viernes, mayo 05, 2017

La ONU negando la legítima defensa




   Como si no bastará la incompetencia del actual gobierno con la delincuencia y menos aún, con asegurar el respeto a la propiedad privada y la seguridad en región de La Araucanía, los chilenos bien nacidos tenemos que aguantar, además, la injerencia de la ONU en esa región. Recuérdese que el actual conflicto en La Araucanía es uno de los nefastos legados del ex presidente de la Concertación, el demócrata cristiano, Patricio Aylwin, quien asesorado por su hijo, el abogado José Aylwin y un historiador de izquierda, hicieron la versión del Informe Rettig para los indígenas y la Ley que les permite a cualquiera persona con ascendencia mapuche reclamar tierras, violando así, el derecho a la propiedad. Todas las propiedades actuales están registradas con sus respectivos dueños. Pero los progresistas demócrata cristiano y ex Unidad Popular no les importan. 
   En efecto, a fines de marzo apareció la noticia que el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas con sede en Ginebra, el príncipe Zeid Ra'ad Al Hussein de Jordania estaba preocupado por el uso excesivo de la fuerza policial o de los agentes del Estado en la región La Araucanía. Le había enviado a Michelle Bachelet un video manifestando tal parecer, ya que él no estar presente en la sesión del Consejo de los Derechos Humanos realizada, en Ginebra, Suiza. Dicho sea de paso, no sabía que la mandataria estaba viajando como símbolo de austeridad fiscal y no creo que fuese a Europa para asegurar que Chile es un país seguro para invertir, cuando los grandes empresarios nacionales han invertido fuera, desde que se puso en marcha la ‘retroexcavadora’. Estoy seguro, además, que fue al país de los relojes y chocolates para asegurarles de que aquí no existe incertidumbre jurídica como manifestó el ex ministro de Hacienda, Hernán Büchi, quien se fue a vivir a ese país.
   El Alto Comisionado dice primero lo siguiente: "Chile ha sido durante mucho tiempo un fuerte defensor de los derechos humanos en la escena internacional". Él se refiere, naturalmente, a los gobiernos que tenemos desde 1990. Da por supuesto, que dentro del país se respetan los derechos humanos en democracia. En Chile no se respeta el principio de igualdad ante ley, partiendo con que un grupo minoritarios de chilenos se les niega las leyes que les aplicaron a los terroristas.
  El príncipe Zeid Ra'ad Al Hussein elogio las reparaciones a las supuestas víctimas del Gobierno Militar a.k.a ‘dictadura’. Esas son las millonarias indemnizaciones a costa de los contribuyentes, mientras la Izquierda (DC/UP), se escandaliza por la desigualdad natural mas no por esas reparaciones. Se nota que a nivel internacional, la ex UP o los victimarios se han encargado de limpiar su imagen, vendiéndose como víctimas, pues como todos sabemos fue la Izquierda la que introdujo la violencia y el odio en la política chilena: "Chile ha dado grandes pasos desde el fin de la dictadura, sin embargo muchas familias aun no saben la verdad acerca de lo que sucedió con sus seres queridos". Las familias saben donde están, ya que unos están vivos o otros están muertos. A la Izquierda no le interesa la verdad. Y algunos vivos pasan como detenido desaparecido. Lo que les importa es dinero y de paso mantener el odio hacia un grupo minoritarios de chilenos, los cuales no pueden defenderse.
   Luego se refiere a un posible perdón a los supuestos violadores a los derechos humanos. Ese calificativo ya es un estigma. Digo ‘supuestos’, ya que no hay olvidar que para el bloque DC/UP/PC los terroristas primero del Mir en democracia hasta el 11 de septiembre de 1973 y después el Frente Lautaro y el FPMR no violaron los derechos humanos, a pesar de asesinaron a civiles o militares, pusieron bombas saliendo heridos o muertos civiles o militares, secuestraron e internaron gran cantidad de armamentos: "El derecho a la verdad para el grueso de las víctimas de violaciones a los derechos humanos es inalienable. Cualquier petición de perdón o liberación anticipada de los autores debe ser considerada con mesura a la luz de las leyes de los Derechos Humanos". No sé a qué le llama mesura. No tiene idea que son ancianos los que están en Punta Peuco. Como dije más arriba no les aplican las leyes, además, les niegan los beneficios penitenciarios a que tienen los reos como la salida dominical. La Justicia les niega el principio pro reo, entre otros. Si se informa más, le daría vergüenza vivir en un país como Chile. Se supo de los indultos que ha realizado Bachelet en lo que va de su mandato. Al Gobierno le llego con anticipación la petición de dos reos octogenarios que estaban agonizando en el penal mencionado, sin embargo, el presidente se los negó. Ni se movió por ellos, la subsecretaria de los Derechos Humanos.
  El Alto Comisionado no sabe distinguir entre justicia y la venganza del mismo modo que el arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati: "Ellos también los tienen y hay que respetarlos, aunque la justicia haya establecido que ellos no fueron respetuosos de los DD.HH. en determinados momentos". Ese afirmación es un prejuicio, porque aquéllos que la Izquierda llama ‘violadores de los derechos humanos’ es más que un estigma social que un juicio basado en la justicia, pues no existe un delito ‘violentar los derechos humanos’. Si fuese más hombre el señor de la Iglesia, estaría enojado porque se ha violentado la igualdad ante ley, y cuya única solución es una salida política tal como lo tuvieron los terroristas. 
   Ahora bien, volviendo al tema de La Araucanía, él expreso su preocupación por el uso excesivo de la fuerza a los pueblos indígenas. Según él, se ejerce una violencia contra la etnia mapuche. Eso es falso, pues los descendientes de los mapuches mucho de los cuales tienen apellidos españoles, son chilenos. No existe de los chilenos por un lado, y por otro lado, los mapuches. No hay tal cosa como ‘pueblos indígenas’, lo que hay son terroristas. Según el príncipe todo se resuelve con diálogo: "el reconocimiento adecuado y el diálogo significativo es esencial, particularmente en la Región de La Araucanía". Eso lo mismo lo que sostiene el gobierno de Michelle Bachelet. Ante terroristas, pues eso es lo que son, la receta es el diálogo. La ex UP y el Partido Comunista lo único que les interesa sancionar es lo que llaman ‘terrorismo de Estado’. Eso no existe como tal. ¿El Mir y el FPMR eran unos Boys Scout, y no terroristas? Eso significa que la ONU no apoya el derecho a la legítima defensa de las personas.
   El actual director del Instituto Nacional de los Derechos Humanos como los diversos personeros del Gobierno de Bachelet  dijo amén a las declaraciones del Alto Comisionado. 
  El director del INDH, Branislav Marelic dijo: “Nosotros, en el marco de nuestro trabajo, coincidimos con esa alerta que pone el alto comisionado. (…) Siempre va a ser una tarea pendiente la regulación del uso de la fuerza en agentes policiales”. Que un grupo emplee la violencia a través de diversos medios, no les interesa. El único problema es el uso legítimo de la fuerza de Carabineros. ¡Qué quemen maquinaria, quemen vivas a dos personas, que quemen iglesias y prohíban el acceso en algunos sectores de La Araucanía, es un detalle!
   Lorena Fríes, actual subsecretaria de los Derechos Humanos, quien estuvo en Ginebra dijo: “Recogemos esa crítica y por supuesto que vamos a tratar de avanzar en lo que es una tarea de Estado”. 
   Agregó que “hemos sido claros como gobierno en no aceptar situaciones de abuso policial. (…) Todavía nos queda por avanzar, pero estamos conscientes de que las situaciones de abuso policial, cuando se acrediten, no pueden seguir existiendo”. Sin embargo, no están conscientes de los terroristas. El mismo comentario que hice al director del INDH vale.
   El senador Hernán Larraín, miembro de la comisión de Relaciones Exteriores se mostró disconforme: “La información y el juicio que ha hecho sobre lo que ocurre en La Araucanía revela desinformación o francamente un prejuicio (…); se olvida el comisionado que hay grupos terroristas en La Araucanía, que actúan con exceso de fuerza sobre agentes del Estado y sobre particulares, utilizando el incendio en forma frecuente como arma de terror”. 
   Se le olvido al senador de la UDI arrepentido, que los terroristas son apoyados por el Gobierno. Los terroristas usan la violencia y “exceso de fuerza sobre agentes del Estado”. Esa afirmación puede confundir a las personas. La violencia siempre es ilegítima.
   Si se dan cuenta, todo el asunto estriba en quitarle legitimidad al uso de la fuerza, ya sea que la emplea la policía en forma correcta, ya sea los particulares, mientras legitiman el uso de la violencia por parte grupos minoritarios. De ahí que insistan en el diálogo en La Araucanía o en Venezuela. 
  Se desprende, asimismo, que el Gobierno y el INDH avalan la desinformación al exterior sobre la situación real en La Araucanía, quedando los terroristas como perseguidos por ser una etnia, cuando son ellos los que usan la violencia. 

