jueves, noviembre 05, 2009

Propaganda





El columnista y demócrata cristiano, Patricio Zapata sostuvo en la semana, que la Concertación entre sus méritos está la Reconciliación del país. Nada más alejado de la realidad. De los demócratas cristianos oficialistas nada bueno puede esperarse de ellos, ya que han avalado las mentiras de la izquierda, con tal de aferrarse al poder, encerrando a los militares que combatieron el terrorismo y perdonándoles todo a los terroristas del Mir y del FPMR. ¿Cuál reconciliación me habla? La Concertación solamente conmemora el plebiscito, el día del Combatiente, el día del Detenido Desaparecido y el último aporte por la Reconciliación, es que la Presidenta Bachelet eligió el 30 de octubre como el día del ‘Ejecutado Político’. Desde luego, que dentro de la clasificación de Ejecutado Político no se encuentran, naturalmente, las víctimas del terrorismo como el senador Jaime Guzmán, los civiles y los carabineros asesinados a mansalva y predemitación antes del 11, durante el Gobierno Militar y en la naciente democracia por los terroristas.

En efecto, la Presidenta dijo a propósito del día Ejecutado Político:quienes fueron víctimas de la intolerancia y de la violencia”. La intolerancia y la violencia la comenzó la izquierda en democracia. Esta es la Presidenta de la Reconciliación como la llamó el alto clero de la Iglesia Católica chilena, cuando asumió su mandato. Luego agregó: “sin espíritu de revancha ni de sectarismo,”. Esto último no se lo cree ni el diablo. Finalmente dijo: “Para que nunca más se juzgue y condene a chilenos transgrediendo todas las reglas del Estado de derecho y el derecho internacional de los derechos humanos y del derecho humanitario”. Eso es justamente los han hecho los gobiernos de la Concertación: no respetar el Estado de Derecho, la prescripción, la cosa juzgada, la Ley de Amnistía y otros principios del Derecho, como la presunción de inocencia a los militares.

Para continuar la propaganda del Odio, el diario de ‘La Segunda’ publicó un extenso reportaje, titulado: “El gran cierre que se alista para la era Bachelet: Del simbólico Museo de la Memoria a los aprontes para el «día después» del poder”, donde estarán como publicó ‘El Mercurio’ en Septiembre: “Desde un oficio reservado de Manuel Contreras al general Augusto Pinochet hasta parte de una torre de vigilancia de un centro de detención de la CNI. Ambos serán exhibidos en el Museo de la Memoria, proyecto emblemático para Michelle Bachelet”. Al contrario del escritor Roberto Ampuero –hoy piñerista y obamacista-, yo no aplaudo esa iniciativa, que tiene por objeto: “Sin duda que el “nunca más” de un museo financiado por todos los chilenos debe alzarse contra el régimen que tuvimos”. Ahí le sale el izquierdista que es todavía y cuando habla de ‘represión’ contra un grupo. Según cuenta el reportaje, el Museo de la Memoria nació producto de la revolución pingüina, los cuales no vivieron el quiebre democrático que la propia izquierda provocó. Cuando leí ese reportaje, me acordé de las palabras de Allende que ha recogido el militar del sitio movimiento 10 de septiembre , que serían un aporte al Museo de la Memoria: “Las generaciones que construyen la nueva sociedad tienen que entender que la construcción socialista obliga a un sacrificio que a veces tiene que ser heroico. Tienen que darse cuenta, en el terreno de las cosas que golpean muchas veces a la gente. Como por ejemplo el problema de los abastecimientos”. (Salvador Allende, Discurso a los estudiantes de la Universidad de Concepción, 4 de mayo de 1972, en Discursos. Salvador Allende, La Habana, 1975) .

Y así otras palabras de la izquierda de esa época colocarlas en gigantografías en el Museo de la Memoria, que desde hace veinte años se ufana de ser tolerantes: "Para los revolucionarios la solución no está en esconder o negar el objetivo de la toma del poder y del socialismo, sino en educar y preparar a las masas para lograrlo; si la revolución implica un tránsito violento en cualquier etapa, lo correcto no es negar la revolución a nombre del “menor costo”, sino enfrentar la violencia organizadamente, que es la única forma en que el pueblo (sic) sufre menos y el costo social es menor”. (Pleno Nacional del Partido Socialista, marzo de 1972).

Una vez el candidato oficialista no oficialista y socialista Marco Enríquez Ominani saco a relucir su resentimiento al mentir sobre la muerte de su padre. Porque a su padre, el terrorista y delincuente murió en enfrentamiento, y no asesinado a mansalva. El mesías que llamó la unidad de todos los chilenos, después del debate, por la prensa hemos conocido su lado cruel y resentido: “porque los que lo mataron le robaron su arma. Me la quería vender, por plata, por 20 millones de pesos, porque todos estos hombres que fueron de la Dina quedaron a la deriva y deben estar hoy completamente cesantes, nadie les debe dar la mano”.

Lo más patético es que al candidato del Resentimiento que dice mentiras públicamente a través de los medios, los hombres públicos de la derecha que lo encuentran tan simpático no sean capaces de refutarle por la prensa. Así lo vemos, por ejemplo, en la entrevista que le hicieron al alcalde de Las Condes, Iván de la Maza , a quien le preguntaron qué piensa de la candidatura de Rodrigo Pinochet, el nieto que estuvo en el atentado al general Pinochet, dijo: “Es una opción que no representa ningún cambio de futuro, sino empatías en el pasado”. Sin embargo, no dice lo mismo de Marco que a cada rato saca su pasado a igual que Bachelet con su Museo de la Memoria. Y su profunda empatía el colectivismo y totalitarismo de la Unidad Popular.

Etiquetas: , , , , ,

5 Comments:

Blogger Manuel said...

Un pais está formado por ideas, más que por actos o formas, las ideas que imperan o marcan las generaciones son las que dibujan la identidad de una nación. Creo el "progresismo" está ganando espacio con esta aberrante manera de lavarle la cara a los subversivos y enemigos del orden y el desarrollo. Sus reivindicaciones no son otra cosa que un intento por cambiarle el "chip" a la población, de "sensibilizarla" a su manera para ganarse las mentes de los más jóvenes, tal como lo hicieron en los 60´s.

12:11 a.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Manuel:
Así es. Y lo peor es que algunos empresarios lo apoyan, entre otras cosas.

12:59 a.m.  
Blogger Inés de Cuevas said...

Queridos amigos, ¿cómo están?
Paso a saludarles y solicitar el favor de visitar: http://campanaconciertolibertadtotalcuba.blogspot.com/
para solidarizarnos con estos hermanos que nos necesitan.
Les agradezco de corazón, leer y firmar la petición que hallarán en el post.
Un buen abrazo de gratitud y solidaridad, de quien les quiere
Inés de Cuevas

1:27 a.m.  
Blogger cristian said...

Pareciera que la izquierda entendió muy bien, siguiendo a Orwell en 1984, la necesidad de crear el Ministerio de la Verdad, aquélla entidad del Gobierno unico destinada a manipular y destruír los documentos históricos, para conseguir que las evidencias del pasado coincidan con la versión oficial de la historia, sostenida por el Estado. Reescribir la historia y falsearla, eso es también lo que la izquierda ha estado haciendo con la tranquilidad que le da la pasividad y permisividad con la que, al respecto, reacciona la derecha.

7:10 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Inés:
Para la próxima. Aquí tenemos que liberar a los militares.

Cristián: Así es.

3:29 p.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home