martes, marzo 23, 2010

El legado de Bachelet

Cuando fue el terremoto, luego el tsunami que asoló las zonas costeras de la VI a la VIII regiones y la isla de Juan Fernández, y finalmente, el saqueo en las ciudades de Concepción, Talcahuano, Coronel y Lota, muchas personas hablaron para después del desastre natural y humano, que había de por medio también una reconstrucción moral. En efecto, la moral es lo que la Concertación demócrata cristiana socialista se había encargado de socavar en estos veinte años.

La autoridad no quiso actuar porque se dejó arrastrar por su ideologismos y prejuicios trasnochados, y tuvimos el saqueo posterior al terremoto.

La ex presidente Michelle Bachelet fue la culminación de ese socavamiento de la moral. Pues, hay que recordar que la autoridad sancionó a un carabinero de las Fuerzas Especiales fue dado de baja, durante su administración porque, según el ministro de Interior, uso ‘fuerza excesiva’, aun cuando los que provocaban desordenes propinaba patadas altas a la espalda. Eso no se considero ‘fuerza excesiva’.

Michelle Bachelet hasta el último momento mostró que estuvo atravesada por la hoz y el martillo. En efecto, en la última entrevista que le realizó el animador de la televisión Don Francisco, miento como te costumbre. Ella declaró: “No, no hubo descoordinación. Estuvimos donde había que estar y de inmediato,”. Aclaró que en seis horas declaró el Estado de Emergencia, aun cuando el decreto lo firmó el día domingo. Como dijo la ex alcaldesa de Concepción “se perdieron casi 24 horas’. Después afirmó: “Decir que yo tenía miedo de ver a los militares en la calle es un absurdo,”. Naturalmente, el animador no le sacó en cara las declaraciones que se conocieron en la semana, ya sea de los asesores del segundo piso de La Moneda le había aconsejado no sacara a los militares porque podía dañar su imagen, ya sea del ministro de Obras Públicas, Sergio Bitar, en que hablaba del ‘trauma’ del 1973 para justificar la parálisis. Pasado el terremoto, si uno lee a algunos columnistas de la izquierda de la Concertación, ya sea de ‘La Tercera’, ya sea ‘La Segunda’ reconocer la parálisis que tuvo el Bachelet.

En un momento tan dramático como le tocó a miles de chilenos enfrentarse a la naturaleza y a sus semejantes, Bachelet no tuvo nada mejor que mentir al recordar su paso por Villa Grimaldi junto con su madre. Bachelet nunca estuvo en Villa Grimaldi, pues es una mentira que el gobierno de Ricardo Lagos instaló en los medios. De hecho, dicha mentira la refuta una carta que escribió el general Manuel Contreras, jefe de la DINA. Basta que alguien de izquierda diga una mentira, para que se convierta en verdad. Mentir significa injuriar y difamar la honra de las personas. Eso es lo que hacían en la purgas de Stalin.

En ‘El Mercurio de Valparaíso’ un lector sostuvo, luego de ver esa entrevista, que el legado de Bachelet consistía en ver a sus opositores como adversarios y no como enemigos. Esto último viene diciendo la izquierda, desde que no pudo instalar su dictadura del proletariado, culpando a sus adversarios de la odiosidad que ellos introdujeron en el ágora hace 43 años en democracia. Antes había dicho que Chile necesita perdonar, mas nunca olvidar. Pero, sí que hay que olvidar de cómo se originó la violencia, el terrorismo y la intentona totalitaria de la Unidad Popular. ¿Qué hizo Bachelet para perdonar su mandato? Nada. De hecho, los uniformados en retiro le escribieron una carta en que les pedía indulto a los militares presos en vez de una amnistía, y parece que la ex Presidente no acuso recibo. En esa carta, se recordaba la Guerra civil de 1891, y que inmediatamente después se había dictado una amnistía, con lo cual el país pudo mirar adelante. Y otros sucesos de violencia en la primera mitad del siglo XX, en que también se había pacificado a través de una amnistía. Bachelet edificó el Museo de la Memoria justamente para enaltecer el slogan ‘Ni Perdón ni Olvido’, que comparte la extrema izquierda y la izquierda moderada.

