domingo, junio 15, 2008

Crítica y autocrítica

Hace unas dos semanas más o menos, hubo una discusión en uno de los blogs de Francisco Salinas, el cual no le gusto a otro bloguero porque era muy ácido con la derecha. En efecto, la izquierda siempre ha sido mayoría en los medios del periodismo, tanto hoy como en tiempos del intelectual liberal conservador norteamericano, William Frank Buckley, Jr, quien fundó la prestigiosa revista National Review (NR) en 1955. Su propósito fue doble. Por una parte, criticar tanto a la derecha que no había cuestionado el tamaño del Estado, desde el New Deal. Y por otra parte, criticar, naturalmente, el comunismo y las versiones del socialismo. Por esa razón, apoyé la línea editorial del blog “Proyectochile2009.blogstop”.

Gracias a William Frank Buckley, Jr, la derecha comenzó a ganar espacios hasta llegar a Ronald Reagan. Pero para llegar ahí, hubo que partir auto criticándose. Por ejemplo, por el cincuenta la derecha norteamericana era proteccionista. Y ahora es el Partido Demócrata el proteccionista. Uno de los problemas de la derecha chilena es que desea emular al oficialismo. Las personas prefieren el original que la copia.

Las personas públicas de derecha que tienen opinión en los medios oficiales, ya sea expertos o los políticos, nunca encontraremos una crítica buena como lo hacen algunos blogueros. De hecho, los expertos no lo hacen. Les falta vitalidad o son muy tecnócratas.

¿Cómo no criticar la tontera que decía el diputado Longueira, cuando afirmó que un buen candidato era el DC, Adolfo Zaldívar? Esa afirmación supone que no hay líderes. ¿Cómo no criticar el hecho de que el político Herman Chadwick por haber donado una importante suma de dinero a una Fundación del actual Secretario General de Gobierno, José Antonio Viera Gallo, según comento el bloguero Rafael Mera? Cuando supe esa donación, entendí por qué en un programa que transmitía el canal católico de Valparaíso, Viera Gallo junto con el senador socialista Jaime Gazmuri adulaban tanto Chadwick. Le decía: “Ojalá en la UDI hubiesen gente como tú”. No me imagino ese tipo de acto en EE.UU. ¿Cómo no criticar los disparates que ha dicho Sebastián Piñera en este mes? Yo he contabilizado dos: La primera la encontramos en una columna de la editorial del ‘El Mercurio’, en que repetía la frase cliché: “la democracia que tanto nos costó recuperar”, como si él hubiese puesto su inteligencia para sacar el país como José Piñera. La segunda tontera fue no apoyar a los camioneros y retorcer la historia sobre el paro de los camioneros de 1973, acusando a los camioneros de quebrar el Estado de Derecho. ¿Por qué no se pronuncia sobre el ‘secuestro permanente’ y la no aplicación de Ley de Amnistía? Cuando no se cumplen la leyes o éstas favorecen a un sector, ¿no se altera el Estado de Derecho? ¿Le teme a la izquierda?

Por esa razón, encuentro que la autocrítica es tan importante como la crítica. De hecho, los continuadores de William Frank Buckley, Jr son Thomas Sowell, Michelle Malkin, George Will, Mark Steyn, Walter Williams y el periodista libertario John F. Stossel. Yo leo a todos esos columnistas sin importarme si son conservadores, liberales y libertarios. Todos a su manera, critican a la izquierda y a la derecha cuando se vuelve socialista. Según mi modesta opinión, a las personas que escriben y trabajan en el Instituto Libertad y Desarrollo y el CEP, les falta esa pasión que veo en esos columnistas conservadores o liberales norteamericanos. Son demasiados tímidos. Sin embargo, los del CEP son los típicos generales después de la batalla. Para avalar las mentiras de la izquierda hay que ser bastante tonto. Los únicos que han retratado a la izquierda como lo hacen esos columnista, han sido un grupo de blogueros.

Ahora bien, siendo coherente con lo anterior, sigo afirmando que Sebastián Piñera no es el mejor candidato. Si comparo a José Piñera con Sebastián, éste es un ignorante con plata. Para mí como a muchas personas, él desea darse un gusto como Presidente de la República. Él a su manera se parece a Lex Luthor, quien desea ser Presidente de los Estados Unidos. En un cumpleaños de un egresado de ingeniería comercial de la Adolfo Ibáñez, -uno de los convidados que desea tener su propio negocio-, mostraba suspicacia ante Piñera, no así los representantes juveniles de Renovación Nacional.

¿Cómo se para a Piñera? Democratizando la Derecha. Si en la Derecha hiciera una primaria como la que hubo entre Ricardo Lagos y Eduardo Frei Tagle, en la que participe, según mi opinión, podrían aparecer tres tendencias: una conservadora, otra liberal y, finalmente, una libertaria como la que representa Álvaro Bardón, si es que hubiese un político que se atreviese. En el trayecto podrían emerger líderes como lo que acaba de ocurrir en la UDI con la irrupción de Kast. Los líderes están ahí.

