martes, abril 03, 2007

La culpa la tienen los economistas

El profesor de Filosofía de Derecho, Agustín Squella escribió lo siguiente en su última columna en ‘El Mercurio de Santiago’, cuyo tema era si los economistas podían cuantificar la felicidad: “Porque no creo pecar de arbitrario si culpo a ciertos economistas por haber rebajado el trabajo a empleo, la educación a capacitación laboral, el arte a industria, la igualdad a igualdad de oportunidades, el liberalismo a neoliberalismo, la democracia a mercado del voto, la libertad a excursiones al mall o al supermercado, y -ahora- la felicidad, uniformemente, a la satisfacción de ciertas necesidades”.

A algunos no les interesa las cuestiones semánticas. Algunas expresiones son de uso coloquial y entendible por todos.
¿Cuál es la gravedad en hablar indistintamente de trabajo o empleo? Yo no lo sé. Quizás habría que reemplazar la palabra ‘trabajo’ por labor.

Creo que el señor Squella se pone demasiado dramático. De hecho los cursos de post –grados no serían una suerte de capacitación y especialización. En filosofía a nadie le gusta la especialización. Sin embargo, basta ver la oferta en filosofía, que el conocimiento lo convierten en estancos. Doctora en Filosofía Política, Magíster en Filosofía de la Ciencia, etc. El propósito de la universidad es entregar unas herramientas para que el universitario luego las empleara. Por esa razón terminan escribiendo una tesis, la cual sigue la norma de un trabajo científico.

Luego, a Squella le produce rechazo la transformación del arte a industria. Con todo, no específica cuál arte. Quizás le moleste que en Chile hayan proliferado galerías de arte, donde las pinturas exponen y venden sus cuadros. ¿Querrá que el cine lo financie el Estado y no que haya una verdadera industria que se autofinancie? ¿O el teatro?

¿Qué quiere decir con ‘igualdad’? No le gusta la igualdad de oportunidades. Él desea que nuestra vida esté trazada de antemano. Que todos tengamos el mismo punto de partida y el mismo final. En otras palabras, un estado totalitario. ¿Dónde queda la libertad de equivocarse, de cometer errores? Para alguien que ha abordado la felicidad en sus últimas columnas, pasa por alto la misma libertad y la felicidad individual.

La típica falacia socialista, ‘el liberalismo a neoliberalismo’. El liberalismo propugna el gobierno limitado, libertad individual, el estado de Derecho y la economía de mercado, como dice el lema de Cato Institut . Los socialistas hablan de ‘neoliberalismo’ en tono despectivo, atribuyéndole todos los males del socialismo. A Squella le gustan las regulaciones y el Gobierno Grande.

Otra falacia socialista es hablar ‘la democracia de mercado de voto’. Para los liberales no hay diferencia entre elegir, por ejemplo, un deporte o elegir a un representante. Simplemente elegir.
Cuando Squella escribe “la libertad a excursiones al mall o al supermercado”, considera que las personas son unos tontos que no saben lo que hacen. Es como el sociólogo Tironi que consideraba que los santiaguinos eran unos irracionales al preferir el Metro o sus automóviles. Las personas racionalmente eligen lo que mejor les conviene.

Etiquetas: , , ,

23 Comments:

Blogger Joaco Urrutia said...

"Cuando Squella escribe “la libertad a excursiones al mall o al supermercado”, considera que las personas son unos tontos que no saben lo que hacen"

Tu eres el que considera que Squella dijo eso. Te explico, hay gente cuya maxima expresion de libertad es ir al mall o al supermercado. Por qué, porque todo el arte, que produce en la gente un sentimiento de libertad, se transformo en una industria. No lo rechazo, sobretodo en el cine, pero hay muchas actividades culturales que se encasillaron en un grupo social reducido

3:36 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

¿Qué tiene de malo ir al mall? Squella le da una connotación negativa.
A mi no me gusta la ópera, y a un grupo reducido le gusta verla.

3:50 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Si Squella respetará la libertad, respetaría cualquiera elección, mientras ésta no dañe a otro ser humano.

3:52 p.m.  
Blogger cristian said...

Una gran parte de las expresiones artísticas actuales, en especial las musicales, se han transformado, tal como dice Squella, en una verdadera industria de la propaganda izquierdista.La asociación que se ha ido dando en los últimos años entre arte y socialismo le ha significado importantes ganacias electorales a la izquierda.
Si bien Lenin despreciaba el arte como expresión del ocio burgués, con Gramsci la izquierda descubrió la notable utilidad de las expresiones artísticas dirigidas con una intencionalidad política, como instrumento de concientización subconciente de las masas.
Sí, Squella, de acuerdo, liberemos al arte de la industria propagandistica socialista.
En eso estamos de acuerdo.

