó al Reino Unido y el segundo es un historiador. Ese archivo probaba que en realidad la KGB tenía sus tentáculos en varias partes. Ahora bien, si uno escribe “Archivo Mitrokhin” en el buscador del Emol, encontrará dos artículos: uno del propio periódico y el otro es una columna de ex parlamentario y escritor Hermógenes Pérez de Arce fecha el 5 de octubre del 2005, en que denunciaba que Allende era un agente de la KGB. ¿Qué ocurrió en el país? Nada. El primer ciudadano de la República era un espía, que trabajaba para una superpotencia, que no era, precisamente, una democracia liberal. Hasta ahí llegó el impacto. Ni los medios tildados de ‘derecha’ por la izquierda, escarbaron más con reportajes, pudiendo entrevistar al propio Mayor Mitrojin. En cambio, si es de la CIA, hasta los parlamentarios comentan.

La hipocresía diplomática va continuar al revés de lo que piensan que habrá un antes y un después de las revelaciones, ya que es tan antigua como la prostitución.

Etiquetas: , , , , ,

7 Comments:

Blogger Violante Cabral said...

Muchísimas gracias por todos los datos que desconocía. Tal como explicas, estos datos están bien escondidos.
El caso Wikileaks…Por un lado estamos hablando de un caso de espionaje en tiempo de guerra, crimen que en muchos países (USA incluido) se castiga con el paredón. Assange sobornó/compró información top secret de un gobierno extranjero (no me van a hacer creer que el soldadito Bradley no-se-que le “regaló” documentos cuya filtración puede costarle la vida).
Por otro, los oportunistas como este Labarca que empiezan a compararlo con mugre-archivos como The Pinochet Files. Una cosa muy diferente es ensuciar la imagen de un gobierno o exponer “verdades” sobre éste como ocurrió con filtraciones anteriores en Gringolandia (unos documentos sobre la guerra de Vietnam y el informe Woodward-Bernstein sobre Watergate) a destruir todo el aparato diplomático y defensivo de un país. Por que aquí hay muchos afectados. A China no le va a parecer que Assange cuente que manipulan Google ni al Rey de Arabia Saudita que saquen sus trapitos sucios al sol. En el diario español ABC están lloriqueado que muchos perversos gringos quieren matar a Assange, yo creo que no solo los gringos…

5:13 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Violante:
Pensaba el de un parlmentario de ese época que sacó en forma ilegal documentos sobre Guerra de Vietnam, que le han hecho un documental en HBO. El nombre no lo recuerdo.

China le va cerrar las puertas Assange.

Los norteamericanos se les va ocurrir elaborar una máquina tan sofisticada como la enigma de los alemanes. Van aprender de la lección.

5:50 p.m.  
Blogger Violante Cabral said...

Yo tampoco recuerdo el nombre, pero esos documentos también los han traido a colación en estos días.
No creo que en USA aprendan nada o cambien nada mientras tengan a ese híbrido calzonudo en la Casa Blanca

7:04 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Violante:
Buena tú última frase. Ja, ja.

11:56 a.m.  
Anonymous Vicente Olazaran said...

Esto de Wikileaks no es más que mucho ruido y pocas nueces. No veo "las grandes revelaciones" , aparte de tonteras que están al nivel de simples copuchas casi farandulescas y obviamente muy sesgadas.

6:47 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Vicente:
Discrepó un poco de ti. Por ejemplo, ha revelado que en Venezuela los espías cubanos andan como Pedro por su casa. Lo que por cierto, nadie se atrevía a confirmar o no se atrevía a decir.

8:10 p.m.  
Blogger Vicente Olazaran said...

Lo que pasa es que no ha revelado nada que todo el mundo no supiera o intuyera.
Por ejemplo, que alguien se preguntara si la Kichner estaba loca es de lo más natural.

9:19 p.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home