martes, septiembre 11, 2007

Los mitos de Arturo Valenzuela sobre Pinochet

Arturo Valenzuela es un cientista político, que para el pronunciamiento estaba en los Estados Unidos. Escribió un libro sobre la caída de Allende. Fue asesor del Presidente Bill Clinton. Cuando murió Pinochet, escribió un artículo títulado “Los mitos de un tirano”. De vez en cuando le solicitan su opinión en el canal CNN. Con Francisco Ibero acordamos refutarlo.

Valenzuela escribe: “Si bien Chile había caído en una profunda polarización producto del choque de utopías en pugna en el contexto de la guerra fría -y son muchas las responsabilidades por el fracaso de la democracia Chilena-, el golpe militar de septiembre de 1973 no fue justificable por ningún motivo. Si el gobierno electo de Salvador Allende fue juzgado por algunos como inconstitucional, la Constitución chilena contemplaba salidas institucionales, y el propio Allende las estaba buscando cuando un puñado de militares alentados por una oposición antidemocrática se autoadjudicaron los destinos de la nación instaurando uno de los gobiernos más represivos de la era contemporánea.”
El sector que creía en una utopía era la izquierda, la cual se expresaba en los gobiernos totalitarios comunista. Esa era la utopía. La derecha mercantilista y, por tanto, proteccionista, nunca creyó en una utopía, ni siquiera en la utopía del libre mercado. Arturo Valenzuela no ha leído ”El Acuerdo de la Cámara de Diputados de agosto de 1973” , donde el Parlamento llama a los militares “con el fin de encauzar la acción gubernativa por las vías del Derecho y asegurar el orden constitucional de nuestra patria y las bases esenciales de convivencia democrática entre los chilenos;”. Allende nunca buscó una salida constitucional, sino ganar tiempo, como lo expresa en la carta de Fidel Castro:la gran tensión existente y tus deseos de ganar tiempo, mejorar la correlación de fuerzas para [el] caso de que estalle la lucha y, de ser posible, hallar un cauce que permita seguir adelante el proceso revolucionario sin contienda civil, a la vez que salvar tu responsabilidad histórica por lo que pueda ocurrir”. La carta significa, Allende mantén los cordones industriales, las tomas ilegales, la JAP, el GAP, el control de los precios, las milicias de la Brigada terrorista Ramona Parra, el mir y los grupos terroristas extranjeros de la Junta Revolucionaria.
Eduardo Frei dice en el El Acta Rivera: 'Nada puedo hacer yo, ni el Congreso ni ningún civil. Desgraciadamente, este problema sólo se arregla con fusiles'
La última frase del párrafo mencionado es para la risa, teniendo cuenta que los muertos son menos del 1% de la población. Tan represivos que luego hasta la izquierda tenía universidades o institutos privados en la ‘dictadura’. Y podían protestar contra el Gobierno igual como se hacía en los paraísos socialista (Cuba, la ex RDA y la URSS). Además estaba el Flacso, el think thank de la DC y el Centro Bellarmino de los jesuitas de izquierda.

Valenzuela escribe: “Con su muerte se debiera despejar uno de los mitos que sigue prevaleciendo en Chile -que Pinochet fue un estadista y no un dictador que vulneró la Constitución de su país.” De nuevo la ignorancia de Valenzuela es manifiesta. Guste o no, Pinochet fue un estadista; aunque personas como Patricio Navia y otros le bajan el perfil, afirmando que Pinochet era un hombre mediocre que nunca se interesó por la economía liberaldurante su carrera militar. Precisamente, ahí está el mérito. Como dijo en una entrevista, para solucionar la crisis económica que dejó la UP, no van usar el socialismo.

