martes, octubre 19, 2010

No es unidad nacional, es tregua



Debido al rescate de los mineros de la mina San José, se ha hablado mucho de unidad nacional, pues todos esperaban que tuviese un término la tragedia que envolvió a los mineros. Habría muchas cosas que hablar. Por ejemplo, no sabía que la perforadora que, finalmente, llegó hasta los mineros la habían traído de Afganistán. Lo que me recordó la película del asteroide que choca en la Tierra y en que la Nasa contrata a los mejores perforadores del mundo, liderados por Bruce Wills.

Cuando se trata de tragedias, sobre todo, de aquellas en que la naturaleza hace su parte, ya sea terremotos, ya sea tsunamis y fuertes temporales, en seguida se olvidan las diferencias políticas. Hacemos una tregua. En este caso particular, aun cuando la mina tal vez no haya cumplido con algunas condiciones, nadie me puede negar que ese tipo de trabajo hay un riesgo, a saber, un derrumbe. Asimismo, hay riesgo en la Estación Espacial o en los submarinos de las distintas marinas del mundo.

En esta ocasión, se ha insistido majaderamente, en la unidad nacional y de la imagen del país. El nuevo Gobierno reemplazó la expresión ‘reconciliación’ por ‘unidad nacional’, quedando un sector de la sociedad peor que con la coalición demócrata cristiano socialista. Cabe recordar que, cuando fue el terremoto y luego el posterior saqueo, la imagen que se tenía de Chile -pese a todo el dinero que invirtieron los gobiernos de la Concertación- se fue para abajo. Chile se convirtió en el hazmerreír del vecindario. No se creían distintos de América Latina. Ahora tenemos, un Presidente que se ufana de no ser el guardián de la memoria. Con todo, insiste desde el Estado en qué cosas hay que olvidar y recordar del pasado reciente siguiendo la pauta que marco la Concertación, aquí como en el extranjero. En efecto, desde la mina San José, Piñera en una entrevista a la BBC.co.uk, dijo : “Yo espero que en lo sucesivo Chile no siga siendo conocido como el país del golpe de Estado de 1973 y de la dictadura, sino como el país que logró rescatar a 33 mineros desde más de 600 metros bajo tierra". Sus palabras textuales fueron: "I hope from now on when people around the world hear the word Chile, they will not remember the coup d'etat or the dictatorship, they will remember what we've done - all the Chileans together,”. Un guiño más para la izquierda.


Ahora bien, a propósito de imagines de Chile, me acordé que a raíz de la Guerra Civil de 1891 y de la pugna entre las empresas extranjeras del salitre, un escritor inglés de origen polaco, Joseph Conrad se inspiró para su novela Nostromo (1904), el primer thriller político ambientado en una isla del Caribe. De hecho, el novelista menciona a Balmaceda . Probablemente, en el siglo XVIII los europeos, habrán tenido otra imagen. Así, el escritor alemán Heinrich Wilhelm von Kleist, escribió un cuento titulado “El terremoto en Chile”. Lo que quiero decir, es para qué Piñera le intente imponer una imagen. Después de todo, los chilenos son reconocidos por ser ladrones y garabateros.

Para la revista ‘Time’ dijo : “Chile será recordado ahora y reconocido no por Pinochet, sino como un ejemplo de unidad, liderazgo, valor, fe y éxito”. ¿Por qué tiene que nombrar a Pinochet? ¿Por qué no nombra a Allende? Piñera ante los fenómenos naturales como fue el derrumbe de la mina muestra coraje. Si hubiese sido un temporal como los que azotaban en los setenta y ochenta al país, hubiese actuado con igual determinación. Eso no lo dudo. Sin embargo, no mostró el mismo coraje en la aplicación del Estado de Derecho y del indulto hacia los militares, porque simplemente, se arredra ante la izquierda. Le teme tanto que repite los clichés. Tanto que ha mencionado a Pinochet que se está convirtiendo en esos escritores progresistas que invitan a nuestros talk show, y de lo único que hablan es de la dictadura y Pinochet.

Me pregunto qué pensaran las personas de la generación de Piñera o de mayor que votaron por él y que se enfrentaron a la Unidad Popular. Por cierto, no me refiere a la centro derecha que votó por el ‘No’, sino a personas auténticas, como un ex demócrata cristiano que conocí hace poco, que en tiempos de la UP fue el máximo dirigente distrital de La Florida que le cargaba el Museo de la Memoria o el señor Julio Bazán Álvarez, quien estuvo a la cabeza de todos los gremios y negocios, pequeños, mediano y grandes que se opusieron a la UP. ¡Tanto esfuerzo para que un estúpido nos deslegitimé! Con las declaraciones del mandatario más confunde a las nuevas generaciones. El ex DC tiene el mismo problema con sus nietos a propósito de la UP y el Gobierno Militar. Ha funcionado bien la propaganda en estos veinte años. Él les dijo a sus nietos: “Los peores tres años de mi vida fueron en la Unidad Popular”.

