miércoles, febrero 06, 2008

Miscelánea

Recuerdos del pasado: De vez en cuando otros blogueros me critican porque siempre hablo del pasado. Pues, como no voy a hablar del pasado si los políticos y el mundo cultural de izquierda miente, sin que nadie o pocos lo refuten. Antes de me descargaba en diarios de vida, ahora empleo el blog. Por ejemplo, en el canal del senado estaba viendo una entrevista al senador socialista, Ricardo Núñez, quien le decía al periodista ‘que la Concertación nació para reconstruir y que lo primero que hizo Pinochet fue cerrar el Senado’. Cuando escuché ese verbo ‘reconstruir’ me dio urticaria, después de todo, el PS como sabe el senador, usó la violencia para imponer en un régimen totalitario que terminó en un pronunciamiento militar. Y con el país totalmente destruido y en bancarrota. Por ello, el Gobierno Militar -como leí en los comentarios de los blog del ‘El Mercurio’- sacó el impuesto a los combustibles. Cuando se conmemoró el aniversario de la Matanza de Santa María, escuché al diputado del PPD, Rodrigo González, que ‘él junto con otro dirigente sindical había luchado heroicamente por la democracia’. A González le conocí cuando era alcalde de Viña. De nuevo la palabra ‘heroicamente’ no me produjo urticaria, sino un ataque de risa. El ex mapu González en tiempos de la UP era un seguidor del mounstro chino Mao Tse Tung y de su Revolución Cultural. Y fue discípulo del filósofo Luis Althusser, quien inspiró a los grupos terroristas de América Latina en el setenta. Menos más que no se exilió en China comunista. Al senador socialista se le olvida que en el programa de la UP proponía una asamblea unicameral como la que hay en Cuba y Venezuela. ¿Dónde están los controles del poder político? Aunque los hechos no le gusten a ambos parlamentarios, los militares trajeron la democracia que respeta los derechos individuales.

El autogol del segundo tiempo: La Presidenta Bachelet comparó lo que le quedaba de su gobierno con un partido de fútbol. Por eso, empleo la expresión ‘segundo tiempo’. Ahora bien, en este segundo tiempo, el Gobierno iba enfatizar el orden público. Eso significa mantener la autoridad. El autogol que se metió la propia Presidenta no fueron los cambios de ministros, a los cuales los ningunea, sino ceder a las demandas de un terrorista que fue castigada a 10 años de cárcel. Al poco tiempo de saber que el Gobierno cede, aparecen en los titulares de un diario que sale en la tarde, que encapuchados queman máquinas en la región de la Araucanía.

La caridad parte por casa: Puesto que el Gobierno perdió la mayoría en el Senado, porque varios senadores se descolgaron de la coalición oficialista, aquél decide enviar un proyecto para que los parlamentarios obedezcan a los partidos y no tengan libertad de decidir libremente. Leyendo otro blog, me di cuenta que la Derecha cayó en lo mismo hace tiempo. En efecto, cuando Chile estrenó su democracia, Alberto Espina del partido de Renovación Nacional (RN), le dijo que el acuerdo de Partido era obligatorio para los parlamentarios. Sergio Onofre Jarpa renunció al partido, porque era inconstitucional tal orden.

Volodia: La muerte de Volodia sacó a relucir la hipocresía del mundo intelectual de izquierda. Y de la derecha con Sebastián Piñera. A la izquierda le gusta sermonear y ser ellos lo cazadores de brujas, como si tuviesen una superioridad moral que tanto le gusta hablar. Somos superiores porque, además, de la libertad creemos en la igualdad. Una prueba de ello, por ejemplo, es que en un programa de cultura, que transmitía primero la Universidad Católica de Valparaíso y luego el canal cable de la Pontificia de Santiago, Off de Record, el periodista Fernando Villagrán invitó al escritor chileno, Pedro Lebemel, escritor gay. Empezaron hablar de artistas e intelectuales que habían apoyado regímenes dictatoriales. Lemebel puso el ejemplo de la cantante española Sara Montiel en tiempos de Franco. La razón que daba Lemebel de porque Montiel era franquista: "tenía que vivir". En cambio si le formula el mismo dilema a la izquierda, ellos intentan zafarse. De hecho, Lebemel es castrista y tildó al escritor cubano y gay, Reynaldo Arenas de ‘reaccionario’ por no gustarle el sistema de Fidel. Lebemel nunca ha escrito una columna para explicar la homofobia del régimen comunista. Por otra parte, el poeta chileno Gonzalo Rojas declaró (22-01-2008) en la Casa de las América, Cuba que él era ‘fidelista’ para seguir el ejemplo de Neruda y ‘allendero’. Probablemente, el ex mapucista Villagrán no le haga cuestionamientos morales al poeta si lo vuelve a entrevistar, ni menos el poeta porteño Juan Cameron en el programa "Entrepoetas" que transmite el domingo el canal cable católico de Santiago.

