lunes, marzo 01, 2010

Terremoto en Chile

Mi idea era escribir sobre la posición de Lula y el canciller chileno a raíz de la muerte del disidente cubano Tamayo.

Como la mayoría de los chilenos, a mí me encontró durmiendo el terremoto. Estuve en la cama, hasta que se puso fuerte. De ahí salimos a la calle como el resto de los vecinos. Yo estaba tranquilo y estoico. Después de todo, para el terremoto de 1985, me encontró con gastroenteritis. En esa ocasión, mandé al diablo el terremoto y me volví acostar. Esta vez, me venció el sueño. Y nuevamente mandé al diablo la sacudida de la naturaleza.

Cuando empezó el terremoto, la mayoría de las transmisiones se cortó. Chile quedó por unas tres horas aislado. Las personas que tenía radio a pilas para este tipo de emergencias –entre ellos mi padre- solamente escuchaban la frecuencia AM. Nadie estaba informando del terremoto. Por la radio, supinos en un principio que el epicentro había sido en Argentina. Después se supo que no era así.

En la mañana salí a trotar hasta la playa Amarilla. Cuando pasé por Reñaca, los vidrios de los cajeros automáticos estaban destruidos. Y a la vuelta hubo un incendio cerca de un restorante de comida rápida frente al primer sector.

Sobre el tsumani que asoló Talcahuano, me comunicó alguien cercano a la Marina, que el Shoa había avisado sobre el efecto de la naturaleza. Pero, parece que el gobierno no lo tomó en cuenta.

Poco se ha dicho de los daños a la Base Naval Talcahuano. Sin embargo, los daños son grandes. De hecho, un contenedor entró a una casa de tres pisos, que datan de la década del treinta del siglo pasado. ¡Y que decir del monitor Huascar! Parece que posó en tierra.

Por otro blog, no sabía que el ministro de Interior, el demócrata cristiano Edmundo Pérez Yoma, calificó de ‘militarismo’ la propuesta de establecer ‘Estado de Sitio’, ‘Estado de excepción’ a la ciudad sureña de Concepción, debido a los saqueos y actos vandálicos que han ocurrido y que siguen ocurriendo en dicha ciudad. Naturalmente, en seguida las personas decentes de este país se acordaron del terremoto de Valparaíso de 1906. En esa oportunidad, el Almirante Gómez Carreño fusiló a unos cuantos saqueadores, e inmediatamente se reestableció el orden en la ciudad. El gobierno de la Presidenta Bachelet no quiso sacar los militares a las calles por razones netamente ideológicas. Esperaban, tal vez, que la alcaldesa de Concepción, Jacqueline Van Rysselberghe se convirtiese en la Mujer Maravilla, y sola sacase a los saqueadores.

¿Alguien se acuerda del déficit fiscal que se comentó antes del terremoto? Según la actual vocera de gobierno era ‘discusión artificial’. Bastantes cosas el futuro gobierno de Sebastián Piñera hubiese podido hacer, si no se hubiese gastado en propaganda y en las ONGs de izquierda. Entre paréntesis, cuando supe que el Presidente electo iba a ocupar el 2% constitucional, lo encontré deplorable. No esperaba que usase las artimañas de la Concertación que tanto critiqué. Espero que sean más creativos.

Etiquetas: , , , ,

9 Comments:

Blogger pablo said...

Llegue a este blog precisamente por las lineas que en su momento siguio el Almte Gomez Carreño.
Creo que ese es el ejemplo a seguir y restaurar el orden en las ciudades del sur.
No olvidar que ese es solo uno de los problemas en la zona, pues el desamparo de las pequeñas localidades se ha visto opacado por los incidentes.
Buen Blog!

12:31 a.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Gracias Pablo.
Ahora la el saqueo llegó a Coronel.

saludos

12:33 a.m.  
Anonymous Cristian said...

Excelente columna de opinion en La Tercera de hoy:

EL GOBIERNO DEBE GARANTIZAR EL ORDEN PUBLICO SIN DILACIONES

Los graves hechos de violencia, saqueos y pillaje ocurridos en las últimas horas en Concepción y en Santiago han puesto de manifiesto una debilidad y tardanza incomprensibles en las medidas adoptadas por el gobierno para garantizar el orden público y la seguridad de la ciudadanía.

En situaciones de emergencia como las que vive el país es crucial que se demuestre la capacidad de mantener el orden público, pues es sólo sobre la base de éste que resulta posible organizar la asistencia a los más necesitados y enfocarse en las tareas de rescate y reconstitución de los servicios básicos, fijando las prioridades y tomando decisiones para alcanzarlas.

