jueves, agosto 21, 2008

Signo de los tiempos


Cuando por los medios anunciaron un libro sobre las Fuerzas Armadas del think tank de izquierda, Flacso, creo que fui el único en el país que denunció cómo la izquierda obligaba a los altos mandos a meterse a la arena política, con el sólo propósito de blanquear su pasado totalitario. Ningún político de Derecha se pronunció.

Con ello, la izquierda trasgrede las normas. Y una norma que tenemos es que las Fuerzas Armadas no pueden deliberar.

Ahora bien, como he dicho otras veces, cuando un intelectual o artista de izquierda lanza un libro, los medios lo difunde urbi et orbi, cosa que no ocurre cuando se trata del pensamiento políticamente incorrecto. Así, la semana pasada se presentó el libro “Después de la Quimera” del sociólogo y ex comunista Ernesto Onetto, quien fue trabajo en el segundo piso de La Moneda, bajo la administración de Ricardo Lagos. Cuando digo “segundo piso”, se entiende una oficina para conspirar y enlodar a los adversarios. Lo más asombroso fue que el libro comentado en el canal del senado junto con sus autores, en los diarios “La Tercera” y “El Mercurio de Santiago”, respectivamente. Y lo que me llamó más la atención es que al terminar la semana, el canal regional de TVN (V Región), el periodista leyera una parte del libro en la que decía: “Nosotros nos arrepentimos….”. Pareció que los medios se hubiesen puesto de acuerdo para difundir el libro.

En el programa de entrevista del senado, el sociólogo estaba asombrado de que Chile hubiese avanzado tanto. Desde luego, el periodista como de costumbre no hacía su trabajo. Para Onetto, los méritos eran de la Concertación. Prefiero citar al ex panelista de “Tolerancia Cero”, Sergio Melnick en su columna: “El éxito de la Concertación estuvo anclado en tres grandes pilares: primero, y por sorprendente que suene, fue el sistema binominal que los obligó a actuar unidos y así ofrecer gobernabilidad. Bastó que se levantara el sistema en las concejalías para que se dividieran. Segundo, haber mantenido la esencia del sistema económico de mercado y libre emprendimiento, lo que les permitió hacer crecer la riqueza por un tiempo, y tercero, un discurso social indudablemente atractivo para la población” ("La Segunda",20-08-2008). Sobre el último punto discrepo, ya que después de tanto gasto en áreas como educación y salud los resultados han sido magros. Los dos primeros pilares se deben al Gobierno Militar.

Me recuerda, dicho sea de paso, que escuchando al actual senador y ex terrorista, Ominami, él decía en un foro que durante el Gobierno Militar las pymes no las tomaba en cuenta, olvidándose que durante la Unidad Popular, los terroristas del Mir y otras agrupaciones paramilitares de izquierda y el propio Gobierno, las tildaba de “acaparadores”, “especuladores” y capitalista, tal como ocurre en la Venezuela de Chávez. También hubo una comparación entre Pinochet y Allende. No escuché lo que dijeron sobre Pinochet, mas el escritor Sergio Muñoz sostuvo que lo Allende “era más complejo”. ¡Qué tanta palabrería inútil!. Si Allende durante cuarenta años cumplió a grosso modo los ritos democráticos, a excepción de su homenaje a Stalin, y luego despreció la democracia, apostó por el totalitarismo y el terrorismo. Así de simple.

Igualmente, en la misma semana, el columnista y escritor, Hermógenes Pérez de Arce en su penúltima columna, decía que el lanzamiento del libro estaban presentes los tres comandes en jefe. Para él era deliberación. Con todo, el coautor del libro el escritor y analista político, Sergio Muñoz contaba entusiasmado “que era un buen signo de los tiempos, que los altos mandos de las Fuerzas Armadas estuviesen presentes en el lanzamiento del libro. Antes era impensable”. Bueno, como me dice el bloguero Francisco Ibero: “La izquierda se cree que tiene un derecho divino a todo”. Teniendo esos antecedentes me puse a pensar. ¿Qué hubiera ocurrido si el cuerpo de generales y almirantes en retiro hubiesen invitado a los tres comandantes en jefe para el lanzamiento del libro “La Verdad Olvidada del Terrorismo en Chile 1968 – 1996”, el año pasado? Naturalmente, el Gobierno hubiera censurado a los comandantes. Están deliberando y tomando partido. Además, hay que recordarles a estos sesudos “analistas políticos”, que para izquierda de la época del comunismo, las Fuerzas Armadas eran un obstáculos para su proyecto totalitario, a menos que tuviesen como segundo apellido o nombre la palabra “Revolucionaria”. De lo contrario, representaban la reacción. ¿O hay que recordarles las palabras vigésimo segundo congreso de Chillán del Partido Socialista en 1967: “Sólo destruyendo el aparato burocrático y militar del estado burgués, puede consolidarse la revolución socialista”?

¿Qué se puede esperar de la oposición, si en la presentación del libro estaba el investigador del CEP, columnista y abogado de la derecha ‘liberal’, Lucas Sierra ? Para él es “normal” la presencia de los tres comandantes en jefe en un acto político, cosa que en la antigua democracia nunca lo hubieran imaginado.

Signos de los tiempos.

Etiquetas: , , , ,

7 Comments:

Blogger Francisco said...

Gracias a Dios tenemos a políticos como Pato Laguna que se van a encarar de rectificar esta solución....

4:07 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Francisco:
Entendí poco. ¿Ese apodo es por Lucas Sierra o es que en la oposición no tenemos políticos que denuncien lo que acabo de relatar?

10:16 p.m.  
Blogger Francisco said...

Lo segundo. Fuera de Moreira y Arancibia, no tenemos nada.

12:17 a.m.  
Blogger cristian said...

El jueves 21 escuché una interesante entrevista radial a Hermógenes Pérez de Arce en el programa "Lo que el viento no se alcanzó a llevar", de Radio Infinita, a las 19 hrs. El tema central fue su libro acerca del lavado de cerebros en Chile, y lo que más me llamó la atención fue que hacía tiempo que no escuchaba una entrevista a un personero de Derecha hecha con tanto respeto, interés genuino en su contenido y hasta humor. Los entrevistadores (Rodrigo Bastidas, Virginia Araya y Gabriel Prieto) mostraban un interés real en discutir y analizar , sin prejuicios, el contenido del libro, a diferencia de la casi totalidad de periodistas izquierdosos cuando se refieren a algún tema que no encaja con su "verdad oficial progre".
Me provocó una grata sorpresa ese programa.

7:26 a.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Cristian:
Nunca le han interesado la verdad

9:09 p.m.  
Blogger María Angélica said...

Siempre me ha llamado la atención la parafernalia que se arma en torno a un libro conveniente a la izquierda, en cambio, libros con contenidos históricos que revelan una verdad que intentan ocultar no le dan la relevancia que merece.
Flor de equilibrio!!!

7:54 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Así es María Angélica. Pura parafernalia.

11:25 p.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home