El problema de la derecha es que le cree a los analistas, periodistas, sociólogos y cientistas políticos de izquierda. Así, Francisco Salinas denunció que los políticos de derecha prefieren leer al operador Eugenio Tironi que leer a alguien de sus propias filas. Basta recordar lo que ha ocurrido en estos 18 años. Cuando llego la democracia, la derecha se creía el cuento de que solamente la Concertación podía manejar los diversos gremios de trabajadores, solamente la Concertación debía tener el monopolio de los DD.HH, solamente la Concertación daba gobernabilidad. Esta última se debe, principalmente, a la institucionalidad que los militares dejaron. Y ahora, probablemente, le creerán no la Concertación, sino al DC, Adolfo Zaldívar, quien en una entrevista del ‘Mercurio’ del domingo señala que la Derecha no puede alcanzar el gobierno, porque le falta un porcentaje. Si le cree a personajes como Zaldívar, no va a ganar. En las últimas elecciones presidenciales ha sacado una buena cantidad de votos como nunca antes en su historia. Dicho sea de paso, no entiendo como un profesor y panelista del programa ‘Estado Nacional’, Óscar Godoy no se da cuenta que los DC chilenos son insípidos. Tanto los que están en el gobierno como los descolgados aún cree en el cuento de la tercera vía. En otras palabras, los DC se quedaron en la década del 40 y 50 del siglo pasado. Si lee a Milton Friedman, no lo entienden. Basta leer un artículo que escribió Adolfo Zaldívar sobre ese economista para darse cuenta que no entiende cómo funciona el mercado. Tanto Zaldívar como el senador Flores contribuyeron a crear el Frankestain político que es la Concertación que, si hubiese puesto en marcha su primer programa de Gobierno, estaríamos peor. ¿Por qué creerles?

Para sacar el país adelante, la Derecha tiene que atreverse a plantear las ideas liberales que sacaron el país hace 35 años. Y no temerle a los comunitaristas y socialistas.

Etiquetas: , , ,

12 Comments:

Blogger Francisco said...

De hecho, en la CEP son todos unos tibios que le hacen la pata a Lagos.

11:12 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Ciertamente. Además de avalar las mentiras de la izquierda.

12:15 a.m.  
Blogger María Angélica said...

Totalmente de acuerdo con ustedes.
Añoro la derecha dura de antaño, la que se atreve a plantearse sin miedos ni necesidad de adulación barata.
Saludos.

1:59 a.m.  
Blogger Javier Bazán said...

María Angélica:
Más que dura ser coherente con sus postulados.

12:10 p.m.  
Blogger Jorge A. Gómez Arismendi said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

5:24 p.m.  
Blogger Jorge A. Gómez Arismendi said...

Creo estimado Javier, siempre estás al filo de pisarte la cola...sólo con tomar tus críticas a Zaldivar puedo ver eso.

¿Qué opinas que haya dicho que se deben acabar los juicios a militares ahora ya?

Si fueras mi consejero, y leyera tu columna diría que esta hablando estupideces...

5:25 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Jorge. Tú estás confundiendo el plano político con el económico.Por esa razón no me estoy mordiendo la cola.

No sé cómo alguien tan ilustrado como tú le puede seguir creyendo la opción 'comunitarista' de la DC, ni siquiera ellos saben qué diablos es. Mi crítica a Zaldívar está fundada. A la DC le gusta a indifinición, sólo para sentirse superior a los demás.

Me parece bien que lo haya dicho, aunque me gustaría que lo hubiese dicho alguien de la derecha. Sin embargo, a Zaldívar no le creo porque él no dijo cuando se reinterpretó la Ley de Amnistía y avalado las mentiras de la izquierda. Si en ese momento lo hubiera dicho, la cosa hubiera sido distinta.
Además, como sabrás Adolfo Zaldívar tuvo como secretaria a la hija mayor de Pinochet. Y Adolfo le pedía a través de su hija que Pinochet interviniera. Luego del 11 fue el primero en criticar la destitución de Allende. Típica conducta DC.Con una persona así, hay que irse con cuidado.

5:43 p.m.  
Blogger María Angélica said...

Javier, claro que ser coherente con sus postulados es lo + importante y no dejar que doblen la mano tan fácilmente.

1:27 a.m.  
Blogger Jorge A. Gómez Arismendi said...

Javier. No hay confusión en ésto. Si analizas, la mayor parte de lo que escribes, imbrica lo político con lo económico. Negarlo sería una falta de honestidad en ese sentido.

No se por qué supones que yo creo en la supuesta opción comunitarista de la DC, que de hecho no viene al caso con el comentario que te hice.

En todo caso, con tu respuesta me ratificas que considera que dijo en cuanto a los juicios son estupideces.

6:29 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Jorge tienes razón de político imbrica en lo económico. Es lo bueno de tener otro observador. Aunque en realidad no me había dado cuenta.

6:58 p.m.  
Blogger Miguel Pazos said...

Me encanta encontrar blogs liberales por Chile, donde está (des)gobernando la querida amiga Bachelet. Pásese por el mio.

Un saludo

6:30 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Miguel:
Gracias. Tú los has dicho, Bachelet está des (gobernando) Chile.

12:24 p.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home