9:15 p.m.  
Blogger Joaco Urrutia said...

Por lo que dijo ahor avas a empezar con que Squella no respeta la libertad

A mi tambien me gusta ir al mall a veces, pero hay que reconocer que para un grupo de gente, es su unica salida a algo "cultural"

9:15 p.m.  
Blogger Toto said...

Sabes javier, no conozco al señor Squella, no se quién será, pero la base de lo que dice no lo veo ocmo algo socialista... o sea, no lo vi ocmo discurso político. Pero no puedo evitar estar de acuerdo con lo que dice... Hace tiempo escribí sobre ésto...

Es el materialismo, Javier, lo que denigró el arte y la vocación. Es cosa de ver la denigración de la música, de Rachmaninoff, a mi gusto el mejor compositor de la historia, al Reguetón, que musicalmente no es más que una base rítmica en extremo básica y un pseudo cantante que habla de sexo...

Todo por vender, porque hoy en día el que hace arte en vez de producto, riesga a morir de hambre.

Y en el caso del trabajo, empleo o labor como tú llamas... Pues ¿Qué ganas puede tener alguien de seguir su vocación si ésta le propone una muerte lenta y agónica?

Personalmente, veo una relación causa-consecuencia recíproca (o algo así...) entre el capitalismo y el materialismo, es decir, uno provocó al otro, ¿El capitalismo implantó en el humano el culto al dinero? ¿O es acaso la propia naturaleza humana lo que nos hace materialistas, y por tanto, capitalistas?

Al menos bajo mi punto de vista, Squella criticó el materialismo,no cómo socialista, sino como persona que se ha percatado de ésto.

Y si no lo hizo él, aprovecho de reafirmar lo que dije yo, con mis palabras... Pues veamos:

Si el arte es producto, la vocación, empleo y el dinero, poder; somos materialistas.

Adiós.

4:57 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Joaco:
Ese párrafo de la impresión que se contradice, pues la libertad la utilizas para elegir representantes (mercado del voto), o bien elegir entre ir al campo o a la playa o ir al mall.
Toto: Tenía entendido que los socialistas se vanagloriaban de materialistas. Ahora están por la 'New Age'.

10:34 a.m.  
Blogger Francisco J. Ibero said...

Como yo lo veo, Squella establece una serie de dicotomías en las que el primer término tiene un significado más amplio y rico que el segundo.

Creo que son pertinentes dos observaciones, y voy a utilizar el ejemplo de trabajo y empleo para explicarme. Supongo que entiende por trabajo una actividad que se disfruta y que desarrolla las facultades de la persona, mientra que empleo es algo que se hace simplemente por ganar un salario.

Pienso que cuando un economista trata de empleos y salarios, esto no implica que no haya otras dimensiones envueltas. Simplemente prescinde de ellas porque en ese estudio quiere tratar solamente esas dimensiones.

Mi otra observación es que la realidad no se parece a esa dicotomía sino que es más un continuo en el que trabajo y empleo serían los extremos, y donde cada persona se sitúa en algún punto de la línea.

Ciertamente, habrá personas que se situarán en los extremos, pero una mayoría caerá en algún punto intermedio, dependiendo de sus propias características personales y de las circunstancias de la institución donde trabaje.

1:04 p.m.  
Blogger Dieguistico! said...

El problema de los que se indignan con el "materialismo" capitalista es que elevan sus propias opciones morales a la categoría de regla absoluta y objetiva.

Ok. Si les gusta la música clásica, el ballet o la pintura abstracta, nadie les impide disfrutarla. Pero que pretendan que eso es superior a la cumbia, a un partido de fútbol o a una película porno ya es un ejercicio de soberbía insoportable. ¿Superior según el criterio de quien?

¡Por supuesto, según su propio criterio!

A los críticos del materialismo en realidad les molesta que los demás no se rijan por sus propias reglas, que prefieran ir de shopping a leer un libro. En el fondo, lo único que desean es coartar la libertad de los demás e imponerles sus propias preferencias, aunque para ello intentan disfrazar sus intenciones con apelaciones al arte, a la solidaridad, a la humanidad o algún otro guiño poético.

1:18 p.m.  
Blogger Toto said...

