lunes, diciembre 26, 2005

Demonización

Si Chile fuera una país civilizado, esto es, en que funcione el imperio de la ley, hace tiempo, estaríamos en paz con nosotros mismos. La pelea dada hace 30 años entre las fuerzas democráticas y las totalitarias de la Unidad Popular, aún permanece.

Así un país cuyos ciudadanos utilizan tecnología, se practica en algunos sectores de la sociedad la demonización. ¿Cómo? ¿No estamos en el siglo XXI? Se supone que en democracia actúamos de un modo racional o sensato en la medida de lo posible

La semana pasada, el general (r) Eduardo Iturriaga Neumann señaló que "un nuevo gobierno de Concertación profundizaría la demonización de todos los militares involucrados en el gobierno militar". Esas palabras escandalizaron a la candidata oficialista. Y se sale electa Michelle Bachelet, se le ocurrirá otro muñeco, como los dos Informes, para desacreditar a la oposición. Otra mea culpa.

Se demoniza por parte de la izquierda, naturalmente, a los militares que trabajaron en la DINA y en la CNI, como si fuesen demonios. Dicho sea de paso, dejo planteado que no se puede ser de izquierda y a la vez civilizado. Es una contradicción en los términos. La izquierda siempre ha querido destruir a Occidente, ya sea con la violencia como sus primos los nazis, ya sea con el actual multicultarismo.

Esa demonización también la sufren los hijos de los militares condenados o procesados. Recuerdo que en un programa de entrevista de medianoche que conducía Alfredo Lamadrid, entrevistó a una joven rubia buenamoza periodista, cuyo padre no sé si estaba en la CNI o la DINA. Ella había parcicipado en el primer realyte show de Televisión Nacional (TVN). Cuando los productores supieron que ella era un hijo de un militar procesado, en seguida la descriminaron. Ella optó por lo sano y se salió. En aquel tiempo estaba en el directorio Ferida Zerán, ex mirista. Lo mismo le ocurrió al nieto del general Manuel Contreras que participó en el realyte. La hipócrita de Zerán dijo algo así: “Es lamentable. Los hijos no son responsables de los actos de los padres”. La izquierda desea volver a los tiempos bíblicos. En cambio, los hijos de terroristas son electos diputados como Marcos Enríquez Ominami, el Harry Potter chileno, porque gracias a la muerte de su padre, Miguel Enríquez, fundador del MIR, era famoso en el exilio.

Mientras tanto, terroristas del MIR escapan de la cárcel de alta seguridad (CAS), porque gendarmería es el nicho que tienen los socialistas.

Por una parte, me sorprendió hoy día la vista del general Cheyre a los militares condenados en Punta Peuco y Cordillera , y su llamado a que se les aplique la prescripción y la amnistía. Contrasta ese acto cuando dijo: “El general Contreras constituía una vergüeza para el Ejército” y el acto de mea culpa ante la purga stalinista de la Concertación. Por otra parte, la necesidad del Manuel Contreras de llamar a los subsecretarios y ministros de la dictadura, lo entiendo, pues necesita mostrar su inocencia, mas no creo que se obtenga algo. La izquierda reaccionaria fusilaría tanto a los militares como a los civiles que participaron en la dictadura. Obviamente, no lo dicen. Son renovados.

Los momios de izquierda cuya máxima utopía es una sociedad monolítica son los que viven en el pasado, recordando las glorias del Evo Morales o Hugo Chávez chileno, como hubiese sido un gobierno de vanguardia. Cuando, en realidad, los reaccionarios de izquierda nunca hubieran conocido internet, paml, pc y notebook, etc. Pues, la revolución de la información ataca el poder centralizado que le gusta a la izquerda.

Con toda la media verdad que quiere la izquierda, ésta nunca dejará su odio y resentimiento, porque la Revolución Rusa a la chilena o punsch les salió por el tiro de la culata.

Etiquetas: , ,

6 Comments:

Blogger Econoclasta said...

¡Bienvenido a la RedLiberal!