Etiquetas: , , , , , ,

miércoles, abril 26, 2017

Galimatías demócrata cristiana


  Cuando apareció que ex periodista y actual senador, Alejandro Guillier lideraba las encuestas, el demagogo el senador de la Democracia Cristiana, Ignacio Walker lo califico de demagogo. Finalmente, cuando el Partido Socialista eligió como su carta presidencial al periodista por sobre el ex presidente Ricardo Lagos, quien hasta hace poco tenía doble militancia, pues su otro partido era el Partido por la Democracia (PPD), Walker escribió una columna en El Mercurio de Santiago titulada Ignacio Walker Socialismo y Populismo: de Ibañez a Guillier. Tal cual, como si la Nueva Mayoría y su principal líder, Michelle Bachelet no fuesen populistas, ni socialistas.
   Además, de las declaraciones de Walker, aparecieron las declaraciones del actual presidente de la Democracia Cristiana, Carolina Goic en primera plana: “Es un proyecto más bien de Izquierda la DC queda afuera”. Ella había dicho hace tiempo que su partido tenía muchas coincidencias con el Partido Comunista. En la radio Agricultura, el humorista y locutor Checho Irane había comentado que el día anterior estuvo Goic, a quien la apreciaba porque había luchado contra el cáncer. Él dijo que por ser de centro, viven con indefiniciones. Ese comentario no me gusto, ya que teniendo como criterio que existe lo verdadero y la falso, las indefiniciones de los cuales alardean los demócratas cristianos chilenos no tiene sentido. Existe la verdad y su opuesto. No existe eso de media verdad, media falsedad. 
   ¿Cómo razona la DC? Primero, no existe el llamado ‘centro’, lo existe es un partido de Izquierda. Basta ver los hechos. La Democracia Cristiana chilena siempre ha votado o estado con la Izquierda revolucionaria. Haciendo memoria, basta recordar que los programas entre Tomic y Allende eran similares. Ya no existía la segunda vuelta en 1970, los senadores demócratas cristianos votaron por Salvador Allende como presidente de la República.Segundo, la DC es un partido socialista hasta comunista. Desde luego que ellos siempre negaran que son socialistas, pues éstos están en el Partido Socialista. Lo mismo con la ideología comunista. Les atrae y a la vez la rechazan. El comunitarismo que propiciaban tal vez era una suerte entre socialismo, comunista y un poco de capitalismo. Nunca supieron qué cosa era. O sea, una economía mixta. Tercero, la Democracia Cristiana se opuso a las reformas económicas que hicieron los militares junto con los ‘Chicago Boys’, augurando desde su centro de estudio, un futuro apocalíptico para el país, lo que resultó falso. Cuarto, ese partido formo la ex Concertación. Y finalmente, la Nueva Mayoría, que es la Concertación más el Partido Comunista. Ignacio Walker  escribió en una carta que el objetivo de la DC hace más cuarenta años era disputarle el mundo popular a la izquierda marxista: “Junto con transformar un orden social injusto, aprendí también que la misión de la DC en Chile era disputarle el mundo popular a la izquierda marxista. Y lo hicimos. La epopeya de Frei Montalva en torno a la "Revolución en Libertad" fue una de las grandes demostraciones de aquello”. El objetivo de la DC fracasó, ya pavimento el camino a la UP. Primero fueron cómplices pasivos con el gobierno de Eduardo Frei padre con sus reformas, una de ellas al concepto de propiedad, y luego cómplices activos del gobierno marxista, al darle los votos a Allende. La DC ni como dique ni como bisagra sirvió para detener el marxismo. Walker cree que fue todo un éxito.
   A fines del gobierno de Eduardo Frei Montalva o para ser más exacto tres años antes de que llegara Allende al poder, brasileño Dr.Fabio Vidigal Xavier de Silveira , Director de la Sociedad Brasileña de Defensa de la Tradición, Familia y Propiedad, autor del libro Frei, el Kerensky chileno escribió: “Se llegará a un régimen marxista total, introducido directa o indirectamente por la Democracia Cristiana. Y en este desarrollo de hechos la historia dirá que el Sr. Eduardo Frei sirvió eximiamente de Kerensky”. Concluyé:”muy posiblemente querrán mañana como salvador de la patria, un Allende, un Jerez, un Silva Solar o un Chonchol. Cualquiera de éstos servirá a Fidel”. El resto es historia.
   Cuando leí las palabras de Goic, no me acordaba de la palabra que los representaba. Se me vino a la mente, la palabra trabalenguas. Sin embargo, esa no era la palabra, sino galimatías, las palabras sin sentido. Esa es la ideología de la Democracia Cristiana chilena. Esa es de izquierda a diferencia de la Democracia Cristiana alemana. 
  Cuando un demócrata cristiano habla, no dice nada. Lo podríamos comparar con el spam del correo electrónico.
   El año pasado a raíz de una polémica que hubo entre la Democracia Cristiana y un obispo, que manifestó que ese partido no debiera usar el apelativo cristiano, ya que había apoyado legislar el aborto con sus tres causales, alguien le saco en cara a Ignacio Walker que contradictorio. Eso iba en contra lo que enseñaba la Iglesia Católica. Lo mismo con el nombre católico. En una carta que escribió el senador, concluye al final : “Yo sé que la DC incomoda a muchos. Eso ha sido así desde siempre. “No es fácil instalar un partido de inspiración humanista y cristiana, y de vocación popular, de carácter no confesional y no clerical, al interior de un espacio de centroizquierda (como lo ha sido la DC desde el Frente Popular hasta la Nueva Mayoría). Hemos sido signo de contradicción desde nuestro nacimiento como partido”. No se puede vivir así, pues es un insulto a la razón, la lógica y sentido común. Se está a favor de una sociedad libre o no. No hay términos medios para la defensa de las libertades. 
   A decir verdad, desde que comencé a tomar conciencia política, por así decirlo, siempre me cargo que ese partido usara el nombre cristiano. Me daba la impresión de que la Democracia Cristiana con el apoyo de la Iglesia chilena tenía el monopolio de ese nombre. Mientras escribo este post, encontré las siguientes palabras o galimatías de Ignacio Walker del 12/7/2016: “La Democracia Cristiana no es y nunca será un partido de izquierda”. Si no es de izquierda, entonces es de derecha. Èl nos dirá que tampoco es de derecha. La DC acordó con el PC los grandes lineamientos que tendría la nueva constitución: el Estado como eje de la economía, acabar con el principio de subsidiariedad y, por último reformular el concepto de propiedad privada, las cual debe estar al servicio del bien común o a estar en una función social. O sea, socialismo. ¿Esos pilares con los cuales se quiere construir la nueva constitución no son socialista o de izquierda? Predicar la distribución de la riqueza, o sea, quitarle a unos para dárselos a otros eso ser de izquierda. 
   También el año pasado antes de efectuarse la reunión doctrinaria de la DC en Punta Tralca, Ignacio Walker dijo que: “El Partido Demócrata Cristiano no tiene complejos, menos inferioridad”. En realidad son acomplejados y tienen complejo de inferioridad. Se siente acomplejados porque nacieron burgueses. Tienen complejo de culpa. Por eso, predican la justicia social que no es justicia, sino injusticia. La justicia social para los otros, no para ellos. La última expresión de esa tontera es la propiedad privada en relación con su función social como propone la nueva Constitución de Bachelet. Si creen en eso, por qué no expropiamos la residencia de Mariana Aylwin, Carolina Goic, Ignacio Walker, Andrés Zaldívar, entre otros próceres de ese partido y las convertimos en un hogar de ancianos o en un centro médico que atienda alguna especialidad. La propiedad donde ellos habitan tendría una función social que ahora, lamentablemente, no tienen. 
    La DC chilena se escandaliza con la desigualad natural de los hombres disfrutando de la libertad, en cada cual elige distintos caminos, cada cual tienen diferentes talentos y cada cual sabe lo que hace con su vida. Un persona querrá ser millonario, otra, no. Una persona hace deporte, otra persona fuma como chimenea. Una persona aspira ser dueño de una empresa, otra se conforma con ser empleado.     Según la editorial del sitio CredoChile Tres izquierdas y dos centros, la DC ha perdido su apoyo de las bases, ya que están son de centro. Distingue tres izquierdas. La primera izquierda tradicional agrupada en el PC, PPD y PS. La segunda y nueva izquierda representada por el movimiento “Frente Amplio’ Por último la DC. Según Walker, su partido no es de izquierda. El centro político no existe. Para entender las expresiones ‘centro derecha’ o ‘centro izquierda’, hay que verlas desde otra óptica. Cuando los políticos de derecha, se llaman de ‘centro derecha’, quieren parecerse a la izquierda. Por el contrario, cuando los políticos de izquierda quieren aparecer moderados usan la expresión ‘centro izquierda’, como es el caso de la Democracia Cristiana, quien a principios de los noventa acepto el modelo económico heredado de los militares, por puro pragmatismo, no por convicción. De ahí la célebre frase del presidente Aylwin que reflejaba ignorancia por parte de él: “El mercado es cruel”. A la vez, que comenzaban a erosionar el modelo con contra reformas que crearon el corporativismos de la “Alianza Público-Privada”. Las bases de la DC son burgueses consignas de socialistas como igualitarismo, justicia social y distribución de la riqueza. Además, siempre y cuando la izquierda revolucionaria no les afecte a ellos como ocurrió durante la UP. 
   Según Luis Larraín, actual director del Instituto Libertad y Desarrollo, la DC se siente incómoda con la Nueva Mayoría: “la Democracia Cristiana se encuentra cautiva en una alianza que no le satisface plenamente, pero que le conviene en el corto plazo”. Lo que es falso, después de todo, lo importa son las pegas como él mismo dice. En lo que se equivoca Larraín, es que la DC chilena jamás ha tenido una identidad. 
   Una de las características del senador Walker, es que él ha apoyado las reformas de la Nueva Mayoría más observaciones. La editorial CredoChile habla de ‘matices’. Bueno ese es el sello de la DC. 
   Le dieron el voto a Salvador Allende, pero con observaciones. Estas  fueron el Estatuto de Garantías que la Unidad Popular no respeto.
 Apoyaron la “retroexcavadora”, pero con observaciones.
 Les gusta el comunismo, pero con observaciones. 
  Galimatías significa “lenguaje difícil de comprender o confusión de ideas”, o bien, confusión o desorden. 
  La Democracia Cristiana chilena no ha sido una bendición como dice Ignacio Walker en su carta, sino, por el contrario, una maldición tal como dijo hace más cuarenta años el brasileño Plinio Correa: “La Democracia Cristiana es la maldición de Chile”.

