martes, octubre 11, 2005

Liberales o demócratas


El profesor Aldo Valle en su carta del 3 de octubre en El Mercurio de Valparaíso, afirma que yo asimile la democracia con el socialismo. Conclusión derivaba de su columna. Él afirma que pretendía justamente lo contrario. Admito que pude haber extraído una falsa deducción. Ahora pretende sostener que liberalismo y socialismo son lo mismo. Sin embargo, el mismo se contradice al final de su carta, cuando crítica la deficiencia democrática del liberalismo al no terminar con las desigualdades entre los individuos. ¿Qué es eso? Socialismo.

Con todo, esa dicotomía que dice que no existe, de hecho, se da. ¿Cómo pueden ser lo mismo: liberal y socialista? Los liberales les ha preocupado la relación entre el individuo y el estado, esto es, cómo un gobierno hace menos daño al individuo. Les interesa la igualdad ante la ley. Véase el diseño de la Constitución americana basada en chequeo y control al gobierno. Y que ahora los "progresistas" norteamericanos quieren eliminar el Colegio Electoral. El propósito de ese Colegio, según los padres fundadores, fue detener la tiranía de la mayoría Los socialistas piensan asi: Si falta una necesidad en la sociedad, entonces se debe crear un ministerio o burocracia para paliar dicho problema. Si es así, entonces terminaríamos con un estado tan grande que el individuo no tendria posibilidad de maniobrar. Por último, perdería su libertad. Para el socialista los problemas los resuelve el estado y los individuos son iguales por ley, aunque sean diferentes.

Estará de acuerdo conmigo en que a los socialistas nunca les ha interesado "controlar la autoridad", como antes había afirmado.

A quienes gusta la filosofía de John Rawls son, pues, liberales socialistas y socialdemócratas. A ninguna de estas corrientes les gustará el profesor de Harvard, Robert Nozick, quien réplico a Rawls: "mi vida mejoraría de diversas maneras si usted decidiera convertirse en mi devoto esclavo, suponiendo que yo pudiera superar la incomodidad incial. ¿Es la causa de mi estado el que usted no se convierta en mi esclavo?".

Según el profesor Aldo Valle, los relatos liberales no pueden "construir una filosofía democrática", ya que no toman en cuenta "las históricas desigualdades entre individuos". Para el liberalismo los individuos son únicos y es obvio que no son iguales. Yo soy disléxico, mi amigo no. Soy bajo, mi amigo es alto. Soy bueno para las letras, mi amigo para las matemática. Soy flojo, mi amigo no. Sin embargo, pese a esa desigualdades nada asegura como va a terminar uno y otro. ¿Quién es más afortunado: La mayoría de los millonarios de los Estados Unidos que nunca fueron a la universidad o los graduados de Harvard, Chicago o del MIT? Lo que apoya el profesor Valle es el igualitarismo totalitario, lo cual es imposible por dos razones: uno, los fines que persiguen cada individuo; dos, la propiedad de que disponen. Como dice el doctor Forrest Gump de la Universidad Estatal de Alabama: "La vida es como caja de chocolates, nunca sabes que chocolate te tocará".

Si el liberalismo económico fuese tan malo como lo pinta, no explicaría, ¿por qué los méjicanos emigran al capitalismo nortemamericano o los refugiados chinos que huían primero del Gran Salto y luego de la Revolución Cultural llegaban a la ciudad estado Hong Kong junto con los vietnamitas, donde los ingleses praticaban la libertad económica? Ambos huyendo de los paraísos socialistas. El resultado: en una generación los chinos y vietnamitas residentes en Hong Kong salieron de la pobreza. Finalmente, la libertad de elegir un trabajo, un oficio, la libertad de elegir los proveedores y los clientes, para el profesor Aldo Valle es malo.

Etiquetas: , , ,

1 Comments:

Blogger Klaus Meyer said...

¿Tienes un enlace al artículo original del prof. Valle?

Saludos.

5:43 p.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home