La traición de los clérigos: Recuerdo que a mediados de los 90 el canal argentino Infinito, transmitió un documental del filósofo francés, Bernard-Henri Levy, títulado ‘Las Aventuras de la Libertad’ (1991), en que describía el desatino en que había caído los intelectuales de Europa al creer en el comunismo desde 1920. Y cómo éstos había hecho la vista gorda a las denuncias sobre el totalitarismo y los Gulag que se conocían en la Europa Occidental a través de libros. Yo, esperé que ese documental lo transmitieran por un canal abierto, ya sea la Católica o la propia Televisión Nacional. Dudo que lo hubieran transmitido, pues a muchos letrados y artistas de la Unidad Popular, le hubiera conllevado problemas morales. Asimismo, mostraba como los intelectuales de izquierda peregrinaban primero a Moscú en la década del 30, luego a China en el 50 y, finalmente, a La Habana. Ahora peregrinaran a Venezuela. Levy era de izquierda. Uso la palabra ‘clérigo’, porque en inglés significa intelectual. Así, el famoso escritor inglés de ciencia ficción, H.G.Wells declaró en 1934 sobre Stalin: «Jamás he conocido a un hombre más cándido, sincero y honrado».

Animales más iguales que otros: ‘La Tercera’ del domingo a raíz del funeral de Volodia en la sección Reportajes, sostuvo que el Estado soviético le pagaban a los exiliados chilenos 250 rublos, mientras un médico ganaba 120 rublos y un obrero recibía 90 rublos. Orwell lo dijo: "Hay animales más iguales que otros’.

La Internacional y Kravchenko: El funeral de Volodia nos mostró que la izquierda siente un despreció profundo hacia las víctimas del comunismo. El hecho de que la Presidenta cantase 'La Internacional', como si nada hubiese pasado en el siglo anterior, nos ilustran que siguen igual. No les importó los derechos humanos de aquellas víctimas. Tampoco no me extraña que en estos 18 años de la Concertación, el Parlamento no le haya rendido un homenaje a las víctimas de comunismo, tal como lo hizo el actual Presidente de los Estados Unidos, George W. Bush en Washington. Antes que el sucesor de Stalin denunciara ‘el culto de la personalidad’, el funcionario soviético radicado en la capital norteamericana, Víctor Kravchenko pedía asilo en ese país para denunciar la maldad. Entre tanto, escribió un libro títulado "Yo elegí la libertad" (1947), en el cual dice a propósito del juicio a los nazis:"¡Aquí, por fin, tenemos un sumario adecuado al régimen soviético! Sólo necesitamos cambiar unos pocos nombres, sustituir nazi por soviético y estaremos en presencia de un cuadro de la organización del Kremlin". Dicho en otras palabras, faltó después de la Caída del Muro de Berlín un Juicio de Nüremberg. Por eso, Bachelet canta ‘La Internacional’ sin pudor. Mi abuela materna compró ese libro en la Argentina por 1949. Volodia y José Miguel Varas nunca oyeron hablar de él. ¡Qué raro! El libro se encuentra en las librerías de libros usados.

Campañas Internacionales: El escritor comunista, José Miguel Varas y autor de la novela ‘El Milico’ escribió artículo " Mi amigo Volodia" en el cuerpo Revista de Libros del diario de ‘derecha’ ‘El Mercurio’ (3-02-2008): "Por las tareas de la solidaridad le tocaba viajar con frecuencia para participar en países tan distantes y diversos como Grecia, España, Australia, las dos Alemanias y Estados Unidos, donde miles de sus nacionales y los exiliados chilenos desplegaban las más diversas iniciativas para denunciar a la dictadura en un movimiento de solidaridad internacional sólo comparable con los suscitados por la guerra civil de España y la guerra de Vietnam". Para que los que leyeron el libro de Spataro, recordarán que el periodista italiano se preguntaba por qué la izquierda no hacía campaña donde sucedían cosas peores, comenzando por el Muro de Berlín, la primavera de Praga, el genocidio realizado por los Jemer Rojo, la misma Cuba y la URSS, etc. Para esos eventos la izquierda era paraplejica. Le interesaba un país pequeño, cuya cuasi guerra civil dejó 3000 muertos por ambos bandos.

Etiquetas: , , , ,

23 Comments:

Blogger Jorge A. Gómez Arismendi said...

Javier, esta bien que tengas tus ideas, pero te empece a leer, y vi inmediatamente una tergiversación histórica:
La Unidad Popular no llegó por la fuerza al poder como dices, sino que mediante elecciones, donde el Senado ratifico la elección de Allende.
El resto es juicio de valor subejtivo y personal.

