domingo, diciembre 12, 2010

A vuestro gusto



La demagogia está instalada en el Gobierno. La última declaración de ese tenor fue la propuesta de Su Excelencia, Sebastián Piñera de transmitir gratis los eventos masivos. Quizás se le ocurrió para tratar de subir en las encuestas, luego de la última baja. Y así ser popular.

Al inicio de la democracia chilena a principios de los noventa, hubo un destacado político, que fue asesinado por el grupo terrorista Frente Patriótico Manuel Rodríguez, mientras salía de la universidad, donde se desempeñaba como profesor. Me refiero a al senador Jaime Guzmán . Él a mediados de los sesenta del siglo pasado creo un movimiento político, que entre sus objetivos era sacar la lucha de clases de la política. La derecha tradicional no se atrevía desafiar a la izquierda en el ámbito de las ideas, ni menos entrar en los territorios de la izquierda más dura. La lucha de clases era propiciada por la izquierda leninista stalinista y guevarista. La derecha tradicional, sin embargo, no tenía ningún antídoto. En efecto, el 30 de agosto pasado, el senador de Renovación Nacional, Francisco Chahuán advirtió que podría haber ‘un estallido social’, sino “nosotros no somos capaces como gobierno de superar la pobreza, la indigencia y la pésima distribución del ingreso en nuestro país, la coalición va a perder legitimidad moral para gobernar Chile y segundo, va a venir una explosión social en el mediano plazo”. Alguien de derecha hablando como agitador social. Creo que el senador mete varias cosas en el mismo saco. Una cosa es la pobreza y otra cosa es el ingreso. Para salir de la pobreza hay que tener trabajo o inventarse uno. A Francisco Chahuán prefiere pasarle el pescado que enseñarles a pescar. Ahí le sale lo socialista, cuando habla de distribución. Quitémosle a uno para dárselo a otro. Ese es el sector ‘liberal’ de la derecha. Las recientes protestas de los representantes de la sociedad civil expresada en la Asociación de Empleados Fiscales y de la CUT confirman sus sospechas. Cuando hablan de la distribución me suena a envidia. Fomentemos la lucha de clases. De la única igualdad que debiera preocuparse es de la igualdad ante la ley.

Otra cosa que me molesta de este político que corresponde a la nueva camada de la derecha, es su falta de no hacerse cargo de la historia reciente de su país. Pues, para no caerle mal a la izquierda, mira al lado o simplemente esconde la cabeza. Así, lo constatamos en una declaración que hizo el año pasado, a saber: “que tenía cinco años para el golpe y que no participé en el plebiscito”. Esa declaración me saca literalmente de quicio. Es como decir: “Aquí no ha ocurrido nada. Pero si ha ocurrido algo es lo dice la izquierda”. Como queriendo decir: “yo tuve nada que ver. No me involucren a mí”. Lo que importa es el Gobierno Militar y no que la izquierda haya optado el bullying en democracia. Tampoco importa la expansión del comunismo en distintas partes del mundo, cuando Chahuán era estudiante de la enseñaza media. Supongo tampoco le importaba el peligro de una Guerra Nuclear retratada en tres películas: “El Día Después ”, “Juegos de Guerra” y la película inglesa “Threads” que la transmitieron por la TV. (Y así dicen que estábamos aislados del mundo). Como también la serie de la TV, “Buck Rogers en el siglo XXV”. De las dos películas que he salido triste, han sido ‘El Campeón’ que la ví cuando estaba en básica y “El Día Después”. Hasta se me viene a la mente una película australiana, cuyo nombre no recuerdo, en que se refugian el en Teatro de la Opera de Sindey. Lo único malo del siglo XX y de la Guerra Fría, es Gobierno Militar de Pinochet. Lo demás no cuenta para el hombre masa, Francisco Chahuán.


Después de todo su amigo, el hijo del terrorista y fundador del Mir, el ex diputado socialista Marcos Enríquez-Ominani –nuestro Deepak Chopra de la política chilena- sacó la idea la Nueva Forma de Hacer Política o una idea parecida. El sitio español Cambio 21 preguntó a los políticos el 2009, entre ellos, Andrés Zaldívar, Ramón Farías, Ricardo Hormazábal y Francisco Chahuán. “¿Por qué en 17 años no se logró parar a Augusto Pinochet? Ese seminario español compara a Pinochet con Hitler. Ahora sabemos por qué la izquierda se enfureció tanto este año, cuando José Piñera comparó a Salvador Allende con Hitler. También entendemos el mutismo del actual senador de la derecha pragmática, pues él dice: “Creo que hoy día y tomando en cuenta todo lo que ocurrió, nadie debiera tolerar una dictadura”. Al parecer el senador Chauhuán habría que recordarles las palabras de las diputadas de la UDI María Angélica Cristi, María José Hoffmann y Marisol Turres a la diputada de Renovación Nacional, Karla Rubilar:“Por último, recordemos que si no hubiera existido un gobierno de Allende, tampoco habría existido un gobierno militar”. El actual senador es producto “por parte de alguien que ha sido víctima de la tergiversación de la historia que ha hecho la izquierda chilena”. De ahí que no se haya preocupado de los contenidos en del ramo de historia de Chile , ni haya refutado por la prensa los disparates de los presidentes de la Concertación.

Si alguien se pregunta cuál es el origen de que el actual gobierno haya querido reducir las horas de historia de Chile de la enseñanza , simplemente hay que buscarla en personas como el senador Chahuán como gran parte de la derecha, que teme debatir a la izquierda, por una parte, el origen de la violencia política, que desembocó en la intervención militar. Y por otra parte, debatir el tema de los derechos humanos. En ambos, prefieren repetir los clichés de la izquierda, pues sino ésta los consideraría mal educados, no tolerantes, y probablemente los acusaría Amnistía Internacional porque los miraron mal.

Puesto que no sé como titular este post, lo dejo a vuestro gusto.

Etiquetas: , , , , , , ,

2 Comments:

Blogger Violante Cabral said...

Chahuán es un ejemplo de estas ideologías oportunistas que hoy pasan por derecha.
pero lo de la reducción de historia me ha dejado incomoda, no solo porque tengo amigos que son profesores de historia, sino porque ya hace tiempo que veo que en casi todo Occidente hay una necesidad de tergiversar o borrar la historia. ¿Por que reducr historia y no música o dibujo?

12:08 a.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Violante:
A Chahuán desde le leí esa declaración me cayó mal. Es poco menor que yo. Además, siendo abogado no se mete a defender a los militares, quienes tienen toda la ley a su favor.

Se dice 'cristiano'. Es tan oportunista como Piñera.

Discrepó de tí. Para mí al alumno hay que darle la posibilidad que desarrolle sus talentos, que son distintos en cada individuo. El que uno sea bueno en matemática no significa que sea bueno música. Nunca me gustó que las actividades extraprogramáticas, fueran consideradas fuera del currículum, esto es, de poca monta. Nunca tendríamos un Da Vince y todos los buenos pintores.

En el colegio me gustaba la historia y después me siguió gustando.

¿Te metiste al link que puse al blog de Vicente, donde muestra cómo se tergiverza la historia?

Les fascina ser popular. Cuando fue el asunto de los mineros, propuso que sea declarado el día del minero.

11:47 a.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home