Etiquetas: , , , , , ,

domingo, abril 16, 2017

Traidores


   El refichaje de los partidos políticos, que es producto de la nueva Ley de Partidos Políticos, ha mostrado que después de la Caída del Muro de Berlín fue necesario un Juicio de Nuremberg para proscribir una ideología criminal y totalitaria como es el comunismo. En los países europeos que estuvieron bajo la dictadura comunista, los Partidos Comunistas están prohibidos, incluso en Rusia.    En un diario del Partido Comunista leí mientras esperaba el bus, que ellos han recolectado 55 mil firmas.
    El partido que gobierna el país es, pues, el minoritario Partido Comunista. Tenemos desafortunadamente entre el primero entre los pares, un Presidente de la República comunista que admira el sistema de la Isla Cárcel cubana y que siente nostalgia por la ex RDA.
   El PC es un grupo de fanáticos que no respetan el modo de vida de los demás, por mucho hablen de democracia. Que el país esté endeudado no les importa como tampoco los más de 100 mil empleos que se perdieron en el “Año de la Productividad’ como denomino el gobierno el 2016, debido las reformas que el país no necesita. Después de todo, conforme a lo dicho por el presidenciable de la Nueva Mayoría y parlamentario, el periodista, Alejandro Guillier “los grandes grupos económicos están bloqueando el desarrollo económico del país”. Dicho sea de paso, para los que no saben en el extranjero, Guillier es la versión masculina de Bachelet. Pura sonrisa, mientras arruina el país. Tal declaración la apoyo el presidente del PC, terrorista confeso del FPMR y parlamentario, Guillermo Teiller: "Coincido fuerte con lo que dice (Guillier): que los empresarios no han querido invertir en Chile y han ido a invertir a países con peores condiciones. Es verdad". Cuando vi las palabras de ex periodista en la portada El Mercurio de Santiago, pensé que las había dicho el parlamentario comunista. 
    El Partido Comunista chileno apoya la dictadura comunista y esclavista de Cuba, y además, Corea del Norte. Naturalmente, la dictadura del hambre de Nicolás Maduro, que regenta Venezuela. No hay que olvidar que ese mismo partido en el primer año del segundo gobierno de Bachelet invitó a un delegado de norcorea para que dictara charlas en las universidades sobre las maravillas de ese país.