Sigo sosteniendo que tanto la Teletón que se realizó el viernes como la entrevista de Don Francisco fue para proteger a Michelle Bachelet de su ineptitud. Hasta el historiador Alfredo Jocelyn Holt en un programa de entrevista del cable, no esperaba que alguien que se subió a un tanque se quiebre después del terremoto. Él entendía el supuesto apoyo a la ex presidenta, desde las emociones. Más desde el punto de vista racional, la parálisis no se justificaba. Tengo la impresión que ese historiador se creyó el cuento de porque se subió en un tanque, era una mujer inteligente. Hasta el periodista Matías del Río de ‘Tolerancia Cero’ culpaba a los operadores del desastre, mas no la Presidenta que los designó.

La prensa de ‘derecha’ le ha dado duro al Servicio Hidrográfico de la Armada (Shoa), precisamente, para blanquear al gobierno de Bachelet y la Onemi. Por los comentarios de los lectores, se supo que el ex Ministro de Hacienda les negó la propuesta de la Escuela de Sismografía de la Universidad de Chile de instalar 100 sismógrafos en el país. Pero sí había plata para la propaganda del gobierno y financiar a organizaciones de izquierdas.

El legado de Bachelet es el odio, el resentimiento, la propaganda sobre el trabajo bien hecho. Muchos hablan de que el legado de ella es ‘la red de protección social’. Sin embargo, ¿cómo se va a financiar con una economía tuvo en crecimiento negativo de 1.5 el 2009 y con el déficit fiscal que nos dejó? Además, de dejar casi vacío el Fondo del Cobre.

Etiquetas: , , , , , ,

18 Comments:

Blogger cristian said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

8:47 a.m.  
Blogger cristian said...

No le pidamos a Don Francisco que entreviste con profundidad a un personaje, si sabemos que èl es un experto en irse para donde calienta el Sol. Y màs aun con Bachelet, a quien cuya hija Vivi trataba de imitar hasta en la forma de hablar y la invitó a varios de sus programas para "limpiar" su imagen tras los desastres del Transantiago y los pinguinos.
Concuerdo completamente que Bachelet dejó un mayor legado de odio y resentimiento entre los chilenos, pues no hizo nada a favor de la reconciliaciòn, sino que sólo potenció la versión de los hechos de su lado, de su ideologia. Demostró una abierto desprecio por los DDHH de quienes no fueran de su sector politico, y ni siquiera se molestó en disimularlo, con la colaboración incondicional en este aspecto de la prensa, la que nunca tuvo el "mal gusto" de hacerle preguntas dificiles, aunque fueran obvias.
Como claramente lo expresó uno de los pocos senadores DC respetables, Patricio Walker, comentando las diferencias de acción entre Piñera y Bachelet ante las violaciones de DDHH en Cuba:
"El Presidente (Piñera) ha sido claro ante Cuba,me hubiera gustado lo mismo de Bachelet. Me hubiese encantado que el gobierno de Bachelet hubiese tenido la misma actitud del Presidente Piñera y hubiera hecho algún gesto en favor de los presos de conciencia. Especialmente en el viaje de la Presidenta a Cuba".

8:49 a.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Cristián:
Sin embargo, la DC sigue repitiendo la mentira que 'Bachelet fue víctima de los DD.HH.', conviertiéndola en una autoridad.

11:39 a.m.  
Blogger María Angélica said...

Y hasta ellos se creen sus propias mentiras....
Respecto a la DC me inquieta de sobremanera la cercanía con el actual gobierno.... una vez más se comprueba el dicho de "la DC va donde más calienta el sol"....

2:10 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Así es María Angélica.
Varios lectores de 'La Tercera' o EMOL, especularon de lo mismo. Unos le atribuían que DC querían recuperar su humanismo cristiano, y otros simplemente, dijeron que la DC se mueve a donde calienta el sol.

6:40 p.m.  
Blogger Jorge A. Gómez Arismendi said...

Parece que algunos olvidan que en 1995 el actual mandatario, siendo senador, viajó a la isla con fines empresariales (Piñera y Cueto evaluaban una fórmula para construir dos hoteles en unos cayos vírgenes de propiedad estatal, con una inversión de entre 20 y 25 millones de dólares.) y que se reunió con Fidel Castro en el año 1995, donde entre otras cosas dijo: “En honor a la verdad, Chile debió reestablecer relaciones con La Habana a comienzos del Gobierno del Presidente Patricio Aylwin".

Es decir, en 1995, para el actual presidente, la libertad política y los derechos civiles no eran necesarios para poder evaluar si llevar a cabo negocios o no en la isla.