Por la televisión, los que más se han entusiasmado por el discurso de la unidad nacional, ha sido, pues, la izquierda. El ex diputado del PPD Antonio Leal estaba feliz en el programa ‘Ni Dios ni late’. En el mismo tono, el sociólogo Manuel Antonio Carretón en el programa de entrevista de TVN. ¿Cómo no iban a estar felices, si Piñera cuando alzo la bandera gigante invitó a los cuatro presidentes de la Concertación y en el Congreso les otorgó una medalla?

Tanta unidad para qué y por qué. En efecto, para la celebración del Bicentenario que no fue tal, el señor Adolfo Ibáñez escribió un excelente artículo, titulado ‘Celebraciones’. Él pregunta: “En cien años más se observará con asombro que en Chile nada habría ocurrido durante el siglo XX. Este vacío de historia se contrapone con las reiteradas y destacadas alusiones a la unidad. La pregunta obvia apuntará a averiguar qué sucedió durante esos años que hizo tan necesario reiterar en esta ocasión nuestra fraternidad”. Hace un contrapunto entre la celebración del Centenario de 1910 con el actual. Agrega: “El desarrollo del estatismo alcanzó su culminación durante la década revolucionaria que sacudió totalitariamente al país antes de 1973. Sus protagonistas fueron los partidos políticos que surgieron durante los años cuarenta y cincuenta. También la Iglesia Católica, movilizada tras la quimera de cristianizar la revolución. Así fue como se llegó en los años sesenta al apogeo de las imposiciones siguiendo a las ideologías antidemocráticas, privilegiando el odio que liquidó la unidad de los chilenos y todo vestigio del espíritu y del orden político republicano, única y finalmente inútil defensa para el grueso del país frente a la escalada de la violencia revolucionaria”.


Las declaraciones de Piñera hacen más oscurecer el pasado reciente.

Por una red social me informan que el capitán de carabineros Guillermo Cofré Silva de 65 años tiene un cáncer terminal, que lo está devastando en Punta Peuco. ¿De qué unidad nacional me hablan? El presidente Piñera que tanto le gusta hablar de generosidad, no fue generoso con los militares que combatieron el terrorismo, ni tampoco ha sido generoso como el millonario Farkas. Parece que es ‘amarrete’, si lo comparamos con el millonario excéntrico. Si se trata de delincuentes y terrorista de izquierda, la generosidad le brota por los poros al mandatario.

El incidente de la mina San José es una simple tregua como lo será la próxima Teletón.

Etiquetas: , ,

9 Comments:

Blogger Violante Cabral said...

A ver, déjame organizarme, porque dices muchas cosas y muy interesantes.
Estamos claros en que hay profesiones riesgosas, pero no hay necesidad de hacerlas más arriesgadas todavía. Espero que esto no afecte a las minas pequeñas o particulares, pero en la San José había un total desbarajuste, y nunca debió haber sido reabierta.
Este sábado, en el programa especial que Geraldo Rivera dedicó al rescate en FoxNews, me enteré de un detalle que me azoró. La gran critica que el continente (incluyendo USA) tuvo en contra nuestra después del terremoto, no fue por los saqueos (USA los tuvo peores después de Katrina) sino por la soberbia bacheletiana de anunciar que no necesitábamos ayuda. En cambio ahora, estaban encantados de que Piñera los incluyese en el proceso de rescate. ¿Qué raro no? Uno pensaría que debía ser lo contrario.
Es cierto y es irritante que el Presidente tenga que desenterrar al Tata, pero es por la conciencia de que el mundo no lo olvida. Nunca en 23 años pude convencer a nadie en el extranjero de cómo fueron las cosas antes y después del Pronunciamiento. Tengo un amigo que la noche del velorio del Tata, mientras hacia cola para presentar sus respetos ante el ataúd, habló con un periodista sueco impresionadísimo ante la cantidad de gente presente. El creía que el General era odiado por todos los chilenos
El Socialismo Internacional hizo un trabajo prolijísimo, ensuciando la imagen del Gobierno Militar y la de los chilenos. Europa, con esa idea, dio asilo a muchos maleantes que con el cuento de ser “perseguidos” se iban a hacer desmanes en Canadá, Suecia y otros lugares que tienen hoy peor impresión de los chilenos. A la misma Bachelet la expulsaron de Australia por revoltosa.
El mejor ejemplo es que el New York times fue el primero en copuchar que al padrastro y al padre de Luis Urzua, el último minero en salir, los mató la Caravana de la Muerte. ¿Te das cuenta por que no se puede evitar el tema? Para el mundo, Pinochet es un monstruo y El Chicho un mártir. El único modo de cambiar esa imagen es demostrar que Allende y su gobierno fueron funestos.
En el siglo XIX, lo que hoy llamamos el primer mundo tenía otra visión de América, nos veían como un sitio para explotar, colonizar, hacer negocio, porque Occidente tenía esa mentalidad. Hoy que se consideran bastiones de moral y condescendencia paternalista, se preocupan por los Derechos humanos y por juzgarnos por nuestros “malos gobiernos” como si ellos tuvieran muy buenos.

