jueves, septiembre 09, 2010

La broma de los derechos humanos

Más de una vez he criticado a los abogados de los derechos humanos o derechos de la izquierda, ya sea por su parcialidad, ya sea por defender a los terroristas. Pues, los únicos que tienen derechos son las personas ligadas a la izquierda. A los demás, hay negarles la sal y el agua, e incluso los derechos más elementales que están previstos en nuestra legislación. Pero, como son del otro lado, buscan cualquier pretexto para no aplicarlos.

Por el blog de Hermógenes Pérez Arce confirmo lo que siempre había pensado de los abogados de derechos humanos. En efecto, don Hermógenes cuenta que escuchó en Radio Agricultura al abogado José Zalaquett, quien sostuvo que los militares violan los derechos humanos dando simplemente razones arbitrarias de ser violadores de los humanos, en cambio los terroristas, según él mismo abogado, no violan los derechos humanos. Tal cual. Claro como el agua. Por eso, más de una vez he criticado al señor José Zalaquett, quien no tiene ninguna autoridad en materia de derechos humanos. Sólo un tonto se deja atrapar por la supuesta autoridad que dicen tener algunos señores.

Y propósito de la huelga de los terroristas mapuches, otro abogado de derechos humanos, Hernán Montealegre expresó en ‘El Mostrador’: "Evidentemente que el terrorismo existe y que es un tipo de delincuencia distinto a la delincuencia común. Organizaciones terroristas han existido en muchos países: el IRA en Irlanda, la ETA en España, Al Qaeda…En Chile la verdad no logro configurar las características de estas organizaciones para homologarlas con algún grupo chileno. Desde luego la idea de Pinochet de que aquí había terrorismo es falsa. La esencia del acto terrorista es que comete delitos contra las personas o la propiedad pero, lo que le interesa no es dañar a esa persona o propiedad, sino a través de eso producir alarma en conjunto o parte de la sociedad”. Se nota las simpatías del escritor hacia el terrorismo chileno, que comenzó a fines de la década del sesenta del siglo pasado. Además, se le nota el neolenguaje del abogado. Antes cuestiona el artículo de la Constitución del 80, en que dice el terrorismo es contrario a los derechos humanos. Pues, como dice el abogado: “Con eso se sostuvo lo que Pinochet siempre quiso transmitir: los que de verdad violaban los derechos humanos eran los terroristas y no ellos”.

Otro ejemplo de lo que hablo, es el reciente libro que publicó la ex abogada del Consejo de Defensa del Estado, Clara Szczaranski en la que estuvo presente el senador Hernán Larraín, quien no creo que haya tenido coraje intelectual para rebatirle al ex comunista. La señora Szczaranski: "La especificidad de los delitos contra los derechos humanos perpetrados por fuerzas armadas y de orden contra habitantes del mismo país de pertenencia”. Nótese la expresión: “delitos contra los derechos humanos perpetrados por fuerzas armadas y de orden contra habitantes del mismo país de pertenencia”. Los abogados de izquierda como esta arpía quieren dar la impresión de que las fuerzas armadas y los organismos de seguridad atacaban indiscriminadamente a los civiles. Nada más falso, pues lo que así procedían eran los terroristas, ya sea a fines de la vieja democracia (1967-1973), ya sea durante el Gobierno Militar. De hecho, lo refuta la declaración de la Cámara de Diputados de agosto de 1973.