Valenzuela escribe: “¿Y entonces por qué fue tan sangrienta la represión? El veredicto histórico demuestra que los generales golpistas tenían conciencia de la ilegitimidad de su acción y temían que pudiese surgir una importante oposición dentro de las mismas Fuerzas Armadas. Pinochet y sus colegas se subieron al discurso de la guerra para justificar la ruptura del orden constitucional” Después menciona el caso Prats y el caso del general de aviación Bachelet. Sin embargo, no menciona que Bachelet estaba a cargo de las siniestras GAP junto con los miristas. Además, fue Prat el general que quebró la neutralidad de la Fuerzas Armadas al apoyar la UP. Eso mismo dice ‘El Acuerdo’: “14º Que las Fuerzas Armadas y el Cuerpo de Carabineros son y deben ser, por su propia naturaleza, garantía para todos los chilenos y no sólo para un sector de la Nación o para una combinación política. Por consiguiente, su presencia en el Gobierno no puede prestarse para que cubran con su aval determinada política partidista y minoritaria, sino que debe encaminarse a restablecer las condiciones de pleno imperio de la Constitución y las leyes y de convivencia democrática indispensable para garantizar a Chile su estabilidad institucional, paz civil, seguridad y desarrollo;”.

Luego escribe Valenzuela: “El segundo mito enaltece al general Pinochet como el gran modernizador de Chile, que gracias a su gestión de "pacificación" pudo entregarle al país instituciones políticas democráticas y una economía renovada y admirada en el mundo entero”. Aunque no le guste a Valenzuela, el país se pacifico, cuando el terrorismo se hubo acabado. Las personas pudieron trabajar en paz. La propia clase política socavó la democracia cuando eliminó el artículo que resguardaba la propiedad privada. A menos que le guste una democracia en que el 80% de la propiedad esté en manos del Estado.

Otra perla: “Pero esas reformas tampoco habrían calado si Chile no hubiese tenido Fuerzas Armadas autónomas y no instrumentalizadas por sectores económicos como es el caso de las dictaduras vecinas, así como instituciones estatales fuertes y tradición de estado de derecho, todos legados de la larga trayectoria democrática del país”. El almirante Merino fue quien le pidió al capitán de navio ®, Kelly, que le diseñara un plan económico en tiempos de la UP, para salir del caos económico que dejó Allende. El plan fue ‘El Ladrillo’.

Otra perla: “Es también evidente que el reconocido éxito de Chile hoy se debe más bien a la labor de los tres gobiernos democráticos que al asumir muchas de las reformas del gobierno militar les entregaron legitimidad democrática, al tiempo que las profundizaron adoptando políticas sociales destinadas a reducir el legado de la pobreza y hacer de Chile un país capaz de competir en un mundo globalizado”. La izquierda no ha cambiado las bases, las cuales son los precios libres, el respeto a la propiedad privada, los acuerdos, entre otras cosas. La frase contrasta con la reciente declaración de Bachelet: "devolver al país a su matriz histórica de construcción estatal”.

Etiquetas: , ,

19 Comments:

Blogger Joaco_Urrutia said...

Y se ponen de acuerdo para rebatir a alguien que empleo su libre derecho para expresarse en TV!!

Que patetico!

6:34 p.m.  
Blogger Francisco said...

Estos izquierdistas se las saben por libro.
Jamás vi un solo militar en la calle en toda la "dictadura" no conozco ningún torturado ni desaparecido, pero cuando esta gente habla del regimen militar pretenda que uno lo confunda con la Alemania nazi, mientras hablan de la calidad humana que tiene Allende por decreto sin admitir la ilegalidad del peor gobierno de la historia de Chile. Una verguenza que la derecha les tanga tanto miedo.

7:01 p.m.  
Blogger Cartero Nacional said...

A algunos les duele que la verdad aflore sobre sus nauseabundas mentiras.
Allende fuera de ser un muy mal gobierno atropelló todos los derechos de los chilenos, destruyó al pais social, politica, moral y economicamente.

8:56 p.m.  
Blogger Marta Salazar said...

chicos, pero si por esto le pagan en el first world!

Uds. creen que si variara su discurso, le pagarían los libros y las conferencias?

No podemos seguir siendo ni "colonia mental anglosajona" (de los EEUU), ni, colonia mental de Espana (cuidado con esto último también, sobre todo en ciertos sectores de la blogósfera!)

Saludos Javier!