8:20 p.m.  
Anonymous azul said...

Saludos desde Ecuador.

8:20 p.m.  
Blogger Rafael Mera P. said...

Aún si Bachelet no sale electa, la izquierda seguirá con la demonización de los militares, la cual no sólo aumentará, sino que se extenderá a los civiles (algo que ya está ocurriendo). La única diferencia será que no dispondrán de los recursos y las prerrogativas que actualmente les da el aparataje fiscal, pero de alguna forma se las arreglarán.

Saludos. Espero que hayas pasado una feliz Navidad, ¡y que pases un feliz Año Nuevo!

10:03 p.m.  
Anonymous Anónimo said...

"Aún si Bachelet no sale electa, la izquierda seguirá con la demonización de los militares".

Te equivocas, no va a ser como ahora va a ser mucho peor. Saben que ese es el punto flaco de la derecha. En España aún siguen con Franco y aquí la izquierda cometió unas matanzas espantosas con que figurate en Chile donde el ejército se les adelantó y no pudieron cometer muchos crímenes.

Feliz Año Nuevo.

José Luis

3:50 p.m.  
Blogger cristian said...

No sé si concuerdas conmigo, Javier, pero la actual situación de las "verdades" a lo largo de los años, ha sido producto únicamente de una muy planificada y constante campaña publicitaria que ha llegado a convencer a la gente acerca de falsas interpretaciones sobre lo que pasó en Chile en 1973 y antes. Se demonizó a Pinochet, su sistema de Inteligencia, sus obras en general, y se "blanqueó" a Allende, sus grupos terroristas de la época, las protestas de los 80 y muchas otras cosas. Esta campaña, basada en los principios propagandísticos de Goebbels, que tan bien asimilaron los soviéticos, comenzó en Europa el mismo año 73, y aquí en Chile tras la "apertura" y a través de muchos funcionarios de la Iglesia Católica. El trabajo fue notable, no podemos desconocerlo; cambió la visión de la historia real en 360° para los jóvenes que no lo vivieron, e incluso para aquéllos que sí estaban allí, les confundió sus recuerdos. Y este gobierno, ha sido pura propaganda, si te das cuenta. Declaraciones espectaculares, inauguraciones pomposas que luego quedan allí, funcionarios de gobierno siempre dispuestos a ir a la TV y medios, aun descuidando su trabajo en terreno, slogans fáciles de aprender,miniminazión de sus corrupciones estatales, etc.Incluso en la blogósfera inundan con sus comentarios, por ejemplo la Carolonline, que escribe hasta 4 post diarios, todos espantosamente socialistas comprometidos, como un engranaje útil, eficiente y disciplinado, de su partido. Si no fuera por su maquinaria publicitaria, este gobierno no habría llegado ni a la mitad de su período.En cualquier otro país del mundo, todo lo vivido hubiera significado su fin y renuncia prematura. Pero, en Chile, han anestesiado a la opinión pública de un modo muy eficaz.
Hay que aprender de ellos. La Derecha tiene las ideas correctas; sólo debe aprender a "venderlas". Y aunque la mayoría de los expertos de marketing están en la Derecha, parece que no trabajan por ella. Sólo por plata.

9:09 a.m.  
Blogger afirmao said...

pobrecitos como se demoniza a los militares que asesinaban a niños y mujeres embarazadas...como se les ocurre demonizar a aquellos valientes soldados que ponian corriente a los testículos de compatriotas...esos son actos de dios no del demonio. Deber{ian aprender de la derecha que jamás demoniza a sus opositores o acaso han escuchado decir que Allende era un mujeriego y borracho empedernido ..nunca! han escuchado decir que los comunistas se comen las guaguas...nunca!!!..han escuchado decir que los comunistas están llenos de odio y violencia....jamás!!!
asi que estoy de acuerdo contigo ...dejen de demonizar a aqueelos angelitos de la tortura y aprendan de la derecha que jamás demonizaría a nadie.

12:56 p.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home