    Pues bien, para el refichaje del Partido Comunista se unió el músico chileno, Valentín Trujillo. El diputado comunista, Hugo Gutiérrez afirmó "¡Qué gran alegría! Valentín Trujillo, el admirado Tío Valentín, se incorpora al PCCh y mañana firma su ficha de ingreso". El destacado pianista chileno dijo, cuando se inscribió: “esta es una firma que significa mucho, pero la primera fue a mis 17 años cuando ingresé a las Juventudes Comunistas; y ahora con 84 años vengo cuando el partido me necesita, y aquí estoy”. El pianista y arreglista chileno trabajo en el programa Sábado Gigantes hasta que finalizo. Ahora bien, cuando el programa tuvo éxito internacional, el músico se traslado con Don Francisco, a Miami. No aprendió nada. ¿Por qué no se fue a Cuba? 
    Otro personaje del mundo del espectáculo que firmo por ese partido fue, pues, el humorista Bombo Fica, quien apoyo la nefasta Reforma Educacional que destruyó los colegios particulares subvencionados, quienes fueron obligados en convertirse en una Fundación por la tontera del lucro. Supongo que hace sus espectáculos gratis y de calidad en el Festival de Viña del Mar y en casino de esa ciudad. Si es comunista no puede lucrar. Según el humorista, su inscripción al partido de la hoz y el martillo fue una provocación: “Nunca esperé esta reacción de la gente a mi provocación social”. Como me gustaría enviarlo en un túnel del tiempo a la época de Stalin y de la Cheka, de la Revolución Cultural en China, a la Camboya de los Jemeres Rojos, sin retorno. A ver si tiene coraje de provocar a esos lugares y tiempo. 
   Otro personaje que se inscribió al partido que en el pasado apoyo la entrada de los tanques soviéticos a Praga es el cantante y humorista, Rafael Manuel Verdugo Bobadilla, quien fue el interprete de la canción “La Alegría ya viene”. 
    No me había fijado, quien también se inscribió a ese nefasto partido es el poeta y Premio Nacional de Literatura del año 2000, Raúl Zurita. Lo que no sabía es que este poeta siempre ha sido comunista. Sabía que él había estado en un barco de la Armada, después de la intervención militar que nos libro de ser país comunista. Por lo noventa conocí a la señora de Zurita, Miriam Martínez Holger, quien tenía un pequeña librería en calle Etchevers con Av. Valparaíso, en el centro de Viña del Mar. También conocí a sus tres hijos. A veces a esa señora la confundían con la abogada Laura Soto. Desde luego, que era opositora al Gobierno Militar. No sabía que la señora Miriam era artista visual. Hermana del reconocido poeta Juan Luis Martínez. Estaban separados parece en aquellos años. Según ella, después de haber estado en un barco junto con otros presos, Raúl Zurita quedo muy mal. Según él, lo torturaron. No les creo nada, porque en la Unidad Popular torturaron y flagelaron como acusa en el Acuerdo de la Cámara de Diputados, ni se inmutaron los revolucionarios marxistas leninistas. Peor, lo justificaron como el ex diputado Luis Maira. 
   El poeta daba entender que por casualidad lo agarraron a él siendo estudiante comunista en la Universidad Federico Santa María. El vate dijo, cuando se inscribió en el PC: "La poesía es y ha sido mi militancia”. Los escritores y artistas de la generación de Zurita creían en el cuento del arte comprometido con la política. Ahí tenemos esos grupos musicales Izquierda chilena cantando canciones en que se fomenta la lucha de clases, o sea, la envidia. 
   Asimismo dijo es la ratificación de mi vida, de mi historia. Es un orgullo ser parte de un grupo humano en el cual siempre he estado, de donde nunca me he ido, y agregó que se unió a ellos como “una muestra de respeto hacia el Partido Comunista, hacia su historia, su heroísmo cotidiano y su incontrarrestable lealtad”. O sea, Zurita avala que el Partido haya asesinado a su fundador; que fuese partidario de la ex URSS, o sea una dictadura totalitaria y los monstruos que la construyeron: Lenin, Stalin y Trosky. También ratifica que el Partido Comunista chileno haya respaldado la invasión ruso soviética a la república de Checoslovaquia. Y por último, los crímenes y atentados del brazo armado del partido comunista durante el Gobierno Militar, el grupo terrorista Frente Patriótico Manuel Rodríguez, donde salieron heridos o muertos tanto civiles como militares. La lista sigue.
  La obra de Zurita tiene la influencia de la Divina Comedia de Dante Alighiere. No le basto el infierno de los mil días de la UP y lo que ve en Venezuela. 
   Raúl Zurita se queja porque no pudo terminar su carrera de ingeniero en la Universidad Santa María, debido al pronunciamiento militar. La Izquierda llevo al país a una situación anormal, por lo que es absurdo reclamen normalidad burguesa. Era una guerra civil o una dictadura comunista. Él quería lo segundo. Hace pocos años, esa universidad le dio el título Doctor Honoris Causa más bien por los sucesos de fin de Allende que por sus méritos literarios o científicos. Es parecido cuando la Fuerza Área chilena reivindico a unos oficiales partidarios de la UP, que les juzgo por traición a la patria, o en Pontificia Universidad Católica de Santiago, la cual le rindió un homenaje a unos profesores que fueron expulsados después del 11 de septiembre por activistas de la UP.
 Una vez más tengo razón en llamar a quienes apoyaron la Unidad Popular como la Generación Maldita. Lo que más desagrada de ese gente es que ellos sabiendo cómo fueron las Revoluciones comunistas, se quejen posando de el papel de víctimas, cuando eran los victimarios. Por tanto, si creían en una Revolución violenta, era de esperar que el otro lado reaccionaria. Sabemos que el juego de los revolucionarios y grupos terroristas de ayer como los agitadores de hoy, por ejemplo, Camila Vallejo, “La calle”, o sea, la gente de la extrema izquierda que se sale a la calle para crean un falso malestar, Boric y el Frente Amplio, es que siempre dan por sentado que el otro lado no va a actuar. O simplemente, no tienen derecho a defenderse. Pues, cuando nuestro se moviliza, cambia el juego. Los más cercano a eso, fue la marcha de los camioneros hacia Santiago, donde las autoridades estaban muertas de miedo, pues les recordó los últimas días de la UP. ¿Cuál es el propósito de esta reflexión? Es que si una persona o un grupo humano se comportan como matones, lo que menos uno esperaría es que se quejen como niñas, si reciben un puñetazo en la cara. Por eso, los de la ex UP son marimachos. E igualmente, los que pertenecieron al grupo terrorista FPMR. Hasta le hicieron una teleserie Los Archivos del Cardenal. Dedicada a los marimachos de la Izquierda chilena. 
   Queda claro que al poeta, al músico, al intérprete y al humorista no le importa que hay muerto cien millones de personas por esa ideología genocida. 
   Tanto el tío Trujillo como el poeta Zurita no vieron El Doctor Zhivago, ni menos leyeron el libro.
   El título original de este post era Los nuevos conversos del comunismo. Sin embargo, me equivoqué. En realidad, el Tío Valentín Trujillo, el poeta Raúl Zurita, Bombo Fica y Rafael Manuel Verdugo son traidores de la sociedad libre. Se han beneficiado del capitalismo y quieren que el país vuelva a la Unidad Popular con el racionamiento, que es consecuencia de eliminar el mercado, o bien, desean que vayamos a la Venezuela de Maduro. Hugo Chávez admiraba a Salvador Allende y copio sus políticas. Un diputado comunista dijo por televisión que ellos querían comunismo para el país. 
   La diputada comunista Camila Vallejo dijo que ella tenía derecho a comprar un auto Subaru como cualquier persona. En realidad, las personas que admiran a Allende y que desprecian lo que ellos llaman ‘el neoliberalismo’ no tienen ningún derecho a usufructuar de los bienes y servicios del capitalismo. Los comunistas son iguales que los musulmanes radicales que viven Occidente y que desean imponer la Sharia islámica. A esos musulmanes habría que expulsarlos, ya que no respetan el modo de vida de los viven bajo la cultura cristiana greco romana. 
   Comunistas para predicar, capitalistas para cobrar y burgueses para vivir. Ellos desean cambiar el modo de vida que a la mayoría de los chilenos les gusta. 
  Lo que único que merecen los personajes públicos mencionados es que sean colgados de un árbol por traidores.