Lorena Fríes, del Instituto de Derechos Humanos, quien dijo que el actual ministro de Interior, Rodrigo Hizpeter apoyaba esa institución. Fríes declaró sobre el Presidente : “deslindarse de esa derecha vinculada a las violaciones del pasado y en ese sentido estamos apostando ambos a ganador”. No me extraña, si Hizpeter dijo que ganamos con las banderas de la izquierda. Fríes dijo en ‘La Segunda’: “¿qué tienen en común los pueblos indígenas, con los temas del matrimonio gay, de la discriminación a las mujeres, o incluso, con los de los privados de libertad con malas condiciones carcelarias? El principio de la igualdad. Ese será nuestro gran tema”. Precisamente, el gran tema no es la igualdad, sino la desigualdad que promueve esa institución al no respetar las leyes que favorecieron a los terroristas. A raíz de la huelga de hambre de los terroristas mapuches, la directora se mostró preocupada. Sin embargo, no muestra interés por el cáncer que afecta a los uniformados en Punta Peuco y Cordillera. Naturalmente, si fuesen terroristas, la señora Fríes estaría dando su opinión.

Para que vean que es una broma de mal gusto todo lo que huela a los derechos humanos, incluyendo la Brigada de Derechos Humanos de la PDI, me contaron que entre las personas procesadas por el caso de terrorista Woodward, arrestaron a un sub oficial de la armada retirado, el mayor Leiva, quien tiene 92 años y padece de Alzheimer. Lo cuidan sus dos hijas. La última vez que vi ese señor fue en funeral de un conocido de ambos. Seguramente, la jueza lo interrogó. No lo interrogó. Estamos ante un justicia, además, prevaricadora, una justicia desquiciada.

Etiquetas: , , , , ,

5 Comments:

Anonymous Vicente Olazaran said...

¿Dónde está el sentido de justicia?. ¿Cómo es posible que la mentira haya llegado tan lejos?.
Por favor no decaigas. La causa es justa.

3:52 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Vicente:
Porque nosotros y nuestro representantes lo hemos permitido. Por eso, la mentira ha ganado.

Hay injusticia permanente.

6:27 p.m.  
Blogger cristian said...

Que lamentable y vergonzoso el desenlace de la interesante huelga de hambre que anunciaron los presos de Punta Peuco, lo que se venis en una valiosa alternativa de ubicar el debate por su situación en el centro de la opinion pública, asi como obligar a Piñera a cumplir sus promesas electorales. Sin embargo, en un gesto que solo ridiculiza la situación y favorece a la izquierda, ni siquiera la iniciaron , al parecer, en respuesta a una peticion del Ejercito, el mismo cuyos ultimos comandantes en jefe los excluyeron de todo apoyo.
No lo puedo creer, y no se si vale la pena apoyarlos tanto con nuestros blogs, si ni siquiera nos visitan ni difunden, ni agradecen ni responden con inteligencia a nuestro apoyo desinteresado.

7:46 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Cristián:
Eso te muestra que los militares presos son caballeros y no rotos como lo diputados que hicieron huelga para favorecer a unos terroristas.

Fue un intento. Pero yo hubiese preferido que a Piñera lo funaran.

Ya se verá otra forma de colocar en el debate. Pero La Moneda se sintió incómoda.

2:51 p.m.  
Blogger Samuel Carrasco Ramírez said...

Creo que usted no entendió lo que dijo Zalaquett. Yo tengo entendido que a los militares se les acusa de violaciones a los derechos humanos porque ese delito en particular se considera un "crimen de Estado" y los uniformados actuaron como órganos del Estado. No pasa lo mismo con grupos terroristas no estatales para los cuales la tipificación penal es distinta. Eso no debiera ser, necesariamente, una declaración de que lo primero es más grave que lo segundo, pensar así, sería llegar a una conclusión falaz.
Sin embargo, pienso que los crímenes llevados a cabo por órganos del Estado tienen más gravedad por cuanto destruyen toda la construcción social del ser humano (lo que los antiguos filósofos llamaron "contrato social") y desmoralizan permanentemente a las naciones.
Saludos.


Señor Bazán, lo invito a responder, en mi blog, algunas preguntas (muy breves) sobre el régimen militar. Su opinión será muy valiosa. Le dejo el link esperando una buena acogida. La invitación se extiende a todos los demás lectores de este blog que quieran debatir respetuosamente.

http://casiunbufon.blogspot.com/2010/09/yo-pregunto.html

6:02 p.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home