lunes, septiembre 11, 2006

Mentirosos compulsivos

Debido a que no contamos con estadistas en nuestra clase política, que terminen la división; aunque con menos grado, pero con división, creo oportuno repetir explicaciones clichés de nuestro 11. No soporto los mentirosos compulsivos de la Concertación.Todos quieren ser generales después de la batalla.

A la Presidenta Michelle Bachelet hay que recordarle que el sector que inició la violencia política fue el Partido Socialista, de la cual es militante y el grupo terrorista Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR). El Partido Socialista en los famosos Congresos de Chillán y de Linares, por el año 1967 resolvieron tomar el vía armada, para imponer una dictadura comunista. De igual manera, les acompañó el Mir. Ambos creían que por la violencia se llega al socialismo. La violencia es la partera de la historia.

El modelo de esa generación era el revolucionario, una suerte de superhombre nietszcheano que está más allá del bien y del mal, para el cual las leyes eran un “fetichismo legal”. Por tanto, también la Convención de Ginebra.

Hay que recordarles a Bachelet como al ex Presidente Ricardo Lagos, el Acuerdo de la Cámara de Diputados de agosto de 1973, en que afirma que el Gobierno de la Unidad Popular había caído en la ilegalidad. Además, acusaba al gobierno de practicar la flagelación y la tortura. Por esa razón, la izquierda no desea que en esas comisiones de hombres buenos (Rettig y Valech) investigue el periodo que va desde 1967 a 1973. Período en la cual la izquierda practicó el terrorismo, la tortura y llevó el país a la odiosidad. Odio que todavía no termina.

Además, la izquierda traicionó el país al alinearse al totalitarismo comunista. Ellos hay que decirlo fuerte, son los traidores comenzando por el Presidente Salvador Allende, quienes traicionaron la República.

A la izquierda le gusta hablar de insurreción si y solo si son los únicos en hacerla. Por eso un conocido sociologo de la izquierda chilena, Tomás Moulian en su libro “El socialismo en el siglo XXI” habla de insurección para referirse al golpe de estado, cometido en Rusia, o bien habla de las condiciones subjetivas del “Che” Guevara u objetivas de Lenin, para justificar la insurrección terrorista de izquierda en la década del 60 y 70, del siglo pasado. En cambio, cuando es el otro lado, hablan de contra-revolución. Escriben cosas como ésta: “Los uruguayos veían con sus propios ojos una insurección de la burguesía....,llevaban adelante sabotajes, lucha armada, desfiles paramilitares, grescas callejeras, brigadas armadas de autodefensa y abastecimiento en los barrios ricos".
"Dentro de esa “insurección”, el tremendo papel del desabastecimiento” (“Chile Roto, Uruguayos el día del Golpe en Chile”, Ediciones Lom).
Otra cita: “El modelo insurrecional bolchevique de 1917, con obreros armados hasta los dientes, saliendo de las fábricas pero también con unidades enteras de la marina y el ejército compuesta por campesinos y soldados que se ponían del lado popular, dominaba el pensamiento “estratégico” de los principales dirigentes”.
“..., el Tancazo sirvió para medir la resistencia previsible”.
Como se ve solamente la izquierda puede hacer insurrecciones.
El mismo libro que he citado, dice: “Se crea la Junta Coordinación Revolucionaria entre el Mir chileno, el ELN boliviano, el PRT argentino y el MNL uruguayo. Se fundan y comienzan a funcionar en Chile una aplastante “escuala de cuadros” internacional.”

Me extraña la declaración de Bachelet: Nadie tiene derecho a atentar contra La Moneda". Sin embargo, si hace 33 años en La Moneda hubiese estado alguien de derecha, ellos se habrían tomado la casa de gobierno, como los comunistas se tomaron el Palacio de Invierno, tal como lo dejo entrever el novelista y poeta Rodrigo Atria en su novela “Es tiempo ya”.
Atria dice: “¿Cómo nos hubiésemos comportado de haber sido las cosas al revés, es decir, nosotros subiendo las escaleras del Palacio de Invierno en un golpe revolucionario para desalojar al antiguo régimen y no ellos bombardeando el Palacio de la Moneda para arrancar a Allende, y a nosotros, del Gobierno de Chile”.

La izquierda no recuperó la democracia y la libertad, sino aquellos que denigran y que son objetos de escarnio. Presidenta no siga mitiendo. Esta democracia es mejor la que anterior, porque tenemos libertad económica y la propiedad privada están resguardas por la Constitución. Dos bases fundamentales de la democracia liberal.

Etiquetas: , , ,

15 Comments:

Blogger Francisco J. Ibero said...

Javier:Tu post me ha recordado dos hechos de la historia de España:
1)En 1934 el PSOE,que entonces era un partido marxista,organizó y lanzó una guerra civil para adueñarse del poder.Pero fracasó.Esto lo ha demostrado Pio Moa con documentos de los archivos de la Fundación Pablo Iglesias.
2)En 1936 Franco se sublevó contra un régimen que ya había perdido su legitimidad.Todo indicaba que perdería la guerra,pero sorprendentemente la ganó.
Hasta aquí la historia.Pues bien,hoy día el PSOE quiere ignorar lo de 1934 y sólo quiere hablar de 1936.Más o menos,y mutatis mutandis,lo que tú cuentas de Chile.Pequeño mundo.