Pese a que el gobierno decretó el domingo estado de catástrofe en las dos regiones más afectadas por el terremoto y el tsunami que lo siguió, no ha sido capaz de garantizar el orden público. Los alcaldes de algunas ciudades afectadas se quejan de la lentitud y escasez del despliegue militar, lo que ha permitido que se sigan registrando escenas de violencia. Ayer, grupos de jóvenes tomaron por asalto una multitienda en Concepción, la que luego procedieron a incendiar, sin que los pocos soldados que había en el lugar fueran capaces siquiera de disuadirlos. El edil de Hualpén, mientras tanto, realizó dramáticas declaraciones a una radio mientras la sede de la municipalidad era saqueada por una turba.

La violencia y descaro apreciados en imágenes y despachos de prensa dan cuenta de la impunidad con que han actuado los delincuentes, frente a los que la población ha quedado indefensa y amenazada en momentos en que todavía no se repone de los efectos del desastre.



Son evidentes los prejuicios y vacilaciones que exhibe el gobierno desde un primer momento respecto de la incorporación de las Fuerzas Armadas a las tareas de rescate y preservación del orden público. El cumplimiento de las obligaciones de la autoridad y el respeto de los derechos de las personas no pueden quedar supeditados a consideraciones de este tipo.

La experiencia mundial en estas emergencias y catástrofes recomienda desplegar cuanto antes estas medidas de seguridad para prevenir la ocurrencia de los hechos que ahora se están lamentando y que deben ser controlados a la brevedad.

Es importante considerar que el gobierno ha recibido un fuerte apoyo de todos los sectores, especialmente de la futura administración, y de las personas comunes y corrientes (algunas de las cuales se han organizado espontáneamente para resguardar sus enseres y su seguridad) para aplicar las medidas necesarias para enfrentar estos problemas y los requerimientos de seguridad pública no son una excepción. El gobierno debe dejar atrás las dudas que ha mostrado en esta materia, porque la ciudadanía espera que se cumpla con la ley y apoyará el desempeño de las Fuerzas Armadas y policiales dentro del marco constitucional previsto para emergencias de esta naturaleza.

La declaración de estado de catástrofe y la aplicación del toque de queda no son suficientes si no van acompañadas del apoyo explícito de las autoridades a los efectivos policiales y militares para que su presencia sea efectiva y genere un efecto disuasivo en quienes injustificablemente han tratado de aprovecharse de esta situación. Ese apoyo ya es claro y evidente en la ciudadanía. Cualquier duda en este sentido puede hacer más difícil en el futuro inmediato la tarea de preservar el orden público.

A lo anterior cabe agregar la necesidad de que se descarte otorgar justificación, especialmente a través de los medios masivos, a quienes cometen estos actos de vandalismo y robo. Cualquier tolerancia de este tipo desalienta el cumplimiento de la ley y dificulta restaurar el orden público a quienes están encargados de hacerlo.

6:05 p.m.  
Anonymous Vicente Olazaran said...

Estos acontecimientos tan dramáticos, al menos tienen una virtud:
Permiten diferenciar los verdaderos liderazgos de los que sólo son producto de una fabricación mediática.
Cuatro años blindando la inoperancia de la señora y en los descuentos, "el rey queda desnudo" (esta vez la reina).
Cuando llegue la hora de rendir cuentas por estos monumentales errores, originados exclusivamente por la ceguera ideológica progre, ya no estarán en el gobierno.
Si el alcalde hubiese sido de sus filas, quizas otra cosa hubiese ocurrido. Al menos en lo que respecta a la rapidez de la llegada de ayuda, la que se está concretando recién cuatro dias después!!.
Iba a comentar de esto en el blog, pero ninguna palabra era reproducible y preferí dejarlo para después con la cabeza más fría y opté por algo más liviano.

6:44 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Cristián:
La ONU y el Vaticano propusieron crear 'los cascos rojos' para enfrentar las embestidas de la naturaleza. Mi opinión lo encuentro rídiculo. Basta solamente, las propias FFAA de cada país:
"Vaticano apoya la creación de "cascos rojos" de la ONU para las catástrofes
"Existe la convicción (...) de que no se puede hacer frente episódicamente a las consecuencias de las catástrofes naturales", afirmó un editorial del "L'Osservatore Romano".
AFP
Martes 2 de Marzo de 2010 16:51


Cobertura especial del terremoto en Chile


CIUDAD DEL VATICANO.- El Vaticano apoyó la creación de una fuerza de Protección Civil de la ONU, los llamados "cascos rojos", para hacer frente a las catástrofes naturales como los terremotos registrados en Chile y Haití.

"La comunidad internacional dispone hoy en día de la tecnología suficiente para hacer frente a las catástrofes (...) Se trata de hallar la voluntad política para emplear ese patrimonio de conocimientos disponible de manera que sea rápidamente operativo", propuso hoy en un editorial el diario de la Santa Sede "L'Osservatore Romano".

La idea fue lanzada recientemente por el Presidente de Haití, René Préval, quien solicitó a la ONU la creación de una "protección civil mundial, los cascos rojos".