Entonces concoes a los socialistas mejor que yo. Me jacto de ser racional, no materialista. Y el New Age no me llama mucho.
Adiós.

5:12 p.m.  
Blogger Francisco said...

Squella ve la paja en el ojo ajeno, pero no ve la viga en el propio. Ellos son los que viven inventando eufemismos que en la practica significan lo contrario a que en teoría: desde "insurgentes", "daño previsional" , "concenso científico" hasta "democracia cristiana"....Como buen siutico, Squella desprecia la igualdad de oportunidades porque esto da la posibilidad a que alguien que piense distinto a el, le vaya mejor.

Hay que darle credito en todo caso, siendo el columnista menos leído de El Mercurio-Times, sus columnas se han publicado en forma continua por más de 4 años...Los privados también subsidian la mediocridad...

7:14 p.m.  
Blogger hereje said...

El problema no son los economistas, sino los tipos de economía que se implantan, donde y a quienes afecta.
La economía neoliberal afecta positivamente a aquellos que se encuentran globalizados, y que tienen al alcance de la mano las posibilidades de mantenerse "globalizados" para ir al super o al mall, el problema son aquellos a los cuales no chorrea. Podemos discutir toda una tarde sobre los índices financieros macroeconómicos y de crecimiento, pero anda con esos índices a explicarle a uno de los millones de chilenos que se encuentran en la pobreza, transantiago, salud…etc… donde caben ellos en la economía?, y como reflejas eso en la economía?, no puedes medir el índice de descontento social o de infelicidad, solo puedes medir el índice de riesgo país, el cuál es interesante para los inversionistas extranjeros. No solo es cambiar de gobierno en gobierno, quizás el problema está en el tipo de economía que estamos utilizando.

Por otro lado, el mall es mejor porque no se ve pobreza.-aunque sabes que existe-.

7:45 p.m.  
Blogger cristian said...

Si la democracia es, según Churchill, el peor sistema de gobierno conocido con excepción de todos los demás, el sistema neoliberal es el menos eficiente de todos para combatir la pobreza, con excepción de todos los demás.
De modo que, el día que alguien invente algo mejor que la democracia para gobernar, o algo mejor que el sistema neoliberal para sacar a la gente de la pobreza, recién entonces que venga a desacreditarlos.
Por ahora no hay nada mejor, Toto y Hereje.
¿el socialismo? Un fracaso con 200 años de pruebas y evidencias pragmáticas que lo avalan, en su condición de método fracasado una y otra vez.

10:55 p.m.  
Blogger Joaco Urrutia said...

"Un fracaso con 200 años"
Cristian, entonces no seria tan malo si ha durado tanto tiempo

10:17 a.m.  
Blogger Francisco J. Ibero said...

Yo no veo ninguna relación de causalidad entre capitalismo y materialismo. El capitalismo permite a cada vez más personas resolver los problemas materiales de la vida, y disponer de tiempo y recursos para dedicarse a otras actividades de carácter espiritual. Dentro de este marco, cada quien toma sus propias decisiones de acuerdo a sus valores y preferencias. Así que tendríamos una línea continua entre dos extremos que serían el puro materialismo y el puro espitualismo.

A lo largo de esa línea, cada quien elige la combinación que prefiera. Yo, por ejemplo, una vez que tengo cierto bienestar material, prefiero disponer de más tiempo libre a tener más ingresos. Pero entiendo perfectamente que otra persona prefiera lo contrario.

Me causan gracia las lamentaciones de ciertos eclesiásticos y de ciertos millonarios anticapitalistas sobre el materialismo reinante, cuando ellos viven con un nivel de confort material bastante por encima del promedio.

Por último, considero que una de las pruebas de que el capitalismo no implica el dominio del materialismo es el fenómeno de los Blogs. Tenemos 70 millones de personas que dedicamos tiempo y esfuerzo a exponer y discutir nuestras ideas sin obtener un centavo a cambio, sólo por el placer intelectual de acercarnos a la verdad. ¿No es esto una muestra de espiritualismo?

1:19 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Toto:
El dinero es medio. Si no hubiese dinero, emplearía otra cosa para intercambiar bienes y servicios, como era la sal en la antigüedad.Por materialista me refería al 'materialisto histórico de Carl Marx'.
El racionalismo de la izquierda es contructivista. Por eso le encantan los ingenieros sociales.
Francisco Ibero: Gracias por la aclaración entre empleo y trabajo. No se me había ocurrido.
Dieguistico: Estoy de acuerdo contigo.
Hereje: Los problemas que enumeras, como el Transantiago, la salud, todos ellos están en manos del Estado, no del mercado.
Francisco Ibero: Con respecto a tu último comentario tienes toda la razón.