8:59 a.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Marta:
¿Quires decir que vende mejor Allende que Pinochet en el exterior? Allende el bueno, Pinochet.

10:08 a.m.  
Blogger cristian said...

Tal como decía Mario Spataro: la fàbula del buen Allende y del mal Pinochet.
Esa es la "verdad oficial", sobre la cual se puede escribir cualquier cosa con èxito garantizado por el "sistema" progresista.

10:41 a.m.  
Blogger Sebastián Miranda said...

Lo de Valenzuela es simplemente lamentable, Javier te pongo un link en mi blog, no estaba con la creatividad para hacer un post y me ayudaste bastante.

2:51 p.m.  
Blogger Koke said...

En algo han cambiado la realidad económica los gobiernos democráticos de la Concertación: nos han estado estancando en los niveles de competitividad mundial desde hace un buen tiempo y nadie parece darse cuenta. Es más, mientras escribo, nuestro país ha perdido otro de sus orgullos, el hecho de tener cero riesgo país es cosa del pasado.

6:40 p.m.  
Blogger L.A. said...

Sin saber nada más sobre Valenzuela de lo que leí en tu post, supongo que esos son los riesgos que corre un "profesional" cuando sus opiniones están fundadas sólo en la ideología. Creo que tratar de pintar los 70 y 80 sólo en blanco y negro es ridículo.

11:15 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

L.A:
No es ridículo, pues era la realidad.

1:16 a.m.  
Blogger Francisco J. Ibero said...

Sólo comentaré la primera sección de Valenzuela.En 1972 leí el libro "Conversaciones con Allende",de Regis Debray.Una de las cosas que Allende repetía constantemente era que él despreciaba la democracia burguesa pero que la usaría para instaurar un régimen socialista.Me pregunto cómo lo haría en contra de al menos 2/3 de la población.¿Democráticamente?
En 1979 leí una larga entrevista con varios exparlamentarios de la UP que vivían en Europa,en la revista izquierdista "Tiempos del Mundo".Casí todos decían que había sido demencial tratar de instaurar un régimen socialista por la fuerza y en contra de la voluntad de la gente.

3:52 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Koke:
No creo que a Bachelet le interese lo que acabas de decir y su mentor, Lagos.
Francisco Ibero: Gracias por el aporte. Sin embargo, la izquierda sigue repitiendo que la UP era pacífica y democrática. ¿Hasta cuando tanta mentira? ¿Dónde podría conseguir esa entrevista de la revista 'Tiempos del Mundo'.
Cartero: Ciertamente
Francisco: Le encanta comparar el RG con los nazis. Tienen un obseción.
Cristián: Cierto.

4:41 p.m.  
Blogger Francisco J. Ibero said...

Javier:Sobre la revista no tengo idea.En aquella época la compraba en la Librería Universitaria.No sé si existe todavia.Tampoco recuerdo en qué país se editaba.Yo dejé de leerla hacia 1981.

4:58 p.m.  
Blogger Iván said...

Acá el diario "progresista" llamado Página 12 está sacando una colección de grandes discursos.

Como era de esperarse estos tipos le dieron un "gran discurso" a Allende. Claro la izquierda tiene hermosos discursos pero los hechos siempre terminan en desastre.

1:17 p.m.  
Blogger Cococita said...

Lo malo es que con tanta propaganda para limpiar la imagen de Allende, las nuevas generaciones, que ignoran por completo lo vivido en esa època, terminan creyèndoles, que todo lo ue se dice de la UP es "retòrica" y que el Gral. Pinochet fue una especie de Hitler, cuando en realidad, tambièn puedo decir que jamàs vì soldados en las calles persiguiendo a la gente, ni menos reprimièndola, se respiraba una tranquilidad para estudiar y trabajar, cosa que se ha ido perdiendo con estos gobiernos de la Concertaciòn.

2:05 a.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Francisco Ibero: Gracias
Iván:¿Qué esperabas?
Cococita: Cierto.

4:48 p.m.  
Blogger Violante Cabral said...