"Debería ser una estructura permanente de la ONU (...) la cual podría establecer los protocolos para intervenir y también garantizar la coordinación de la operaciones de socorro, donde suele haber inicialmente incertidumbre y confusión", escribió el diario.

Según el rotativo del Vaticano, "existe la convicción, aún dentro de las Naciones Unidas, y después de los graves terremotos en Haití y Chile, de que no se puede hacer frente episódicamente a las consecuencias de las catástrofes naturales".

"Es evidente que la buena voluntad no es suficiente para aliviar los sufrimientos de las poblaciones afectadas", advierte "L'Osservatore Romano".
"
Fuente: EMOL de hoy día.

saludos

Vicente:

Así de simple. La reina quedó desnuda.

9:12 p.m.  
Blogger cristian said...

Javier, concuerdo plenamente con tu opinión acerca de los "Cascos Rojos". Hay que evitar a toda costa seguir empoderando a la ONU a costa de la soberania nacional, pues esta institucion es la llave para un muy peligroso Gobierno único mundial.
Respecto a la acertada columna de Fernando Villegas recomendada por Alvaro Paul, y a partir de la cual escribi un post, sólo le corregiria un punto, tal como publico hoy en mi blog: donde dice "y de procesos
sociales cuyas semillas se sembraron
a partir de 1973", debiera decir : "cuyas semillas se sembraron a partir de 1967, cuando la izquierda proclamó oficialmente su intención de acceder al poder por la via armada, legitimándola, dando así origen a la violencia política en Chile e iniciando su siembra venenosa".

9:51 a.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Cristián:
Estoy de acuerdo contigo. Villegas quiso estar bien como de costumbre con el Dios y con el diablo.

12:58 p.m.  
Blogger cristian said...

Javier: muy certera también la carta de Sergio Karlezi, he leido varias opiniones en el mismo sentido en diversos medios (incluso el cura rjo Berrios habla de reconstrucción moral, claro que atribuyendo los problemas valóricos -cómo no- al sistema neoliberal), parece que por fin está aflorando en los medios esta visión valórica que hemos estado desarrollando desde hace tiempo en nuestros blogs ante la mayor indiferencia de nuestros lectores.
Ojalá ésta sea una buena herencia de este lamentable desastre natural, pero, si es así, ¡ que pena que siempre tengamos que aprender a golpes!

En La Tercera Domingo del 7 de marzo hay una serie de interesantes articulos que les sugeriría revisar.

Fernando Villegas profundiza esta columna que cité en mi post en otra llamada "El cabo Hinojosa desenfunda", reafirmando la pérdida del respeto por las instituciones, desde la familia hasta las fuerzas de orden, inspirada por la doctrina de la Concertación, y su absurda fobia a los militares; Cito una parte de ésta:
"ese nuevo espíritu consiste en que hoy el ciudadano comun NO comparte los enfermizos complejos que respecto de las FFAA y a los uniformados en general plagan y entorpecen a gran parte de la clase política. No sólo no los comparte, sino tiene clarísimo que dicha clase sufre un grave trauma al respecto"

En la columna de opinión del mismo diario expresa, Axel Buchheister expresa:
" ¿A que se debió la demora en tomar una decisión que era obvia, imprescindible y urgente? La respuesta parece estar en factores inherentes al ADN del conglomerado gobernante.

Por una parte, han sido gobiernos fundamentalmente comunicacionales: lo que importa no son los hechos y realidades, sino lo que se dice de ellos. La prioridad han sido las imágenes, el diseño de los argumentos y la atribución de responsabilidades, a otros por cierto. Así, la primera reacción fue a minimizar la situación, declarando que Chile puede solo y que no era tsunami, sino olas que entraron, etc. Y luego, que la culpa la tienen los militares."

Finalmente, Héctor Soto comenta en la página 18 de La Tercera Reportajes:
"El papelón del gobierno es harina de otro costal. Sus titubeos sobre si sacar o no a los uniformados a la calle fueron , en términos metafóricos, el desquite final de una admnistración insegura, que habría sido bastante mejor si la misma energía que gastaba en medir cómo se veían sus decisiones la hubiera aplicado básicamente a que esas mismas decisiones fuesen correctas. Es riesgoso gobernar en función de las puras percepciones; se termina confundiendo a los publicistas con los hombres de estado"

Eso si, yo no estoy de acuerdo con quienes hablan de "reconciliación entre los militares y la civilidad". La enorme mayoria de Chile no está en conflicto ni lo ha estado nunca con los militares, no en vano fue la gente la que los llamó para deshacerse de la minoria socialista que deseaba imponer un sistema que pocos querian en 1973.Y sólo fue dicha minoría la que más tarde sufrió los malos ratos de parte de los miliatres, los mismo que ellos mismos se buscaron con su público ofrecimiento de violencia por doquier.

5:38 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Así es Cristián.

4:50 p.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home