lunes, febrero 27, 2006

Tocqueville, las caricaturas y el “Código da Vinci”


Las caricaturas del profeta Mahoma han provocado la ira del mundo musulmán, porque según ellos les ofenden. Por mi parte, decidí apoyar al gobierno danés , porque en una democracia liberal, el gobierno no es responsable de los actos de ciudadanos. Los individuos al elegir asumen las consecuencias de sus actos. La prensa no puede ser, además, guiada por el gobierno. Tanto la prensa como el gobierno son independientes. Después de todo, la prensa es el cuarto poder.

Por una parte, gran parte de los gobiernos Occidentales han pedido perdón por ofender a la sensibilidad musulmana; por otra parte, ha vuelto la discusión acerca de los límites de la libertad de expresión.

Ahora bien, siendo coherente con lo anterior, en una democracia podemos reírnos de nuestras autoridades. En una democracia liberal hay distintas opiniones de grupos e individuos. Todos se someten a las leyes. Incluso diversas religiones se pueden expresan libremente en una democracia. Ahí tienen la oportunidad de convencer o convertir al otro. El sistema de gobierno que nos rige se llama democracia liberal, ni personalista, ni popular, porque la mayoría respeta a la minoría y la minoría al individuo.

Cada cual tiene su punto de vista, porque independientemente de sus posturas, todos están de acuerdo en valorizar el pluralismo. Y éste es la riqueza de la diversidad. Por eso, en cada país Occidental existen comunidades o emigrantes que se han adaptado las costumbres del país que los han recibido. La base de ello es la tolerancia, porque sabemos que por sobre nuestras creencias individuales, hay una creencia que nos une, a saber, la libertad conciencia, que trae aparejada la libertad de expresión.

Las caricaturas como han dicho varias personas pertenecen la tradición satírica de Occidente. Es una manera de desafiar al poder, sin violencia. De exagerar algunos rasgos y de criticar a la sociedad. Ese individualismo que a los Orientales no les gusta, es la base de la democracia liberal.

La razón porque Flamming Rose , jefe de Cultura del diario danés Jyllands-Posten, quiso publicar las viñetas, es por la autocensura que atraviesa Europa, donde, por ejemplo, no se puede dibujar Mahoma en cuentos infantiles. Ahora que escribo este posteo, me pregunto por qué la serie animada francesa "Erase una vez" de los ochenta, no recibió criticas por parte de la comunidad musulmana, en la que se mostraba la expansión del Islam con medios violentos, hasta que se tomaron Constantinopla. Nadie dijo nada en la Europa Occidental. Quizás, como me decía mi hermano no estaba Internet y el planeta convertido en la aldea de Gutenberg.

¿Un occidental tiene la misma recíprocidad en un país musulmán? ¿Tendrán los mismos derechos? ¿Una mujer occidental tendrá el mismo derecho? La respuesta es negativa.

El mundo musulmán le exige respeto a Occidente. Sin embargo, ¿Cómo está el Islam? En Arabia Saudita una persona puede ser detenido por llevar una cruz o una Biblia en una maleta y a las mujeres se les quema por manifestar su derecho a votar. En Pakistán las comunidades cristianas se los discrimina en salud y en el Sudán tenemos la guerra civil entre el norte musulmán y el sur cristiano.

Aun cuando está de moda atacar el cristianismo en Occidente a través del arte, los cristianos no tienen la reacción de los musulmanes. Después de todo, la libertad de expresión y, por tanto, de conciencia comenzó con Lutero y la Reforma Protestante.

Está, por ejemplo, la película "La Última tentación de Cristo", que a los sectores de izquierda les gusto. En cambio, con la película de Mel Gibson los mismos sectores ‘progresistas’ la hallaron sangrienta y casi de mal gusto, mientras los sectores conservadores no dijeron nada. Lo mismo ocurre con el libro "El Código da Vinci", en que una organización de la Iglesia queda mal parada, además, de la libre interpretación de la historia del cristianismo en Occidente. Leí el libro pero no es un long-seller como "Moby Dick" o "El Corazón de la Tinieblas", sino un best-seller en el peor sentido de la palabra. En todos esos casos, los cristianos no salieron a la calle a quemar banderas y cosas por el estilo, como los musulmanes en el Medio Oriente.