X
Como dice Marta, este tipo de juicios históricos se generan y son pagados por la inteligencia gringa, principalmente por su pluralista mundo académico donde el que no publica, perece, y donde es más fácil propagar calumnias sobre personajes exóticos como el Tata, que auto-explorar las falencias propias de su historia y cultura.

Como testigo presencial del gobierno de Allende puedo dar fe de que el país era un caos, de que no había mas solución viable, y triste es reconocerlo, que por las armas. Allende había declarado en varias ocasiones que de La Moneda sólo lo sacaban muerto. No tenía ninguna intención de entregar el mando. El pronunciamiento militar evitó una guerra civil que hubiese dado más bajas que las de la lista de víctimas que esgrimen los anti-Pinochet.

Es innegable que con fallas como la de cualquier régimen, el gobierno militar encabezado por su Capitán General, no solo salvó al país sino que cimentó una economía sólida que llevaría a la prosperidad que hemos gozado hasta recientemente y que únicamente por el mal manejo de los últimos gobiernos de la Concertación, hoy tambalea. De no ser por el milagro económico pinochetista, los presidentes de la Concertación, y sus amigos y parientes, no serian millonarios hoy en día.

En cuanto a la comparación con Hitler, aunque grotesca es obligatoria. En Occidente, Hitler es un icono al que todos echan man en el momento de comparar: Saddam era Hitler, Bush es Hitler como lo es Sarkozy y a todo Primer Ministro israelí se le compara con el dictador Nazi. Lo absurdo es que nadie sabe exactamente que hizo o no hizo Hitler. Por lo tanto compararlo con El Tata es fácil.

No soy tan ingenua para negar que hubo desaparecidos y torturados, muchísimo menos que los que han habido en otros países latinoamericano e incluso durante gobiernos que duraron menos que el gobierno militar chileno, pero de ahí a hablar de políticas genocidas y otros membretes que se le adjudican, es demostrar ignorancia del idioma castellano. Aparte de que habría que preguntarse qué hubiera pasado si Allende hubiera seguido ganando tiempo ¿No hubiéramos tenido también torturados y desaparecidos, pero del otro bando? Las listas el Plan Z, que ahora tildan de mito, indican que se preparaba una represión gigantesca.

8:45 a.m.  
Blogger Daniel said...

Lamentablemente para ustedes, hoy ha quedado demostrada la calidad intelectual como catedrático y experto del señor Arturo Valenzuela al ser escogido nuevo secretario de Estado adjunto para América Latina en EE.UU.

Ciertamente, cuando escriben que ustedes han "acordado refutarlo", no cabe más que preguntarse por el piso que tienen para realizar dicha tarea.
Por lo demás, Valenzuela es un catedrático que imparte clases en las mejores universidades del mundo que no se destacan necesariamente por ser "izquierdistas" o algo por el estilo, me pregunto: ¿y ustedes?

Salir al paso de un hecho (lo sangrienta que fue la dictadura) con otro (que Bachelet estaba a cargo de "las siniestas GAP") sólo demuestra la pobreza del debate y da clara cuenta de la verdadera ideologización casi mística de la respuesta.

5:18 p.m.  
Anonymous Miguel Najle said...

Pinochet es un visionario sublima dueño de una racionalidad magnanima es asi como lo demostro en su libro politiqueria y demagogia, y es asi como se hace suetionable que ante tal grado de racionalidad defendida por la aristocracia mas estupida a nivel mundial comparable con las aristocracias bananeras de los paises del caribe y alguno que otro peoncito sin dignidad que se cree aristocrata se justifique su racionalidad mediante la violaciones con perros, ningun punto es racional si yo actuo poniendo el parche ante la herida y justificar lo que paso con le que supuestamente fuese a suceder, si es por eso ante la escusa de que tu intentas robarme un cordero puedo ir violar a tu familia a traves de una falacia como argumento, que nunca sucedio ese es un actuar justo, NO ES UN ACTUAR ESTUPIDO ... LO SUYO SEÑORES ES ESTUPIDO, NO DESDE UN PTO. DE VISTA PARCIAL SINO RACIONAL AL IGUAL QUE PINOCHET

12:57 a.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home