lunes, junio 19, 2006

El día el que ministro de Educación rindió su PSU (política)

Por la revuelta de los estudiantes secundarios, la Cámara de Diputados resolvió llamar al ministro de Educación, para que rindiera cuenta de lo sucedido. El ministro fue interpelado por uno de los poderes. En Chile no estamos acostumbrados a que los ministros de Estado y el mismo Presidente se les pida cuenta por sus actos. Si bien fiscalizan, envían solicitudes u oficiosos a los diversos departamentos del Estado, la cuales, como recordó un parlamentario, nunca les responden.

Vi al pasar un poco la defensa del ministro de Educación, en el cual decía algo así: “Yo no voy a sacar a relucir que la Loce (La Ley Orgánica Constitucional de Enseñanza) es responsabilidad de la Derecha”. Por tanto, la Derecha es la responsable de las reformas a la educación. De ahí en seguida cambié de canal. Pues él sabe que la Loce no es problema que origina la mala calidad de la educación en los establecimientos públicos.

Sin embargo, la interpelación la había querido no comentar, hasta que leí el presidente de la Cámara de Diputados y militante del Partido por la Democracia (PPD), Antonio Leal sugiero en la semana regular la interpelación. No me interesa cuántas horas dura la interpelación a diferencia de Leal. Sólo me interesa que se le pregunte libremente. El diputado sugiere: “, no es sorprender al ministro y que este no pueda responder, sino por el contrario que sus respuestas sean exhaustivas y documentadas y que ellas sirvan a la Cámara de Diputados para fiscalizar y a la opinión pública para conocer más a fondo las políticas del Gobierno". (La negrilla es mía). Además, propone que el ministro disponga un cuestionario, para que pueda responder. El propio ministro reconoció que no estaba preparado para responder las preguntas.

En ese momento, mi disco duro comenzó a procesar rápidamente. Hace mucho tiempo, exactamente hace seis años más o menos, la Concertación formó una comisión para investigar un caso. El presidente de dicha comisión era un beato Demócrata Cristiano, que luego fue procesado por coima. En esa Comisión en que la coalición oficialista era mayoría, ella decidió la forma de interrogar al entonces ministro de Interior, José Miguel Inzulsa, hoy secretario general de la Organización de Estados Americano (OEA). La forma consistía en que diputado le preguntaba al presidente, y éste le repetía la pregunta al ministro. Y luego éste le respondía al presidente y éste al diputado fiscalizador. Uno como ciudadano esperaría que le preguntaran directamente al ministro. Sin embargo no fue así. El diputado fiscalizador era la ex diputada Lily Pérez, quien con un toque ironía se burlaba del presidente de la comisión: “Cumpla su trabajo señor presidente”, “Lo hace muy bien”. Probablemente, el diputado que era gordo se habrá sentido como Sancho Panza en su ínsula. La ínsula del presidente de esa comisión es que alguien le llamara presidente y de ese modo inflarle el ego.

Después me acordé de Chris Patten, el último gobernador de la ciudad estado Hong Kong, quien escribió el libro “Hong Kong: antes y después”. Un libro muy bueno escrito por un político en que abarca las relaciones de Oriente con Occidente, la democracia en países donde no hay tradición democrática y su propia experiencia como político. Aquí viene la parte interesante. Como todo político profesional aspira que el ejecutivo le dé un cargo. Patten obtuvo el suyo cuando apoyo a la Dama de Hierro. Con todo, al día siguiente de saberse los resultados en la Cámara de los Comunes en que los conservadores ganaban, Patten debía rendir cuenta al Parlamento. Entonces, se puso a estudiar la noche anterior, lo que en chileno significa “calentar la materia”. La Cámara lo interrogó y como él mismo dice, hizo el ridículo. Patten no esperaría que la Cámara le entregase un cuestionario. Recuérdese que en Gran Bretaña una vez la semana, el Primer Ministro es interpelado por la Cámara de los Comunes. La misma Dama de Hierro cuando vino a Chile y fue entrevistada, lo confirmó. ¿Se imaginan a la Bachelet en esa situación?

Sigo procesando y me viene a la mente las películas norteamericanas en las que ha habido escenas de interpelación, ya sea a políticos o a personas importantes. Las dos versiones. “Hoffa: pulso de poder” (1992) de Danny de Vito, en la cual Hoffa es interpretado por Jack Nicholson y F.I.S.T (1978) de Norman Jewison, cuyo protagonista es Sylvester Stallone. En las dos versiones, el personaje principal no le teme a la Comisión del Congreso. Lo mismo ocurre en la película “Quiz Show” (1994) de Redford, en la cual relata cómo un programa de TV “Veitiuno” de la NBC en 1958, compra a los competidores de un concurso de saber. Allí también uno de los protagonistas, Ralph Fiennes, debe rendir sus cuentas a una comisión. Y así tantas otras.

Hasta en el programa Saturday Night Live de la NBC se han burlado de las interpelaciones, cuando Condolezza Rice u otro político han debido responder ante los parlamentarios. ¿Esperarían Rice que el Congreso le entregase un cuestionario? Rice en una de esa interpelaciones le respondió al parlamentario que no le podía contestar, porque esa respuesta afectaría la seguridad nacional. Ni se arredró.
Nota: PSU significa Prueba de Selección Universitaria. Es el prueba que los estudiantes rinden para poder entrar a la Universidad. Es el equivalente al Bachillerato mas que a la Prueba de Aptitud Académica (PAA).

Etiquetas: ,

5 Comments:

Blogger cristian said...

Cuando uno no sabe dónde está parado, cualquier interrogación es vista con terror.

8:56 a.m.  
Blogger Koke said...

Por la respuesta del ministro que pusiste y que también escuché, hubiese sido mejor que ese señor no haya aceptado la cartera cuando se la propusieron.

La Concertación también debería reconocer responsabilidades en torno al tema de la educación y no echarle toda la culpa a la derecha. Que no sean sinverguenzas.

2:59 p.m.  
Blogger Alezita said...

Hola:
Creo que se deberia establecer alguna institucion diferente, ya que considero que en este caso lo que se ebe buscar es responsabilidad politica, más que preguntarle porque no hizo lo que deberia haber hecho.
Si volviera a ocurrir una crisis, el seria la persona mas idonea para resolverla.
Quizás se deberia buscar algo similar al voto de censura (se que se ocupa en los paises con regimenes parlamentarios).

10:37 p.m.  
Blogger Alvaro71 said...

Ví un poco de la interpelación, y me aburrí. La encontré demasiado mediática, cercana al show.
Por lo general, los shows no resuelven problemas.
En todo caso, es mejor eso que nada.
saludos,

6:25 p.m.  
Blogger Rafael Mera P. said...

Ojalá no regulen la cantidad de tiempo de las interpelaciones, como dijeron que harían. Por más que se "aburran" los parlamentarios durante ese lapso, la interpelación debiera durar todo el tiempo necesario, dependiendo de la materia que se trate y de las respuestas del interpelado.

9:51 p.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home