Tampoco se rechaza a todos los musulmanes en bloque, pues eso sería negar la libertad del individuo para elegir distintas creencias y modos de vida. De hecho, la influencia de la cultura musulmana en Europa es importante. El problema estriba es que ellos se quedaron en el siglo XV o antes y Occidente evolucionó a cultura secularizada producto de la Reforma. Descartes lo dice: "Cogito, ergo sum".

Los cristianos occidentales valorizan la libertad de expresión y la democracia. Alexis de Tocqueville en "La Democracia en América" sobre la diferencia entre el cristianismo y el islam dice: "Mahoma hizo bajar del cielo el Corán y lo llenó no sólo con doctrinas religiosas, sino con máximas políticas, leyes civiles y criminales, teorías científicas. El Evangelio, por el contrario, sólo trata de las relaciones generales entre los hombres, con Dios y entre ellos mismos. Fuera de esto nada enseña ni nada obliga a creer. Sólo esta razón, entre otras mil, bastan para demostrar que, de ambas religiones, la primera no puede durar en épocas de ilustración y democracia, mientras la segunda está destinada a regir esos siglos lo mismo que los otros".
Más aún, Tocqueville nos dice que el protestantismo nos legó la independencia, esto es, el individualismo, mientras del mundo católico nos legó la igualdad.

De la libertad religiosa nos viene la libertad política, nos dice Tocqueville. ¿En el islam encontramos valores que pueden ajustarse a una sociedad democrática, donde el César y Dios estén separados? ¿Es compatible el islam con la democracia liberal?

Etiquetas: , ,

8 Comments:

Blogger Marta Salazar said...

Muy bueno, da para mucho, habría que analizar los puntos que has propuesto y las preguntas que has formulado.

En todo caso, hay una diferencia muy grande entre satiruzar la religión y satirizar a los gobernantes.

Y, aún en este caso, hay que respetar a los gobernantes, no sólo en cuanto a tales, sino en cuanto personas.

Concepto que no es de la Ilustración.

Creo, eso sí, que sobrevaloras el influjo de la reforma protestante que fue menos libertaria de lo que crees.

11:52 a.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Eso es lo que yo piemso.
Tienes razón, tal vez, en que sobrevaloré el influjo protestante. Recuerdo que en un documental decía que en los países protestantes habían matado más personas que en mundo católico con la Inquisición. Así, el mundo protestante había matado alrededor de 300.000 personas en tres siglos, en cambio la Inquisición en el mismo período (XV al XVIII) sólo 3000 personas.

1:07 p.m.  
Anonymous Miguel Angel said...

Interesante su análisis sobre el asunto de las caricaturas...

De todos modos, tengo una extraña sensación con respecto a la situación creada al rededor de esos dibujitos. Sí, lo cierto es que me siento muy manipulado. Creo que la pregunta que en algún momento se ha hecho acerca del momento en el que el asunto estalla es más pertinente de lo que a primera vista parece... ¿No es realmente curioso que todo esto haya generado discursos de defensa de la manera de entender el mundo y la libertad (como el suyo) en ambos lados y precisamente ahora?

Se despierta el odio, la desconfianza mutua, el rechazo. Se nos dice que "nosotros" somos/estamos más avanzados, "ellos" son más irracionales e irrespetuosos con los derechos civiles... ¿No será que de lo que se trata es de separar aún más? ¿No será de que de lo que se trata es de separar?

Hace unos años se publicó en algunos países europeos un cómic que trataba en clave irreverente el holocausto judío. No compartía su punto de vista (siempre he pensado que sobre algunas cosas no debería uno hacer humor), pero toleraba y respetaba la posibilidad de su publicación. Lo cierto es que el cómic fue retirado y sus autores y editorial (una editorial de inclinaciones anarquistas) castigados. De hecho, la editorial sufrió tales pérdidas que poco después tuvo que cerrar.

Podría decirse que en este caso no hubo violencia en las calles... pero ¿qué sabemos nosotros acerca de cómo se les ha vendido la cuestión a esos manifestantes agresivos? ¿Cómo se está viviendo en esos países la ingerencia occidental si no es en forma de humillación?

Quiero que quede claro que no estoy justificando a esos manifestantes: la violencia nunca es la solución. Sólo quería expresar mi malestar por esta sensación de manipulación a la que últimamente me siento sometido.