1:29 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Jorge: El gran negador de la objetividad me dice soy subjetivista. Si dices que no hay objetividad, ¿qué te preocupa si las opiniones son 'personales'?
No fue un tergiverzación histórica. Después de todo, los nazis llegaron al poder con las urnas, como 'estrategia' a igual que los socialistas criollos, no por convicción repúblicana.
Una cosa es una opinión y la otra es un hecho.
De hecho, el filósofo francés Jean Paul Revel en 'Cómo terminan las democracias', formula juicios parecidos a lo Spataro. La izquierda no salió a protestar por la invación a Afganistán.

2:13 p.m.  
Blogger Jorval said...

Hola amigo. Muy interesante tu "Miscelánea". Hay que hablar del pasado para que no olvidemos la verdadera historia, pero ahora hay que dedicarse a participar en política para lograr en las elecciones que se avecinan: municipales, parlamentarias y presidencial, que hombres de nuestras ideas sean elegidos. Es la única manera de revertir la triste situación actual. Saludos.

4:59 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Jorval:
También son importantes estas batallas. ¿No te quejas de que nadie haya contrarrestado la tergiverzación de la historia? Estas son las batalla chicas que a Lavín no le gustan.

9:50 a.m.  
Blogger Jorge A. Gómez Arismendi said...

El gran negador de la subjetividad que se disfraza de objetividad, así es.
Si hay tergiverzación y la demuestras en el enredo retórico en que caes.
Tu lo has dicho, tu opinas que llegaron por la fuerza, pero los hechos indican que llegaron con las elecciones.
El resto es discurso...

9:56 a.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Igual que los nazis.

10:27 a.m.  
Blogger Javier Bazán said...

A decir verdad, no niego la subjetividad. Si fuese tan subjetivistas, entoces, sería solipsismo. De hecho, hablamos con un lenguaje común.
Es un hecho que el país quedó en bancarrota. Eso no es discurso.

10:37 a.m.  
Blogger Jorge A. Gómez Arismendi said...

Hagamos un ejercicio teórico considerando lo que dices y apliquemos un contrafactual a la historia reciente.

¿Qué hubiera pasado si el país no hubiera quedado en banca rota como dices, y en vez de eso, la economía hubiera crecido a la par de cambios sociales en términos distributivos de propiedad?

¿Habría ocurrido igualmente un golpe militar? Si es así, ¿cuáles serían las razones de eso, considerando que el gobierno derrocado llegó al poder mediante sufragio?

11:58 a.m.  
Blogger cristian said...

Jorge Gomez: ese ejercicio teórico al que te refieres es ficción pura, ya que nunca ha ocurrido que un regimen socialista puro haya ido de la mano con un crecimiento económico y de la economía. Tanto libro que dices haber leido, para llegar a esas conclusiones...

Javier: a la izquierda no le conviene para nada que se hurgue seriamente en el pasado. Sólo quedan en evidencia sus fracasos y sus intenciones, cuando el análisis se hace seriamente.
El caso de Rodrigo González llega a ser insólito, ganaría el premio al más "carerraja" de la Concertación, y eso no es poco decir. Despu{es de haber sido destituido como alcalde De Viña por "notable abandono de sus deberes", es increible e insolito (y habla muy mal del elector viñamarino) que haya postulado a Diputado y haya resultado electo. Ahora, nuevamente esta siendo investigado por desvío de dineros del PGE a su campaña politica.
Habría que demostrar un minimo C.I. para obtener derecho a voto, creo.

12:04 p.m.  
Blogger Jorge A. Gómez Arismendi said...

Cristian: eres un genio, descubriste América...obvio que es un ficticio, en eso consiste el contrafactual, por si no lo sabes.
Obviamente, es muy complejo para varios...
En relación es eso mismo, no sé de que conclusiones hablas, porque sólo planteo interrogantes.

3:09 p.m.  
Blogger coté said...

Recordar el pasado es algo que a la izquierda le gusta sólo cuando es ecrita por ellos, no olvidemos que son los mejores en reescribirla pero con tinta roja, por lo cual hace bien que nosotros se la recordemos tal como fué.
Por otro lado, este cabellero(maestro de los sofismas)Jorge Gómez,plantea una contrafactual historia,y respondiendo a su pregunta, comparto lo que le dijo Cristian, el socialismo y la economía no van de la mano, pero en el caso hipotético que plantea, y suponiendo que el gobierno de la UP hubiese respetado las leyes y la constitución como juró hacerlo, las FFAA no habrían intervenido...Cómo intervenir un paraíso socialista en que todos son felices??; por otro lado no hay que olvidar que el "Gobierno derrocado que llegó al poder mediante sufragio", lo hizo con una mayoría relativa de 36,6%, que significaba que solo unos 39.000 votos(aprox)lo separaban de Alessandri que había obtenido un 35,3%, por lo cual era evidente que no contaba con una gran aprobación del pueblo.