3:29 p.m.  
Blogger Carlitos said...

Javier...no se si ya te conté, pero estoy haciendo mi tesis en relación a los blogs, por lo que he creado un blog especialmente para esto (lo hice recién hoy así que está fresquito!!)y en él hay una encuesta que debo realizarla a la mayor cantidad de usuarios de blogs y sitios personales chilenos, así que si tienes tiempo te agradecería que la respondieras!!!

la dirección es: http://tesisblogchile.blogspot.com

pásale el dato a todos tus amigos-bloggers!!

chau

7:33 p.m.  
Blogger Koke said...

La magia de la gramática y la semántica.

11:12 p.m.  
Blogger Marta Salazar said...

Squella, Squella... tanta igualdad, será verdad?

hace tiempo, tuve que llamarlo x tel. x un proyecto que teníamos de publicar un tomo de una revista jurídica alemana con autores chilenos...

esto es algo que habría sido fantástica! en Alemania, habíamos ganado a uno de los más grandes de los grandes como editor.

Llamé a Squella, yo ex-estudiante, ex-profesora asistente de la Chile y además de eso nada más, ni política, ni millonaria, ni actriz de cine.

Lo llamé varias veces y él -el igualitario- no se dignó hablar conmigo, de manera que pude hablar sólo con su secretaria que decía las mismas cosas que dicen -en Chile, debo reconocer que los alemanes son harto distintos y mejores que los chilenos en esto- las secretarias de la "gende importante" cuando "los de arriba" no quieren hablar con una:

"está en una reunión".

Le dije a la secretaria de qué se trataba y que me devolviera la llamada; pero, como persona importante, don Agustín nunca me llamó de vuelta...

el proyecto quedó en nada y un libro que habría dado a conocer no sólo a Squella, sino a otros profesores chilenos destacados en el exterior quedó en nada...

Como decía el cura Lira: "hay algunos que dicen que somos todos iguales, pero hay algunos más iguales que otros"... bastante razón tenía este hombre que sí era humilde y asequible.

11:42 a.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Carlitos: O.K
Koke: Las cuestiones semánticas y gramáticales son importantes.
Marta: Gracias por la historia. Como tu dices, es inasequible porque se cree importante. Me ha dicho que es pesado.
Estoy de acuerdo con el cura Lira.

3:04 p.m.  
Blogger Águila libre said...

Hola Javier:

No he podido dejarlo, pero lo haré cuando termine con los remedios. Un par de meses más.

Le envié por correo la encuenta a Carlos. Espero le sirva.

Cariños,

María Paz

11:12 a.m.  
Blogger hereje said...

Javier, estas equivocado, las políticas públicas no existen, todo va a la privatización. Tu estudias, te transportas y vas a clinicas privadas, políticas heredadas de ya sabes quien. Lo bueno es privado, lo malo es público en este país, no hay que ser economista para darse cuenta de eso. Ese desbalance entre estas 2 realidades como la mides, ¿calidad de servicio?...reitero...¿como mides el descontento?

Por otro lado el dinero, no es problema, o el derecho de la propiedad privada o hacer lo que yo quiera a nivel micro. El problema está en que cuando se establecen políticas económicas no las hacen pensando a quienes van a afectar, si no en el beneficio económico que se obtendrá.

La cualpa la tienen los economistas que apostaron al modelo neoliberal como solución a los problemas chilenos, y solo se dividieron la torta entre pocos.

11:44 a.m.  
Blogger Jorge Andrés Gómez A. said...

Sólo me quedo con un punto, que considero interesante y necesario discutir, aunque sea considerado semántico, pero lamentablemente, la realidad se constituye lingüisticamente.
Hablar de trabajo y empleo, y diferenciarlos es importante, porque incluso cuando hablamos sólo del trabajo, las encuestas nos engañan, porque pueden indicar que hay más personas trabajando, o con empleo, aún considerando que esas personas sólo tienen trabajos precarios "pololos"; o son contratados aprovechando resquicios legales, como los contratos de cinco meses, para evitar el doble de seis y el consiguiente anual indefinido, haciendo que el contratado no existe en enero y febrero.
Es importante entender las distinciones, porque a través de eso, se nos engaña.
Muchas veces se habla de empleo para referirse a los "pololos" a las pegas no reguladas, sin contrato, previsión, con sueldos más bajos del mínimo, etc.
Saludos

6:40 p.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home