En otras palabras, la libertad política importaba menos, porque lo que vale es la estructura económica. La misma fórmula fue la que postularon en Chile durante la dictadura de Pinochet, cuando la libertad política era menos importante que el modelo económico.

Lo interesante de todo lo anterior, es que la misma lógica aplican quienes apoyan el régimen cubano. La libertad política de los ciudadanos importa menos, lo que vale es el modelo económico que se defiende.

Entonces, tenemos gente que defiende dictaduras de izquierda y otras que defienden dictaduras de derecha, aún cuando en ambos casos siguen siendo lo mismo, dictaduras.

Todo lo anterior me convence aún más de que los ciudadanos quedamos siempre a merced de los caprichos del príncipe de turno...

11:38 a.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Jorge:
Piñera siempre ha sido DC como he dicho y han dicho tantas veces. Se va donde calienta el sol.

Hay una diferencia. La estructura económica de mercado posilita la libertad política. Además, no puedes comparar un sistema totalitario con un sistema autoritario, cuyo orígenes ya sabes. Aquí se trazó un camino, que terminó con el plebiscito.
Otra diferencia es que en Cuba nunca han existido medios opositores al régimen o centros de estudios como bajo Pinochet: Flacso, cieplan, centro Bellarmino, la academia de humanismo cristiano, las revistas apsi, punto final, fortin mapacho, la radio Bio-Bio.

Yo te concedo que fue dictadura en el sentido romano de la palabra. Esa es la única explicación que te sirve

11:52 a.m.  
Blogger Jorge A. Gómez Arismendi said...

Javier, concuerdo en que el libre mercado permite libertad política. El problema, es que confundes una economía de libre mercado con el crony capitalismo imperante.

Por otro lado, según tu propio argumento como Yoani Sanchez publica sin problemas, entonces Cuba sería un sistema autoritario.

La dictadura tiene relación con la decisión política, la concentración del poder y la imposiblidad de la oposición a competir por el poder.

Ni siquiera bajo el concepto romano calza tu pretensión.

Ambas son dictaduras. Una lo fue de modo autoritario, la otra aún lo es de modo totalitario. Pero ambas son dictaduras al fin y al cabo.

1:48 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Jorge:

Yoani Sánchez no publica sin problemas. Le ponen problemas para publicar e incluso le ponen obstáculos viajar fuera de su país.

A los militares nunca se les ocurrió cerrar la revista mensaje, ni la APSI, ni el Fortín Mapacho.

Se te olvida no sé por qué la génesis de por qué se llegó ahí.

7:40 p.m.  
Blogger cristian said...

Javier, ¿leiste la noticia de La Segunda?

"Cheyre: Bachelet cometió una "falta inexcusable" tras el terremoto"
La Segunda

11:32 a.m.  
Anonymous Anónimo said...

Leyeron esta otra:

Nuevo gobernador de Cautín estuvo escondido años en Argentina por fraude...¿Es cierto?

7:39 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Cristián:
Lo leí en 'La Tercera' y un poco en la entrevista en la tele.

Anónimo:
¿Por qué no das tú nombre?

12:24 p.m.  
Blogger María Angélica said...

Anónimo, como yo soy de la zona te puedo responder que no es cierto lo del gobernador de Cautín. No te quedes con lo primero que digan los picantes perdedores de la izquierda que todavía no asumen que PREDIERON!!!!

2:52 p.m.  
Blogger María Angélica said...

PERDIERON, quise decir....

2:55 p.m.  
Blogger Vicente Olazaran said...

A Bachelet le van a estar dando respiración asistida durante los próximos 4 años y la meterán en una cápsula criogénica con propaganda desde el extranjero con recursos de la internacional socialista, como lo hicieron con Allende.
En cuatro años habrán cambiado completamente la historia de su gobierno y no nos daremos ni cuenta

10:46 p.m.  
Blogger Angélica Mora said...

Hola querido compatriota!!!
Saludos

12:04 a.m.  
Blogger Jorge A. Gómez Arismendi said...

Javier, el punto es que aún así, hablamos de una dictadura, ni siquiera calza con el concepto clásico de los romanos como pretendes, puesto que en este el dictador no puede alterar las instituciones del Estado, tampoco legislar, pues es un dictador comisionado no soberano.

5:04 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Vicente:
Por eso no hay que bajarla guardia. Y decir lo que no dice la prensa.

Angélica:
Estoy bien. gracias.

Jorge:
Tienes razón en ese punto.

12:55 a.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home