lunes, octubre 20, 2008

Siguiendo a Allende

He reparado que los socialistas se comportan igual que su venerado líder, Salvador Allende. Por una parte, criticaba el imperialismo, el capitalismo y admiraba los regimenes totalitarios. Y por otra parte, fue accionista y director de la empresa Pelegrino Cabriola, entre otras.

Puedo empezar con un primo de mi madre, a saber, Rodrigo Atria egresado del Verbo Divino, quien durante la ‘dictadura’ trabajaba en una ONG y recibía su sueldo en dólares. Por tanto, cuando fue la crisis económica del 82-83 y el dólar se disparó, él salió beneficiado. Apuesto que habrá escrito un paper criticando el ‘neolibelismo’. Viendo un programa sobre emigrantes venidos a Chile del canal cable del 13, entrevistaron a la dueña del primer restaurante vegetariano del país, “El huerto”, Nicole Mintz, la cual lo instaló en 1980. Nicole Mintz y el mapucista Álvaro García fundaron ese restaurante. Entre paréntesis ese restaurante reúne al green set criollo. Probablemente, el señor García allá por los 80 criticaba la política neoliberal. “¿O no la criticaba? Sin embargo, la misma política económica permitía a su novia, Nicole Nintz ser dueña de un restaurante. García (PPD) sería más tarde ministro de Economía de Eduardo Frei Tagle.Si la política de Allende hubiese continuado, o bien el estado se lo arrienda como en la perestroika, o bien nunca hubiera nacido ese restaurante. ¿Se imagina que en la ex RDA o Cuba permitiesen abrir locales privados?
El mismo sociólogo Eugenio Tironi se beneficia del mercado, pues Tironi se ufana de que el mercado escoja su consultoría . Nuestros ex Presidentes millonarios de la era democrática Patricio Alywin, Eduardo Frei Tagle y Ricardo Lagos deberían aprender de los artistas ‘progresistas’ como Antonio Banderas. De vez en cuando por la TV aparece un comercial en que un artista saca una nueva colonia o un perfume. Eso significa que les dan trabajo a otras personas. En cambio, nuestros ex Presidentes que reciben que una buena pensión sólo por haber sido primus inter pares, no son capaces de abrir una empresa. Si uno saca la cuenta de lo que reciben anualmente, de más podrían. Son demasiados conservadores con el manejo de su dinero. ¿Cuántos ex ministros del oficialismo de carteras técnicas, luego las empresas le han ofrecido un cargo en un directorio? Esos políticos tecnócratas conservan el mismo odio de sus pares. ¿Y Osvaldo Puccio?

Osvaldo Puccio: Bambi he decido renunciar a la embajada de Chile en España, porque la oposición me está hostigando. (Bambi equivale a Gordis)
Zapatero: ¿Cómo tú, un fino intelectual? ¿Por qué compañero le acosan?
Puccio: Pues, según la oposición, me pagaron millones de pesos en Gendarmería por trabajos no realizados. No fui el único.
Zapatero: Estos fachos. Yo tengo el mismo problema con el PP. Afortunadamente, tengo a Garzón para que nos entretenga con los muertos y mártires de izquierda en la Guerra Civil, siguiendo el ejemplo de Lagos y Bachelet: ‘Ni perdón ni olvido’.
Puccio: A mi edad no estoy para enviar curriculum vitae. Tampoco voy a esperar a que en el cuerpo ‘Artes y Letras’ -nuestra versión de El País-, aparezca un aviso solicitando un profesor para una universidad.
Zapatero: Osvaldo. No os preocupéis. ¿Cómo eres para las relaciones públicas?
Puccio: A decir verdad, soy malo. La oposición durante administración del más grande estadista de nuestra historia, Ricardo Lagos, me odiaba. Me comparaba con Chuky, el muñeco rabioso.
Zapatero: Por Dios. Estos fachos. Mi amigo de Endesa-España me dijo hace poco que necesitaban alguien para reforzar la proyección internacional de la compañía. No se necesita experiencia previa. Te puede servir la filosofía. Acuérdate de más prozac y menos Platón. Olvídate de No Logon.
Puccio: ¿Cuál es el cargo?
Zapatero: He sabido que necesitan un director consejero para Latinoamérica, cuya responsabilidad es abrir nuevas oportunidades de negocio. La empresa necesita más mercado.
Puccio: Está bien.
Zapatero: Sin embargo, cuando termine tú jornada laboral, haces lo que hacen todo los izquierdistas mañana en la noche: echarle la culpa al mercado. Y me mandas un artículo para te lo publiquen en El País.

P.D: Si Osvaldo Puccio se le ocurre criticar al mercado, merece que le den un jap y cross, como ocurre cuando algún idiota molesta demasiado en las películas americanas. Véase cuando Bruce Willis le pega a un senador al final película ‘El último Boy Scout’.

Etiquetas: , , ,

8 Comments:

Blogger Carlos said...

Lagos y Bachelet son niños de pecho al lado de nuestros Kirchner que no sólo revuelven en el pasado para dividir al país y beneficiar a los terroristas, sino que además han batido todos los records de corrupción del país.

4:16 p.m.  
Blogger Francisco said...

Son adictos al dinero. Ven su propia codicia reflejada en el resto.

5:45 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Carlos:
Aquí la cantinela es igual, pues sólo han benefician a los terroristas.

Francisco: Exacto.

6:55 p.m.  
Blogger María Angélica said...

Increible pero cierto.
Esta gente sól,o les interesa el poder para seguir robando y beneficiarse entre ellos.

1:34 a.m.  
Blogger = / enzo / = said...

Gracias capitalismo, o neoliberalismo, o como quieras llamarle, por tener una oficina de consultoría,
gracias por el favor concedido.

entre paréntesis (ese diálogo entre Puccio y Zapatero está brillante, digno de un guión de alguna película).

10:24 a.m.  
Blogger cristian said...

La izquierda practica la ley del embudo en su versión más pura y descarada.
Todo ello es posible gracias a la gran comprensión y falta de crítica de la Derecha. Argumentos para la crítica sobran, lo que falta es voluntad.

7:28 a.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Enzo: Agradece que tengas tú negocio a Pinochet, a Jaime Guzmán, a los 'Chicago boys' y a los militares que están preso; pues quienes nos gobiernan no creían en la propiedad privada.

Cristián: La derecha es boba.

9:26 p.m.  
Blogger Baradit said...

Ambos lados son una porquería, man.
Durante la crisis de los '80 y la actual, el sector más liberal de la economía tuvo que correr a llorarle de rodillas al Estado (si ese monstruo fiscalizador que castiga nuestras vacaciones en Niza con sus malditos impuestos)para que olvidara todo lo que habían dicho acerca de libre competencia para financiar sus debacles y actuar "socialistamente", quitándole dinero a las personas comunes para taparle los hoyos producidos por la especulación y las indemnizaciones monstruosas de los culpables que, tras la dimisión, salen arrancando desde el último piso del directorio en lo que es conocido como "golden parachute".
No seamos huevones, el asco es algo generalizado.

9:12 a.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home