Etiquetas: , , , , , , , , ,

miércoles, abril 05, 2017

Bachelet no sabe que Chile cambió


    Desafortunadamente para el país nos gobiernan una coalición de sinvergüenzas a quienes les gusta reírse de las personas. Predican el igualitarismo, sin embargo, crean desigualdades entre quienes trabajan para el Estado, esto es, los políticos con sus sueldos millonarios y el Estado Llano, por así decirlo. Los políticos en Chile viven a costa del Tercer Estado para ocupar la terminología de la Revolución Francesa. Peor aún usan información privilegiada para hacer sus negocios, mientras se dedican a la política. 
   Como si los chilenos no hubiésemos tenido bastante con el caso Caval, que involucraba al hijo de Michelle Bachelet, Sebastián Dávalos y a la nuera, Natalia Compagnon por la compra de terrenos en Malachí en la VI Región, al sur de Santiago, ahora nos enteramos que el Presidente de la República compro un terreno de cinco mil metros cuadrados cerca del proyecto minero Dominga , en la IV Región. Según ella como herencia a sus hijas. Conste que la Izquierda chilena condena la herencia, porque crea desigualdades. 
   Cuando la prensa supo que su hija, Sofía Henríquez tenía un terreno en el sector mencionado, ella salió en su defensa: “Deje a mi hija tranquila porque ella no tiene nada que ver con esto”. 
   Luego agrego lo siguiente: “Algo ha pasado en Chile que transforman cosas normales como que fueran delitos. El año 2013 yo conocí a una enfermera que tiene un centro de meditación y me contó de este lugar en La Higuera y donde la familia de mi hijo también estaba interesado en comprar algo como una cosa recreativa, y yo decidí entonces comprarle algo a mis hijas y que yo financié, yo la pagué”.  
    Asimismo dijo que lo compro a través de nuera, Natalia Compagnon, ya que “ella tenía el nexo con la enfermera y yo la conocí a ella en su casa. Son detalles que francamente no tienen nada que ver.”    
  Cuando salió electa Michelle Bachelet lo que más decía por la prensa y el conglomerado que la apoya, que “Chile cambio”. Por tanto, las actividades que eran normales, ahora son anormales, lo que era lícito y legal se convirtió en ilícito e ilegal. Antes era normal el lucro y la selección en la educación, ahora es un delito, salvo en los colegios privados donde envían sus hijos la Izquierda. Antes era normal que miles de chilenos, luego de hacer su declaración de impuestos, depositaron parte de sus ahorros en el extranjero. Antes era normal separar la evasión de la elusión. La primera es ilegal, la segunda, no. Pues bien, como cambio hasta la elusión se transformo en un ilícito. Recuérdese no más, que le quería cobrar el IVA a las kermesse. A ese nivel de locura hemos llegado. Y no sé qué remedios. Impuestos Internos se hecho marcha atrás. Tener dinero guardado en un envase de cristal o el chancho clásico será considerado un crimen de lesa humanidad. Antes el aporte de las empresas a políticos era legal, pues así lo establecía la ley, hoy día es un delito. Además, no tiene nada malo. Si soy empresario, le aporto dinero con los políticos que tengan una visión similar a la mía como ocurrió con el Grupo Penta y la UDI, al contrario de la empresa SQM que dio dinero en forma transversal. Si esa así, entonces habría que poner una ley que castigue a los políticos de Izquierda por obedecer a los sindicatos para que la ley sea pareja. 
   Por su declaración se desprenden varias cosas. La primera, es que ella sabía de los negocios de su hijo y nuera en Machalí. Ahora bien, que Bachelet ha dicho que “me entere por la prensa”, es simplemente una burla. Ella nos está diciendo que Compagnon fue la que hizo los trámites para la adquisición de los terrenos cercanos a al proyecto minero Dominga. En segundo lugar, llama la atención que el Presidente de la República acusara a la prensa de poco acuciosa. Algo parecido a lo que ocurrió con la grabación que reprodujo la revista Que Pasa. Ella dijo: “No había ningún fundamento (para lo publicado) y no hicieron ningún esfuerzo para averiguar un poquito”. Esta vez el medio fue el diario La Tercera, quien a conocer que la hija menor y universitaria tuviese un terreno provoco lo que se llama en la jerga periodista ‘una bomba noticiosa’ En tercer lugar, se olvida que ella siendo un personaje público, la prensa tiene derecho a investigarla. En cuarto lugar, cae de cajón que el negocio que tenía la empresa Caval en Machalí no se hubiese podido hacer, si Bachelet no hubiese salido electa presidente. Después de todo, el hijo tuvo una conversación con el hombre más rico de Chile, Andrónico Luksic, por ser ‘hijo de’ para pedirle el préstamo de $6.500 millones. En quinto lugar, se deduce que Michelle Bachelet espera que el día de mañana el terreno se valorice, pues qué razón tendría en comprar un sitio en medio de la nada, ya que no es urbanizado. En sexto lugar, ella sabía del proyecto minero que fue rechazado. No es un sitio recreativo, sino industrial como esos lugares en venta que uno ve en la carretera 68 entre Viña del Mar y Santiago. En séptimo lugar, ella en el centro de meditación aprendió hacerse la tonta como dijo un forista en otro blog. 
   Al parecer los personajes de la Nueva Mayoría no se han dado cuenta que Chile cambio, encaminándose a Venezuela. Todas las cosas que puede hacer en sociedad capitalistas, los progresistas no lo pueden hacer. Por tanto ellos, no pueden lucrar, ni educar a sus hijos en colegios particulares pagados, ni atenderse en clínicas privadas, ni menos llevar la vida de burgués que dicen tanto despreciar. Sin embargo, lo hacen. El socialismo o comunismo consiste en que la nomenclatura de la coalición de Izquierda viven como verdaderos señores feudales, mientras a la plebe le llena de prohibiciones que ellos no tienen, tal como ocurrió en los países comunistas. 
    Casi me olvido. Llega a ser obscena la frase que dijo, cuando Bachelet firmó la nueva Ley de Partidos Políticos: “Dejamos el poder del dinero fuera de la política”. Peor aún, ese video en Youtube: “Usar delantal blanco en Chile es Grito y Plata!”. 
   La comunista y no médico Bachelet admiradora de la dictadura comunista de Cuba y de la ex RDA no sabe que Chile cambio, por lo que no puede darse gustos de burguesa.

Etiquetas: , , , ,

jueves, marzo 23, 2017

Un ministro de Hacienda populista

 Es un lugar común sostener que el actual ministro de Hacienda, el demócrata cristiano, Rodrigo Valdés lucha contra la marea populista al interior del gobierno de Michelle Bachelet. Primero por ser DC. Lo mismo decían del ex ministro de Interior, Jorge Burgos. Ambos iban a contener o detener la retroexcavadora e iban encauzar a la Nueva Mayoría a lo que fue la Concertación. Nada más falso. Segundo, por sus credenciales académicas. 
    Es una verdadera lucha de David contra Goliat, donde Rodrigo Valdés hace esfuerzos colosales para no arruinar el país. Lo más gracioso es que lo defienden empresarios y académicos como si fuese serio.