3:59 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Francisco: Es cierto. Ellos que la violencia la inició la izquierda. Más o menos.

4:24 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Ellos saben que la violencia la comenzó la izquierda.

4:25 p.m.  
Blogger Francisco said...

El PSOE en 1934 fue apoyado la URSS,pero a nadie parece importarle. Siguen obsesionados con Guernica y que EEUU no los contemplo en el plan Marshall***Sabiendo que no haran comisiones oficiales sobre el periodo antes de 1973, la derecha deberia hacer su propia comision...pero no se atreven a exponerse como anti-marxista, mejor siguen amigos con Marco Enriquez Ominami..

7:19 p.m.  
Blogger Eduardo Robredo Zugasti said...

Estremece pensar y analizar el paralelismo entre la España de 1934-36 y el Chile de 1967-1973. Ahora los herederos de 1934 (Zapatero) y 1967 (Bachelet) siguen vida paralelas. Se reconstruye la historia (en Francia se lo llamó "el deber de la memoria", en España "memoria histórica", en Chile, on lo sé), y se intimida a la oposición.

Ahora vivimos tiempos posrevolucionarios. AMLO habla en México de "insurgencia pacífica", Morales alcanza el poder después de ser electo -aunque después de haber avisado en las calles y haber amenazado varias veces el fetichismo moral y legal del sistema, ¿recuerdan el juramento de Chávez sobre la "moribunda constitución"?

La idea de democracia que tenían los socialistas de 1934, como ha demostrado Stanley Payne, nada tenía que ver con la democracia liberal: era una república popular "de nuevo tipo", una democracia popular socialista al estilo de Mongolia exterior. En los años sesenta el socialismo iberoamericano empezó a encender las fogatas de la guerrilla y a intentar imponer la estrategia tercermundista de Bandung. Esta violencia e irracionalidad es la verdadera responsable de las dictaduras militares de "derechas" que, al fín y al cabo, incorporaron a Chile a la economía de mercado -exactamente igual que el "decencio del desarrollo" en la España de los años sesenta fué el preludio de la democracia política.

Saludos.

8:13 a.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Francisco Salinas: Es cierto lo que dices. Los socialistas hablan de Guernica, pero se olvida del genocidio de Paracuellos de Jarama.
Eduardo: Aquí se habla mucho de recuperar "la memoria histórica". Referida solamente a una cara de la moneda. La cara que los perjudica, la omiten.
Saludos a ambos.

9:22 a.m.  
Blogger Cococita said...

Gracias, Javier por enlazar los cuadros demostrativos en que claramente se señala que la izquierda fue la primera en dar un paso al frente en cuanto a la violencia, la tortura, el secuestro y sembrar el clima que genera el descontento total. En esto, la izquierda dicta cátedras.
Un abrazo.

9:53 p.m.  
Blogger isabel pla said...

A propósito de generales después de la batalla ¿cachaste las declaraciones de Lavín? Me adhiero al comentario de la Evelyn Matthei.

9:56 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Cococita: Por nada.
Isabel Pla: Estoy de acuerdo contigo.

9:20 a.m.  
Blogger Marta Salazar said...

Isabel: qué dijo la Evelyn?

Muy bueno tu post.

Yo no compararía, ni siquiera mínimamente, lo ocurrido en Chile el 73, con lo ocurrido en Espana el 36.

Ni tampoco lo que vino después, ni mínimamente. Los países, los continentes, las épocas y las circunstancias históricas no pueden ser más diferentes.

Y no admiten comparación... aunque se haga con la mejor de las intenciones.

11:18 a.m.  
Blogger cristian said...

Evelyn Matthei como candidata a presidenta el 2010 ¿por què no? ¿què otro personero de la Derecha ha hecho declaraciones tan claras y firmes como ella en estos ultimos 6 meses?
"nunca màs" Lavin presidente.

6:57 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Marta:
Lavín dijo el día de ayer que la Derecha debía hacer un "Nunca Más" por lo del régimen militar. Evelyn Matthei dijo que lo dicho por Lavín era una tontería. Y que es fácil decirlo 33 años después. Después de la batalla, todos son generales.
Cristián:
Ni Lavín ni Piñera, salvo José Piñera.

7:39 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

o Evelyn Matthei

7:40 p.m.  
Blogger Koke said...

Miente, miente!!! Que algo quedará!
Así funciona la maquina propagandística de la Concertación.

9:26 p.m.  
Blogger Rafael Mera P. said...

La Concertación copió al pie de la letra lo ocurrido en España en cuanto a deformación de la verdad histórica.

Respecto a Lavín, como dijo Cristián: el verdadero "nunca más" que debe decir la derecha es "nunca más Lavín".

9:54 p.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home