1:37 p.m.  
Blogger cristian said...

Creo que el tema de la relación entre Occidente y el Islam no se puede reducir a un mero asunto de "libertad", Javier, yo creo que la libertad no lo es todo en la vida. En nombre de la libertad se puede y, de hecho, se cometen grandes aberraciones, como por ejemplo, el aborto. En fin, esta relación cultural entre Islam y Occidente, a esta altura, y tras leer a Oriana Fallaci en su muy sensata y convincente explicación en "La Fuerza de la Razón" (2004), ha llegado a tener que ser una relación de defensa propia por parte de Occidente, más que una defensa simplemente de la libertad. No me canso de aconsejar su lectura a quien le interese analizar la situación mundial actual.

7:04 p.m.  
Blogger Marta Salazar said...

Sabes bien querido Javier que no me refiero a esto:

"Así, el mundo protestante había matado alrededor de 300.000 personas en tres siglos, en cambio la Inquisición en el mismo período (XV al XVIII) sólo 3000 personas".

No soy tan simplista. Me refiero al concepto de libertad. No te olvides que Lutero y más aún Calvino y los que vinieron después no creían que el hombre era libre.

Piensa, por ejm., en la discusión entre el mismo Martín y Erasmo (de Rotterdam) acerca de la libertad.

La concepción del hombre (y peor aún de la mujer) es, en la reforma protestante alemana y suiza más bien sombría, determinista y altamente pesimista.

Ahora, en cuanto a lo que podríamos llamar la libertad y la realización dentro de la sociedad, un amigo mío que ha estudiado en Alemania y viene muy seguido afirma en una frase que sólo puedo suscribir que "la reforma protestante abolió los conventos, pero convirtió la sociedad entera en un convento".

Por eso es que quienes hemos nacido y hemos sido educados en un ambiente de libertad (familiar, social, económico, político), nos ahogamos en los países protestantes.

Sé que la reforma protestante y el protestantismo se idealiza en Chile y en otros países hispanoamericanos... Pero te aseguro que la reforma protestante no fue una reforma libertaria, muy por el contrario.

Tiene más que ver, mucho más que ver con la actitud del socialismo de estado; pero esto ya es más largo de conversar.

Bueno, ya me alejo demasiado del tema. Un gran saludo!

1:01 p.m.  
Blogger Javier Bazán said...

Gracias Marta por tú comentario. Tengo que estudiar más al respecto.
Yo sé que a los anglicanos no les gusta tener un autoridad en como en la Iglesia Católica. Por eso proliferan tantas sectas evangelicas.
"la reforma protestante abolió los conventos, pero convirtió la sociedad entera en un convento". Interesante.
También esta otra:"Por eso es que quienes hemos nacido y hemos sido educados en un ambiente de libertad (familiar, social, económico, político), nos ahogamos en los países protestantes." Vivir en países católicos con poco desarrollo no es tan malo.
Es cierto lo del determinismo. Me había olvidado de ellos.
Quizás lo de Tocqueville se refiere a la proliferanción se sectas evangelicas tipico de los países anglicanos y protestantes.
Gracias Marta. Hay que hacer un posteo de ello.
¿Cómo se manifiesta ese ahogo de un católico en un país protestante? Dame ejemplos.

1:38 p.m.  
Blogger Cococita said...

En realidad pienso que el fundamentalismo musulmàn interpreta el Coràn de forma equivocada y viven con unos còdigos que rayan en lo ilìcito...y es por su formaciòn y ya eso està tan arraigado que aunque el mundo avance ellos seguiràn estancados...

6:02 p.m.  
Blogger Alezita said...

Hola:
Me gusto tu analicis de la situacion. Vi las famosas caricaturas y , si bien, ls encontre de mal gusto, no se debe aceptar que se limite a los medios de comunicacion por mostrarla.
Creo que uno debe tener derecho a expresarce y debe hacerse responsable de sus consecuancias, pero no debemos limitarlos, ya que cada vez que aceptamos limitaciones se abre una puerta para otra.
Si aceptamos que se limite porque molesta a una determinad personas, el dia de mañana otros grupos pueden pedir que, debido al daño que le produce, no se hable de los transplante o de cualquier otro tema.

9:54 a.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home