   El año pasado dijo la siguiente afirmación, digno de una cantinflada o del segmento ‘Los grandes pensadores’ del programa SQP, el cual era copia del programa argentino ‘Caiga quien caiga’: “Pensamos que este año nos conviene endeudarnos y protege el chanchito para tiempos complejos”. ¿Ahorramos o gastamos? 
   Luego agrego lo siguiente a propósito de que la oposición le critico que está “hipotecando el futuro de Chile”: “La deuda siempre es una carta para las generaciones futuras, por tanto, tenemos que súper cuidadosos con cuánto nos endeudamos. Este es un presupuesto responsable”. 
    El quiere hacernos creer que el gobierno cree en los privados, cuando no es así, pues el eje del Programa de Bachelet es que el Estado esté metido en la economía. Además, que desean cambiar el concepto de propiedad subordinado a la función social e eliminar el principio de subsidiariedad. 
      Rodrigo Valdés quiere que vengan inversionistas, sin embargo, a la vez defiende la Reforma Tributaria expropiatoria: “Otros países en la región están cortando gastos, básicamente porque sus ingresos están cayendo mucho. Nuestros ingresos están creciendo poco y por eso podemos gastar más, pero no tanto como quisiéremos, pero están creciendo. Y en buena parte eso es porque hicimos la Reforma Tributaria que nos va permitiendo allegar más recursos al estado” .
   He dicho que los políticos de la Nueva Mayoría se ríen de las personas, comenzando por el presidente de la República. Lisa y llanamente se burlan. En el verano me molesto ver que en la portada de la revista Capital apareciese el actual ministro de Hacienda dictando cátedra contra el populismo. La revista le puso el título “Moneda Dura”, como si en realidad lo fuese. En la entrevista misma, leemos en la parte superior de la página: “Tenemos un tema de arrebatos populistas que hay que contener”. Como si él fuese un dique o una represa que está impidiendo el gasto. 
   Según él: “Además, de la clase política, los empresarios, la elite están en “el debe””. No sé qué quiso decir. 
   Él culpa del populismo a algunos parlamentarios, a la ex dirigente de la anacrónica Central Unitaria de Trabajadores (CUT), la comunista Bárbara Figueroa, quien es estimada por Bachelet y fue partidaria de la última alza de sueldo de los empleados públicos. El gobierno no es populista.
   Asimismo, Valdés confiesa que él tiene la total confianza del presidente de la República, Michelle Bachelet. ¿Se habrá hecho el leso, cuando el presidente elogio al dictador comunista, Fidel Castro por su muerte? 
   Se ufana de que sacaron rápido la ley de capitalización de la empresa estatal Codelco, la cual tiene números rojos y la ley de la productividad. La llamada ‘capitalización’ significa que los privados vía impuesto van a financiar una empresa que no produce, y, por tanto, no genera ganancia. Es absurdo haber sacado la ley de la productividad, pues este año comenzó con un día más de feriado, esto es, el 2 de enero, a pesar de que el año pasado fue calificado por las autoridades como “El Año de la Productividad”. 
   Con todo, el país no creció. 
   Según él y los iluminados de la Nueva Mayoría, la Reforma Tributaria expropiatoria no iba afectar la economía. Según Bachelet, asesorada por el flamante ministro de Hacienda del MIT, el problema de la economía chilena tiene raíces externas, no internas. 
    La revista Capital trata muy bien al Ministro de Hacienda, pues la portada habla por sí sola, ya que el periodista da entender que con calificativo ‘Moneda Dura’, que él lo está haciendo bien. Es falso. No le cuestiona los bonos permanentes ni la propuesta populista de la gratuidad universal en la Educación Superior. 
  A decir verdad, no leo los periódicos ni veo los noticieros. De vez en cuando, veo los titulares. El año pasado me llamo la atención la editorial de El Mercurio de Santiago del 2 de octubre a raíz de presupuesto nacional para este año. Me llamo la atención, que Bachelet hiciese una cadena nacional para informarnos cuánto van a despilfarrar. ¿Era necesario hacer una cadena? Al parecer, siguió el modelo del gobierno de Sebastián Piñera, quien a cada rato hacia cadenas con el único propósito de figurar él. El diario de Cristián Edwards puso el siguiente título a lo que informo el gobierno: “La austeridad se impone”. Nada más falso, cuando lo hicieron el año pasado fue gastar, por ejemplo, en financiar un canal quebrado, las otras empresas estatales con números rojos, falsos exonerados, falsos torturados y en instituciones tan inútiles como el INDH y el Museo de la Memoria, entre otras cosas. Sería larga lista para nombrar el despilfarro gubernamental. El diario dice: “Según ha informado la Presidenta Bachelet, el presupuesto sería compatible con la regla fiscal vigente, que obliga a moderar he llamado “déficit fiscal”, algo que los clasificadores de riesgos y los inversionistas valoran mucho”. Desde que fue ministro de Hacienda en el primer gobierno de Bachelet, Andrés Velasco, no existe la regla fiscal. 
   Tanto el año pasado como a principios de este año, una agencia de riesgo calificó a Chile con la nota –AA, debido al alto endeudamiento del Estado que ha afectado a la economía. No quedo en nada la austeridad fiscal. El ministro de Hacienda quiere que los privados hagan lo suyo y, a la vez, como producto de la Reforma Tributaria, les quita recursos a ellos. 
   Ya el Banco interamericano del Desarrollo (BID) había prestado al país 130 millones de dólares en el 2015 para financiar la agenda de probidad. Sin embargo, de nuevo el gobierno a través de su ministro de Hacienda aprobó un nuevo contrató con el mismo banco por 100 millones de dólares en septiembre del año pasado para ejecutar la Agenda de Probidad y Transparencia en la Política y en los Negocios. Según Rodrigo Valdés, el nuevo préstamo permitirá “darle un ritmo rápido al avance de este conjunto de iniciativas, que necesitamos como país para separar los negocios de la política, dar mayor transparencia a la acción pública, elevar los estándares para la actuación del sector privado y generar confianzas”. Pretenden separar la política de los negocios, cuando se supo hace dos días, que Michelle Bachelet adquirió un terreno de cinco metros cuadrados a 12 kilómetros del proyecto Dominga, en la IV Región, para su hija. La compra lo hizo a través de su nuera. 
   Los únicos que no quieren admitir que este gobierno no es populista, están dentro del país y se encuentra en la mal llamada oposición socialdemócrata de derecha, que aún cree todavía no estamos en la vorágine populista. La ‘Nación’ de Argentina califico el segundo gobierno de Bachelet ‘de populismo tardío’. 
   El gasto público ha llegado al 24% del PIB y según los peores vaticinios va seguir aumentado. 
    Sin embargo, podemos dormir tranquilos, ya que el ministro de Hacienda con un doctorado en el MIT e investigador del think tank de la Democracia Cristiana, Cieplan, está haciendo su trabajo. Èl con su postura Zen contendrá los arrebatos populistas del gobierno, mientras gasta y gasta.