12:32 a.m.  
Blogger cristian said...

O, como muy bien dice Coté, en otras palabras, había un 73,3% de chilenos que no quería democráticamente a Allende y su proyecto en 1970.

9:17 a.m.  
Blogger Jorge A. Gómez Arismendi said...

Coté, mal aplicó el contrafactual, puesto que olvida que los planes golpistas se venían desarrollando desde antes de la elección de Allende, debido al proceso de reforma agraria y los cambios estructurales que se venían desarrollando durante el gobierno demócrata cristiano y al que los sectores de derecha se oponían fuertemente.

El ejemplo más claro es el secuestro y asesinato del general René Schnneider, por parte de grupos de extrema derecha, que pretendían con ello, hacer que las fuerzas armadas reaccionarán, evitando así que el Congreso ratificara a Allende como presidente.

Por lo tanto, es probable que igual hubiera golpe, bajo cualquier pretexto, puesto que aquí había un tema de poder.

En eso, estimada, no hay sofisma. El sofisma es hablar de aprobación del pueblo lo que menos pretendían era escucharlo…

Saludos

9:47 a.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Se te olvida Jorge que la derecha también aprobó la derogación del artículo que consagraba la propiedad privada, y que luego fue el pretexto para que el Estado no sólo expropiara los fundos, sin compensación, sino también más tarde la pequeña, mediana y gran empresa. La Derecha se opuso a la Reforma Agraria porque fue mal diseñada, abusaron de la expropiación cayendo en la ilegalidad y, como dije antes, los dueños no recibieron compensación económica.
Al final, las FF.AA., no reaccionaron por la muerte del general, sino el callejón sin salida que lo llevó la propia UP, que se resume en el 'Acuerdo de la Cámara'. Además, Allende no era socialdemócrata (que era como ser derecha en la izquierda de los setenta), sino marxista leninista y partidario de las OLAS.

3:34 p.m.  
Blogger Francisco J. Ibero said...

Javier:Interesante miscelanea.Un breve comentario sobre uno de los puntos.Entre 1945-1950 se llevó a cabo en Alemania un proceso de desnazificación.Por ejemplo,Heidegger no pudo enseñar más en la universidad.Sin embargo,después de 1989,no hubo ningún proceso de descomunistización,excepto algo en Polonia.Interesante ¿no?

5:00 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Francisco Ibero:
Captaste mi idea. Por esa razón, los socialistas siguen levantando el puño en alto, cantan 'La Internacional' como Bachelet y otros y no tiene ningún remordimiento, como en Chile para elogiar 'la consecuencia' del tal político de izquierda. Cuando 'consecuente' significó apoyar régimenes totalitarios. Y pueden como en Chile colocar en las paredes a modo de graffitis las caras de Stalin, Lenin y otro.

5:37 p.m.  
Blogger Doña Cocó said...

Lo de Bachelet cantando "La internacional" me pareció un horror pues me acordé de las millones de víctimas del comunismo... esta mujer si que es cara de palo, ni se inmuta.

8:27 p.m.  
Blogger cristian said...

Javier: te invito a leer y linkear mi nuevo blog, abierto en diciembre, y destinado a los temas valóricos, llamado Un Crucero por el Estigia.
cruceroestigia.blogspot.com

6:35 p.m.  
Blogger Francisco said...

Es cierto, la izquierda ignora a los 100 millones de víctimas del comunismo ("consecuencia"), creo que la táctica de ignorar a las víctimas tiene como finalidad legitimar a la ideología de la muerte. Pero vaya uno a mirar de reojo a un comunista, un mapuche o un delincuente común!!!

12:25 a.m.  
Blogger Doña Cocó said...

Uffff... FRANCISCO, si uno hace eso te acusan de mirar en forma discriminatoria, se persiguen altiro.

6:04 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Francisco y Cococita: No hay que arredrarse.

5:04 p.m.  
Blogger Koke said...

Hay algo en común en todas los párrafos de tu columna Javier, que tiene que ver con el comienzo de tu escrito: el socialismo tiende a "reconstruir" por medio de la destrucción del sistema que no se adecúa a sus estándares, volviendo al estado de cosas que nos perjudicaron tanto. Se puede ver en estos momentos que eso se está tratando de hacer en La Moneda.

La izquierda reconstruye involucionando la sociedad.

Saludos.

5:26 p.m.  
Blogger cristian said...

Javier: te invito a leer y linkear mi nuevo blog, abierto en diciembre, y destinado a los temas valóricos, llamado Un Crucero por el Estigia.
cruceroestigia.blogspot.com

8:58 a.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home