7:05 p.m.  
Blogger Violante Cabral said...

El Socialismo Internacional hizo un trabajo prolijísimo, ensuciando la imagen del Gobierno Militar y la de los chilenos. Europa, con esa idea, dio asilo a muchos maleantes que con el cuento de ser “perseguidos” se iban a hacer desmanes en Canadá, Suecia y otros lugares que tienen hoy peor impresión de los chilenos. A la misma Bachelet la expulsaron de Australia por revoltosa.
El mejor ejemplo es que el New York times fue el primero en copuchar que al padrastro y al padre de Luis Urzua, el último minero en salir, los mató la Caravana de la Muerte. ¿Te das cuenta por que no se puede evitar el tema? Para el mundo, Pinochet es un monstruo y El Chicho un mártir. El único modo de cambiar esa imagen es demostrar que Allende y su gobierno fueron funestos.
En el siglo XIX, lo que hoy llamamos el primer mundo tenía otra visión de América, nos veían como un sitio para explotar, colonizar, hacer negocio, porque Occidente tenía esa mentalidad. Hoy que se consideran bastiones de moral y condescendencia paternalista, se preocupan por los Derechos humanos y por juzgarnos por nuestros “malos gobiernos” como si ellos tuvieran muy buenos.

7:06 p.m.  
Blogger Violante Cabral said...

Tuve que partir mi post, porque me quedó muy largo...
En general, concuerdo con todo lo dicho. Me ha dejado para adentro lo dicho por A Ibáñez, no había pensado que todo esta utopía de “Unidad” lo único que consigue es borrar o deformar más la historia.
Me duele decirlo, pero no esperemos que Piñera solucione esos errores A diferencia de su hermano José, el no tiene aprecio por el Gobierno Militar. No es cobardía, el sinceramente no cree que las acciones de ese gobierno fueron justas.
Tu idea de la “tregua” me recuerda un programa del Discovery que vi sobre una inundación en el norte de Australia en que un canguro y una pitón se salvaban subidos en la misma rama. Lo extraordinario es que mientras duró la inundación, la pitón nunca atacó al canguro. Era una cuestión de oportunismo, prioridad y sobrevivencia. Esos son los factores que dominan a la clase política hoy en Chile.
Pero si vieras como los usuarios de izquierda se burlan de Piñera en los foros. Hay Rojos duros de matar que él nunca convencerá, ni salvando 3,000 mineros.

7:07 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Violante:
No importa que te hayas extendido. Quizás lo conviertas en un post en tú blog.

Quise enfatizar que hay profesiones riesgosas. Por eso, puse el ejemplo de la Estación Espacial y de los submarinistas.

Con o sin globalización, lo normal es que cuando un país es azotado por una desgracia natural, es propio del mandatario pedir ayuda extranjera. La autosufiencia es mal vista.

La propaganda de la izquierda ha funcionado bien. Pero, no hay mentiras que dure cien años. Lo mismo ocurrió con la Guerra Civil Española.

Lo del padrastro lo leí en 'El Mostrador'.

No sabía que a Bachelet la expulsaron por revoltosa.

Tienes razón: "Me ha dejado para adentro lo dicho por A Ibáñez, no había pensado que todo esta utopía de “Unidad” lo único que consigue es borrar o deformar más la historia". Por eso, no hay que seguirle el cuento.

Me gustó tú ejemplo sacado del Discovery Channel. Quizás podrías hacer un post al respecto.

11:32 a.m.  
Blogger Violante Cabral said...