Etiquetas: , , , , ,

domingo, marzo 12, 2017

Perdieron la humanidad



 Voy a continuar hablando del Instituto Nacional de los Derechos Humanos (INDH) a raíz del fallecimiento del sargento 1º de Carabineros Gustavo Muñoz Albornoz, quien murió esposado en el Hospital Institucional. 
   Primero hay aclarar dos cosas. Una es el actuar del INDH y otra cosa es el actuar del gobierno. Vamos por lo segundo. Por lo que leí, él fue uno de los presos que a fines del año pasado, más específicamente, en Navidad pidieron perdón. Fue muy comentado ese perdón, ya que como sabemos la Izquierda jamás ha perdido perdón por daño que le ha hecho el país, desde mediados de la década del sesenta del siglo pasado, cuando opto la violencia y la vía armada matando a civiles y militares. La Izquierda para tiene todo un pretexto o una justificación, cosa que nos niegan a nosotros, los que estamos en la otra vereda o trinchera, según la visión que se quiera dar. El uso de la violencia, por ejemplo, estaba justificado por la Guerra Fría con el objetivo de imponer una dictadura comunista en el país y después por la existencia del Gobierno Militar supuestamente para traernos la democracia; los mismos que elogiaron al dictador comunista a Fidel Castro con su sistema político, económico y social, cuando murió el año pasado. La violencia siempre es ilegitima. Ante el uso de la violencia por parte de una persona o grupo, uno tiene derecho a defenderse usando la fuerza. La Izquierda, desde los noventa y en diversas instancias como, por ejemplo, la Mesa de Diálogo, lo único que ha querido es quitarle legitimidad al uso de la fuerza.
   Leo que el sargento 1º de Carabinero pidió tres veces el indulto presidencial al Gobierno, y éste se los negó. Los políticos de la ex derecha les debiera dar vergüenza haber apoyado los diversos indultos que hizo la ex Concertación a los terroristas todo por la paz o por ‘la paz social’, pues si no indultaba a los grupos violentos que estaba en las cárceles, entonces, le costaría a vida al primer presidente de la Concertación. En el país no hay paz. La negación del indulto es un ejemplo y la existencia del Penal de Punta Peuco. Me acordé que mientras escribí el post anterior sobre el Instituto Nacional de los Derechos Humanos, me encontré con unas palabras que hizo la ex directora del INDH, Lorena Fríes, quien, actualmente, ocupa la subsecretaría de los Derechos Humanos. El año pasado ella dijo : “En algún minuto hay que debatir sobre un indulto general en casos de DD.HH.”. Al parecer la subsecretaria no hizo ninguna gestión al respecto del sargento Gustavo Muñoz. Hay que aclarar una cosa. Los así llamados ‘casos de DD.HH’ se refiere únicamente y exclusivamente a los militares, pues como sabemos que los terroristas que en el pasado mataron a civiles y militares no violaron los derechos humanos, ya que no eran agentes del Estado. También una afirmación que es para la risa: “Lo peor que nos puede pasar a los defensores de los DD.HH. es perder la humanidad”. Según mi modesta opinión, hace tiempo que perdieron la humanidad. Actúan como los reptiles. Otra aclaración más. La Izquierda ha usado como un Caballo de Troya los derechos humanos, cuando los pisotea abiertamente. Lo peor es que la gente de nuestro les cree cuento que ellos son expertos o una autoridad en esas materias. No son expertos ni son autoridad. En estos veintiséis años, desde que La Alegría llego han sido incapaces tanto los académicos, ya sea de universidades o think tank y los políticos de cuestionar, de poner en duda. Y algunos de los think tank avalan la tesis del secuestro permanente como el actual director del Instituto Libertad y Desarrollo, Luis Larraín, y otros, como el director de la Fundación para el Progreso, Alex Kaiser repiten el relato de los militares y las víctimas.  
  ¿Acaso necesitamos, por ejemplo, una visita en terreno a Punta Peuco por parte de los payasos que conforman el consejo del Instituto Nacional de los Derechos Humanos, que han ido de turistas dos veces a La Araucanía para investigar ‘las causas’ de la violencia y que ahora se encuentran visitando los centros del Servicio Nacional de Menores a raíz de las muertes de niños acontecida allí?
  La muerte del sargento 1º de Carabineros engrillado nos indica que la nueva subsecretaría de los Derechos Humanos está de más y es innecesaria. El abogado del militar fallecido dijo por televisión que intento comunicarse con el actual director del INDH. Éste simplemente se limito a decir que todos los presos tenían el derecho que le correspondía. Con todo, no presentaron en terreno como lo hicieron con la comunera engrillada. Por tanto, el INDH hay que cerrarlo, pues no está cumpliendo su función y trata igual a todas las personas. 
 Hace tiempo escribí un post titulado ‘Hombres mediocres, soluciones mediocres’ por la solución que ofrecían varios políticos y religiosos a los presos ancianos de ese penal. El salvavidas de plomo que ofrecían ellos, cuando tenga una enfermedad terminal o alguna enfermedad grave, allí saldrían libres. Una solución mediocre, ya que se les niega la igualdad ante ley. El actual ministro de Justicia, Jaime Campos propuso el año pasado, que los enfermos terminales o con enfermedades graves tuviesen un trato humanitario, esto es, que tuviesen arresto domiciliario, incluso los del penal de Punta Peuco, quienes son catalogados como “condenados por violaciones gravísimas a los derechos humanos”. Las organizaciones de los derechos humanos que son de Izquierda se opusieron. 
   Como hizo ver el profesor de Derecho de la Universidad de los Andes, Hernán Corral en su columna “Un mínimo humanidad”: “Resulta desconcertante, por ello, que quienes festejaban el aniversario de la Declaración Universal con frases como "los derechos humanos son de todos", luego se mostraran abiertamente contrarios a la propuesta del ministro de Justicia, aduciendo los más diversos argumentos”. El señor Corral cree que son autoridad los representantes de los organismos de derechos humanos. Tanto el señor Campos como el profesor de la Universidad de los Andes son mediocres. Los Derechos Humanos como lo plantea la Izquierda no son para todos. No hay que ser abogado para saberlo. 
  El preso político, el Brigadier Miguel Krassnoff, quien se enfrentó al líder y fundador del grupo terrorista Mir, Miguel Enríquez ha dicho en una entrevista, que él no se considera violador de los derechos humanos, ni torturador, ni asesino como los retrata. Si queremos defender la dignidad de los presos de Punta Peuco, hay que quitarle el estigma de ‘violador de los derechos humanos’. Los violadores de los derechos humanos están en el actual Gobierno y en la coalición de la Nueva Mayoría. Y en lo cómplices pasivos de la centro derecha, partiendo por el actual candidato de ese sector, el empresario Sebastián Piñera y su equipo. Es lamentable que el abogado y profesor Corral en la mencionada columna haga un defensa tan pobre. 
   En efecto, las organizaciones de los derechos aducen, según él, que los presos militares están condenados por delitos de lesa humanidad. Por tanto, no es aplicable la prescripción ni la amnistía, que por cierto, está vigente para la Izquierda. Él debió haber puesto que dicha organizaciones están equivocadas, ya que la ley que castiga esos delitos no es retroactiva. En consecuencia, los tribunales de justicia han actuado fuera de la ley. Es deplorable que el abogado no defienda la Ley de Amnistía de 1978, ni menos que ayude a quitarle el estigma de ‘violadores de los derechos humano’. 
   Mientras buscaba información para el post, el profesor Corral entre los años 1985 y 1986 fue, pues, abogado del departamento jurídico de la Subsecretaría de Guerra del Ministerio de Defensa. O sea, trabajo durante el Gobierno Militar. 
   El doble estándar de la Izquierda aparece a cada rato en el tema de los derechos. De hecho, son bipolares. Un familiar se molesto hace tiempo cuando dije que Bachelet era bipolar, pues era un insulto. Al contrario, no es eso. Es la pura verdad. Evidentemente no es sólo ella. En efecto, el año pasado Michelle Bachelet se indignó, cuando supo que la comunera mapuche, Lorenza Cayuhan dio luz engrillada: "Con dolor y vergüenza es que hemos visto que en ocasiones las instituciones chilenas no han estado a la altura, como ocurrió con Cayuhan, que denunció una situación humillante. Hemos pedido que esta denuncia sea investigada en profundidad, para asegurar que nadie asuma situaciones humillantes o vejatorias". 
   Sin embargo, no es humillante ni vejatorio de que los ancianos presos de Punta Peuco vayan engrillados a los hospitales institucionales o que como el sargento Gustavo Muñoz mueran engrillados. En esa oportunidad, Bachelet pidió una investigación y sancionar a los responsables. En el caso del sargento de Carabineros habría que sancionar partiendo desde el Presidente de la República, la subsecretaria de los Derechos Humanos y el ministro de Justicia, pues citando a la propia Bachelet: “En ocasiones las instituciones no han estado a la altura”. Cae de cajón, que es el Gobierno, quien no ha estado a altura. 
   El trato que recibió el sargento de Carabineros es una muestra elocuente que los ex partidarios de la Unidad Popular son malditos. Por eso hace tiempo los denomine la Generación Maldita. Es lo peor que ha producido Chile en su vida independiente. 
    John Adams, Padre de la Fundación de los Estados Unidos escribió en 1816 sobre la Orden de los Jesuitas las siguientes palabras: “Como enjambres de ellos, adoptando todas las formas que sólo el rey de los gitanos puede asumir, vestidos como pintores, publicistas, escritores y profesores, si ha habido sobre la Tierra una sociedad de hombres que merecieron la condena eterna sobre la Tierra y el Infierno, esa es sin duda la Sociedad de Loyola”. De esas palabras me quedo “si ha habido sobre la Tierra una sociedad de hombres que merecieron la condena eterna sobre la Tierra y el Infierno”. Los que merecen una condena eterna, además, de los jesuitas son personas de la ex Concertación y de la actual Nueva Mayoría; a ex mirista y ex comunista que se pasaron a la derecha y luego a Piñera, que pavoneándose se liberal jamás han defendido el mismo trato que recibieron los terroristas; a los partidarios de la ex UP y los ‘humanistas cristianos’ de la Democracia Cristiana que no tiene nada humanistas ni cristianos que su por su falta de humanidad hacia los presos de Punta Peuco. Y casi me olvido de los humanitarios representantes de los derechos de Izquierda que le niegan la sal y el aceite a los ancianos presos de Punta Peuco. Al mismo lugar que los jesuitas. 
   Lo único aceptable, decente, justo y correcto es que los ancianos de Punta Peuco estén libres ahora y que reciban el mismo trato que los terroristas amnistiados e indultados. Cualquier otra solución es una muestra de falta de humanidad.

Etiquetas: , , , , , , , , ,

martes, febrero 28, 2017

Es Lorena Fríes y el INDH


  El año pasado, el ingeniero comercial, Andrés Montero escribió en el sitio El Pulso el artículo Lorena Fríes, no divida el país. En primer lugar nos revela, que el ex directora del Instituto Nacional de los Derechos Humanos (INDH) y actual subsecretaria de los derechos humanos del segundo gobierno de Bachelet, es una ciudadana suiza, que pese de venir de una familia acomodada estudió con crédito fiscal. Militante del Partido Socialista. Y que en ex cargo del mencionado Instituto recibía un sueldo de siete millones de pesos. 
   En segundo lugar, nos muestra que el Lorena Fríes tuvo un accionar sesgado, pues siempre se centro en criticar cómo actuaba Carabineros de Chile. Eso lo sabemos. Los malos para el INDH siempre serán los agentes del Estado, en este caso la policía uniformada. El ingeniero señala que carabineros es una de las instituciones respetadas por la mayoría de los chilenos, salvo por la Izquierda. Él señala una cosa importante que no se tomo en cuenta cuando se creo esa nefasta institución, a saber, que si el INDH acusa a Carabineros, éstos no pueden defenderse, ya que no son deliberantes. Así es fácil acusar a alguien que trabaja para las Fuerzas Armadas y de Orden. Desde luego, que sabemos si trata de un pirómano, un asesino o un agitador social que emplea conscientemente la violencia, no los va acusar. Andrés Montero dice lo mismo que quienes nos oponemos al Instituto Nacional de los Derechos Humanos: “En las ciudades, víctimas de la delincuencia, el INDH ha sido siempre más defensor de los derechos de los delincuentes que de las víctimas, sensación compartida por la mayoría de la población”. Más aún, van procurar que el criminal tenga el debido proceso, cosa que le ha negado a los militares presos en el gulag de Punta Peuco.
   Luego dice que Fríes se ha convertido en una persona non grata de nuevo para la mayoría de los chilenos. Valga la redundancia. Él dice al respecto: “No la quiere ni un carabinero en Chile. La gente del campo, sobre todo de la Araucanía, ha sido testigo de un discurso parcial del INDH -solo morigerado en los últimos días-, en especial en lo referido a ocupaciones ilegales y violentas dirigidas muchas veces por extranjeros y amparadas o justificadas por la izquierda”. Por cierto, él reconocer la labor liberado de las Fuerzas Armadas. Tenemos libertad, no gracias a los políticos, sino gracias a los militares: “Como estamos en un país libre, gracias a nuestras FFAA y de Orden, si usted no desea cambiar de residencia a otro país, podría entrar de lleno en la política y postular a algún cargo de elección popular, pero por favor no divida más a Chile desde el INDH”. 
   A propósito de La Araucanía, el año pasado el INDH viajo a esa región con un grupo grande personas, entre los cuales se encontraba el hijo del ex presidente Demócrata Cristiano, Patricio Aylwin, José Aylwin, quien, además es consejero de esa institución. Ese hijo con un historiador de Izquierda son los responsables del actual conflicto que hay allá o de la violencia, pues propusieron que cualquiera persona de ascendencia mapuche podía reclamar tierras, violando el derecho de propiedad. Según el sesudo informe del INDH, el conflicto que hay es un problema cultural. Es falso. Hasta el año 1990, todos éramos chilenos, luego la ex Concertación se dedico a crear ghettos. En otras palabras, a dividir. Lo más divertido en que enfatizaba que debía haber una presencia más fuerte del Estado. Estoy seguro que cuando se refería a esto último, no era por la presencia de Carabineros: “Conflicto Intercultural: Una Aproximación desde el Testimonio de Propietarios y Agricultores no Indígenas de La Araucanía” . Sin embargo, el INDH había sacado otro informe titulado “Estado de Chile y Pueblo Mapuche: Análisis de Tendencias en Materia de Violencia Estatal en la Región de La Araucanía”. En el primer encuentro con esa institución con la Multigremial de La Araucanía, que se realizo en mayo, donde estuvo Lorena Fríes , ella dijo: “Nosotros lo hemos planteado y hoy lo hemos escuchado también en los distintos actores que han venido. Hemos dicho que el Estado le ha fallado a estos territorios y le ha fallado tanto al pueblo mapuche como también a aquellas personas no mapuche que se han visto afectadas por actos de violencia”. Antes había dicho lo siguiente: “La voluntad está en poder contribuir a que se supere la situación de violencia”. Como si hubiese voluntad política de superar la violencia provocada por un grupo minoritario. 
   Después hubo otro encuentro en octubre, donde la Multigremial de esa región emplazo al nuevo director del Instituto Nacional de los Derechos Humanos, que se pronunciara sobre la violencia sobre la violencia de los terroristas y no de los agentes del Estado, como dijo el presidente de la Multigremial, Angélica Tupper : “Me gustaría que el Instituto Nacional de Derechos Humanos se acercara a hablar con la familia que fue víctima esta semana de un ataque terrorista en Vilcún, porque nuevamente se vulneró el Estado de Derecho en la región”. Le piden peras al olmo, pues sólo hay terrorismo, cuando a los afectados les llaga un paquete con bomba a la casa como le ocurrió a un socialista. 
    Igualmente, el dirigente de los Camioneros de esa región, José Villagrán, quien acuso al INDH de no acercarse a ellos: “Hasta la fecha ese instituto jamás se había interesado en conversar con nuestro gremio, tomando en cuenta que ya llevamos 196 camiones quemados, es decir 196 choferes que les ha violado el derecho a trabajar en paz”. Para la Izquierda, no considera la libertad, la vida y propiedad como derechos humanos, pues los tres son conocidos derechos de primera generación. Sin la propiedad no tenemos derecha a la vida y a la libertad. Por tanto, al INDH no le importa que le quemen los camiones, casas o u otros bienes. 
   El escritor Julio Bazán Álvarez y el historiador Sergio Villalobos han mostrado que no existe una tal cosa ‘pueblo mapuche’. Nótese que habla solamente de la violencia estatal, como si no existiera los grupo armados privados o terroristas que usan las consignas mapuches, aun cuando la mayoría sean extranjeros o huincas. Ésta última palabra se refiere a los descendientes de los españoles. Al INDH no le importa que quemen maquinaria, que entren a una propiedad privada, pues si los desalojan se estaría usando la violencia estatal. En la Araucanía no hay un conflicto cultural, pues hasta 1990 las personas que vivían esa región, incluyendo a los mapuches se los consideraban chilenos. Las tierras que les regala el Estado, luego las vende y se compran una 4x4. ¿Alguien va a tomar en serio los informes del INDH? 
   Por las mismas razones, que el INDH no se querella contra los terroristas en La Araucanía, tampoco lo hizo, por ejemplo, cuando murió un guardia quemado en Valparaíso producto de una molotov que lanzo un estudiante al edificio donde laboran los concejales. Lorena Fríes solamente dijo: “Quiero expresar mi más enérgico y rotundo rechazo a los actos violentos que hemos visto en Valparaíso. Nos parece lamentable que haya personas que bajo el pretexto de manifestarse públicamente cometan actos delictivos, esta vez con consecuencias trágicas como la muerte de un trabajador”.  Si hubiese sido un uniformado, lo hubiera se habría querellado. 
   Ahora bien, Lorena Fríes siendo ahora subsecretaria de Derechos Humanos dijo la siguiente declaración de lo más sesgada y falsa: “En Chile de hoy no se tortura, pero no de forma sistemática e institucionalizada como bajo en dictadura”. Para los zurdos todo empieza con el Gobierno Militar y en Unidad Popular no ocurrió nada. El Acuerdo de la Cámara de Diputados de Agosto de 1973 acusa el gobierno de Salvador Allende de flagelación y tortura. Antes había dicho “queda mucho por hacer por el problema de tortura, tanto en relación con el pasado que el presente”. El hombre más torturado en democracia y bajo el actual gobierno ha sido, pues, el Mayor del Ejército Álvaro Corvalán, que por seis meses estuvo en una celda aislamiento sólo porque le encontraron pertenencias personales.
  Asimismo, en esa entrevista ella menciona los tópicos típicos de la Izquierda: conflicto en la región de La Araucanía, deuda la histórica con el pueblo mapuche, el concepto de la memoria para recordar lo que le conviene a ese sector y de las llamadas ‘violaciones a los derechos humanos’, que por cierto no lo comenten los terroristas. Ella a igual que Bachelet y  la comisión para esa región  propone "establecer un diálogo sin barreras con todos los actores". ¿Qué diálogo se van entablar con unos matones, delincuentes y terroristas que son apoyados por el Gobierno de Bachelet?
   Sobre los derechos humanos dice una doble mentira, a sabiendas que ella fue la promociono la ley que castiga el crimen de lesa humanidad o genocidio, pues la ley que entro en vigor que condena esos delitos no es retroactiva: "La Justicia ha consolidado la jurisprudencia sobre lo que pasó en Chile, que fueron crímenes de lesa humanidad. Hoy día estamos cumpliendo con los estándares internacionales, pero necesitamos más verdad, saber qué sucedió con los detenidos desaparecidos". Primero, ergo, no puede acusar a los militares de crímenes de lesa humanidad. Segundo, aquí no hubo genocidio contra un grupo desarmado, aun habiendo esa ley. Tercero, no les interesa la verdad, pues un columnista de derecha escribió que la Izquierda dura jamás dirá que muchos de los detenidos desaparecidos murieron en las guerras civiles de Nicaragua y el Salvador. Según el Informe Rettig, un mirista supuestamente desaparecido estaba viviendo en Nueva York. Recientemente, supe de un caso que otro desaparecido estaba viviendo en el Perú, mientras al militar lo procesaban o condenaban por tener esa tipo secuestrado. Después de todo, pese a la caída de Allende gran parte de la Izquierda la Unidad Popular siguió con su cruzada de expandir el comunismo. Y eso significaba ir matar a otros lados como en los países centroamericanos.
   Por las palabras citadas de Lorena Fríes siendo subsecretaria de los Derechos Humanos, se desprende que mientras estuvo en la jefatura del INDH no le importo que un grupo humano se le aplicara la Ley de Amnistía, mientras a otro, no, vulnerando la igualdad ante ley. Un principio básico de una sociedad civilizada. Ni muchos menos que el año pasado, el Gobierno de Bachelet liberara a unos setecientos o más presos por diversos delitos, unos más graves que otros, y que excluyera a los ancianos presos en el gulag de Punta Peuco, como si fuesen un peligro para la sociedad. Y muchos de ellos con las dolencias y enfermedades propias de su edad. O que el único con al alzheimer en el país se encuentra en ese penal. En cualquier país civilizado la prevaricación de los jueces es delito que se castiga. El INDH se hace el leso. Estoy seguro que el juez que lo condeno, lo juzgo con esa enfermedad. Conozco a un caso de un marinero que para el 11 de septiembre estaba en el Hospital Naval, donde llevaron al terrorista sacerdote ingles Woodward. Al marinero ya retirado lo estaban procesando por ‘haber estado ahí’ y con alzheimer. Así de serio son los jueces llamados de ‘derechos humanos’.
   El INDH encarna la manera en la Izquierda pretende desarmar a la sociedad y negare el derecho de defenderse, ya sea una persona o de un grupo. Por eso, insisten tanto en el diálogo. Una de las peores públicas, además, del Transantiago y otras reformas de la ex Concertación.

Etiquetas: , , ,