Hoy era mi dia libre e hice tres entradas sobre el tema y ninguna me gusta. Quizas me incomode el que no haya realmente una unidad nacional.
Lo de la Bachelet en Australia. No fue expulsada, pero organizo tantas protestas y "actos de solidaridad" que las autoridades como que le dieron su empujoncito para que se fuera a Alemania. Estas cosas se hablaban (junto conque el mismo Mamo organizó su liberacion de Villa Grimaldi y el novio supuestamente muerto que "resucitó" y trabajaba para la DINA) se hablaban abiertamente cuando la B. era MInistro y ni pensaba ser presidenta, pero apenas llegó a La Moneda todos esos rumores desaparecieron. Ahora me costó un siglo encontrar fuentes que hablaran de su militancia en sus dias australianos. Solo las encontré y muy licuadas, en ingles

8:33 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Violante:
A mí me gustó esa referencia al Discovery Channel. La encuentro genial.

Sobre Bachelet. De a poco vamos descubriendo cosas o fuentes que hay que mostrarlas. Peor es nada.

11:38 a.m.  
Blogger Hunter said...

Bueno, Piñera no podía seguir hablando de reconciliación, sería demasiado notorio su sentimiento concertacionista y entonces vino la ocurrencia de unidad nacional, termino que ha usado recurrentemente y que se hizo patente, como un lema del gobierno, después del rescate de los mineros.
Está en un error, siempre el chileno, en las tragedias de cualquier naturaleza, se muestra solidario, se olvidan las diferencias y se produce una especie de tregua de Dios como en la época feudal, pero restañadas las heridas, esa tregua se va al tacho y acá sucederá lo mismo, pero si lo estamos viendo en los mismos mineros rescatados, ya las divisiones entre ellos son notorias. De que unidad estamos hablando entonces.
Por otra parte, alguien cree por casualidad que a la Concertación le conviene una "unidad nacional"? Por supuesto que no y si bien no han lanzado por ahora sus dardos contra el gobierno, es porque muchos de sus jerarcas acompañan al presidente en su gira por Europa, gozando de un viaje que pagamos todos los comunes que no pertenecemos a la clase política y la otra razón es que por el momento, es políticamente correcto mantener esa tregua por lo menos hasta que regresen los paseantes.
En lo que dice relación con el terremoto, he sentido varias veces verguenza ajena, pero como la que sentí cuando el embajador ante la ONU, un tal Heraldo Muñoz, dijo, con una soberbia digna de mejor causa, que no necesitabamos ayuda extranjera, no creo que vuelva a sentir, más cuando a poco andar, se suplicaba por esa ayuda.
A propósito nunca he sabido que se hizo con los 45 mil millones recaudados por la especie de Teletón efectuada a principios de Marzo para ir en ayuda de las víctimas del terremoto y tsunami.
En otro orden de cosas, lógico que no puede nombrar a Allende como el más nefasto de nuestros gobernantes y a Pinochet como uno de los salvadores que impiidieron que fueramos una segunda Cuba, pprimero, porque su corazón DC y su animadversión a las FF.AA, le impide reconocer la obra del gobierno militar y segundo, por la labor del zurderio, Allende, para el resto del mundo es un demócrata, mártir de sus ideales y como Piñera le teme a la izquierda, no va a intentar cambiar esa opinión

5:02 p.m.  
Blogger Hunter said...

Sigo.
Por más que sea la intención de Piñera, Pinochet no dejará de ser recordado, el accidente de los mineros fue un suceso importante pero no va a opacar la obra de Pinochet, más temprano que tarde, como decia alguien, la historia reconocera sus méritos y el intento de Piñera y el zurderio de sepultar su memoria en el olvido, no tendrá éxito.
Ahora, exigirle a Piñera que cumpla sus promesas respecto a los ex-militares, es como pedirle peras al olmo, primero, como he dicho en tantas ocasiones, su odiosidad hacia las FF.AA. y al ejército en particular, segundo, juntándose además su corazón DC y por ende concertacionista y tercero, su temor reverencial al zurderio vociferante le impiden tomar cualquier medida en favor de los ex-uniformados ilegalmente condenados condenados.
El coraje se demuestra en toda circunstancia y no sólo cuando se puede obtener beneficios políticos.
Por último no se de que te extrañas que invite a los 4 ex-presidentes concertacionistas, si él se siente cómodo con la gente de la concertación, la senadora Allende estuvo permanentemente a su lado durante el rescate minero, nombró a una ex.ministra de Bachelet como asesora ministerial, etc.

6:09 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Así es Hunter.

7:28 p.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home